Cómo respiran las plantas

Como todos los seres vivos, las plantas realizan el proceso de respiración. La respiración aporta, tanto para los organismo aeróbicos como los anaeróbicos, energía para alimentarse y desarrollarse durante si vida. Las plantas, por su lado, emplean el oxígeno que absorben del medio ambiente para generar la energía que precisan y así poder crear su comestible.

Te has preguntado, ¿de qué forma respiran las plantas?, ¿quizás lo hacen igual que el resto criaturas en el planeta?, ¿es el oxígeno el único elemento que precisan las plantas para vivir? En Sabioz, te damos las contestaciones a esas interrogantes y te explicamos con detalle de qué forma respiran las plantas, ahora.

Cómo y por dónde respiran las plantas

Lo primero que hay que entender es que la respiración vegetal no es igual a la respiración de las otras especies vivas en el planeta, por poner un ejemplo, como la de los mamíferos y otros animales. La forma en que las plantas captan el oxígeno tiene diferencias marcadas y se deben presentar condiciones específicas para que el proceso se haga.

Así pues, que las plantas, mediante la respiración, que no es igual a la fotosíntesis, consiguen la energía esencial para desarrollarse y poder vivir. El proceso sucede gracias a los estomas de las plantas.

Para entender mejor de qué trata la respiración de las plantas, ahora, te presentaremos de qué forma, por dónde y en qué momento respiran las plantas.

Cómo respiran las plantas

Como ya habíamos citado, la respiración vegetal es un proceso singular, único en las plantas que, como en casi todos los seres vivos del planeta, aporta oxígeno esencial para vivir, pero para los vegetales además añade energía vital para realizar otros ciclos como la fotosíntesis. Básicamente se trata de absorber el oxígeno del medio ambiente y, haciendo empleo de sus reservas de hidratos de carbono, expulsar dióxido de carbono así como vapor.

Con lo antes citado damos a entender que la respiración de las plantas es un proceso contrario al de la fotosíntesis. Por su parte, este ciclo acarrea un gasto socorrer, en tanto que al realizar la respiración las especies vegetales transpiran y en consecuencia, se desecan. Cuando una planta no tiene suficiente agua en su organismo, cierra sus estomas para evitar agotar sus reservas y esto además obstruye que se haga la fotosíntesis.

Por dónde respiran las plantas

Las plantas realizan el ciclo de respiración vegetal o celular, mediante los citados estomas. Los estomas son, simplemente, enanas aberturas o bien agujeros que tienen las hojas. En los tallos además se encuentra una célula similar al estoma, pero esta se le conoce como lenticelas.

Estas segmentaciones de las plantas, desperdigadas por todo el tejido verde, son las responsables de absorber los gases del medio ambiente y además de expulsarlos, haciendo tras funciones diferentes, la de fotosíntesis, la de respiración celular y la transpiración. A su vez, los estomas y las lenticelas son parte del aparato estomático, así como el resto de la epidermis de las especies vegetales. Es allá donde se acumulan los gases como el dióxido de carbono y el oxígeno.

En este otro artículo de Sabioz te mostramos las Partes de una planta.

Cuándo respiran las plantas

Es sabido que el proceso de fotosíntesis que hacen las plantas sucede durante el día. Es como, el ciclo de respiración vegetal o celular es realizado durante la noche. Este es el momento en que las plantas absorben el oxígeno para conseguir la energía que tanto precisan para realizar la fotosíntesis durante el día, la como se realiza mediante la clorofila que se encuentra en las hojas.

Qué es la fotosíntesis de las plantas

La función clorofílica o fotosíntesis de las plantas es el ciclo por el como la especies vegetales, acuáticas y terrestres se alimentan y desarrollan. Básicamente, este proceso deja que la planta transforme la materia inorgánica en orgánica mediante la absorción de la energía solar, y el dióxido de carbono, mediante la clorofila que se encuentra en los cloroplastos de las hojas. Las plantas retienen la energía lumínica y la transforman en energía química que se guarda en las moléculas de adeonsín trifosfato (ATP). Posterior a ello, el poder del ATP hace que esta energía química se sintetice en hidratos de carbono.

El proceso completo de la fotosíntesis de las plantas comienza de la próxima forma:

  • Todo comienza con la absorción de agua y minerales por un lado de las raíces de las plantas.
  • Luego, estos componentes viajan por todo el organismo de las especies vegetales, pasando por el tallo y hasta llegar a las hojas.
  • Una vez allá, y con las condiciones recomendables, estos compuestos forman una parte de la fotosíntesis, la como atrapa la luz del Sol mediante las hojas y, así como el dióxido de carbono, se convierte en lo que lleva por nombre como savia elaborada.
  • Como paso final, los vegetales expulsan oxígeno, vital para el resto de los seres vivos y para el ciclo de respiración de las plantas.
  • Qué precisan las plantas para vivir

    Las plantas, como cualquier ser vivo en el planeta precisan de los mismos elementos básicos: la luz solar, el agua, el oxígeno y la tierra, pero además de esto las especies vegetales particularmente además precisan dióxido de carbono. Cada uno de estos elementos es de máxima relevancia para que las plantas puedan crecer, desarrollarse y vivir; sin alguno de ellos hay altas probabilidades de fenecer o nunca desarrollarse.

    A continuación, repasamos determinados de los elementos que precisan las plantas para vivir:

    • Luz solar: igual que las personas precisan comestibles para crear energía, las plantas además emplean la luz solar para generar su comestible, esto es, la savia elaborada, mediante la fotosíntesis.
    • El agua: es uno de los elementos imprescindibles que precisan las plantas para vivir. Sin ella no podrían germinar o se secarían en su desarrollo. El agua es uno de los componentes principales en el ciclo de respiración vegetal y de fotosíntesis. En dichos procesos las plantas expulsan vapor.
    • La tierra: además llamada como sustrato ayuda directamente a que la planta pueda crecer. Este elemento aporta los nutrientes y minerales que cualquier especie vegetal precisa para desarrollarse; por poner un ejemplo, el fósforo, el ázoe, el potasio, el calcio, el hierro, el cinc, entre otros…
    • Oxígeno: El oxígeno es imprescindible para las plantas. Sin él, no podrían sobrevivir por mucho tiempo, en tanto que este es uno de los principales generadores de energía de las especies vegetales y lo consiguen mediante la respiración celular.
    • Dióxido de carbono: es uno de los componentes directos que intervine en el proceso de la fotosíntesis. Este es absorbido del medio ambiente en su estado gaseoso por las plantas. Este gas, así como la luz solar, son los ingredientes principales para la generación de la savia elaborada, esto es, el comestible de las plantas.

    Amplía la información sobre las plantas con este otro artículo sobre Cómo se reproducen las plantas.

    Si quieres leer más artículos similares a Cómo respiran las plantas, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Formación.

    Deja un comentario