Cómo saber qué normativa Euro cumple mi vehículo

Cómo saber qué normativa Euro cumple mi coche

Debido a la polución que genera el tráfico rodado, cada vez son más los intentos que se realizan para contrarrestar sus efectos de todas las formas posibles. Una de estas formas consiste en legislar para cerciorarse de que los automóviles de nueva fabricación cumplen con los estándares considerados como precisos para que se reduzca la polución por su empleo. En este contexto, uno de los marcos normativos más esenciales, al menos en la Unión Europea, son las normativas Euro que regulan el género de polución que genera o deja de generar un vehículo fabricado y vendido en este territorio. De hecho, dependiendo del género de normativa que cumpla cada vehículo, nos podemos hallar con turismos que pueden circular por algunos espacios, en ciertas circunstancias y otros que no. Si te preguntas de qué forma saber qué normativa Euro cumple mi vehículo, sigue leyendo Sabioz y te asistimos a solucionar el inconveniente.

Qué son las normativas Euro en los automóviles

Se llamada de forma popular como normativa Euro a la normativa de la Unión Europea que se ocupa de regular y clasificar las características particulares relativas a la polución producida por un vehículo a motor.

En este sentido, estas normativas han ido endureciéndose conforme han ido transcurriendo los años con la meta de reducir el impacto de las emisiones de gases contaminantes y de efecto invernadero a la atmosfera y, hoy día, podemos hallar diferentes reglas Euro y que se aplican en situaciones diferentes conforme las características particulares del vehículo, como por ejemplo si se trata de un vehículo turismo o un vehículo industrial, como de si se trata de un vehículo que marcha con gasolina o con diésel.

Cómo saber la normativa Euro que cumple mi vehículo

Respondiendo a tu duda principal, la principal forma que te invitamos a sobre de qué forma saber qué normativa Euro cumple mi vehículo es tomando como referencia el año de fabricación, en tanto que, la normativa Euro, se aplica siempre y en toda circunstancia con carácter presente y no retroactivo. Es decir, un vehículo que tenga una normativa Euro vieja podrá proseguirse circulando sin inconvenientes, pero un vehículo de nueva fabricación siempre y en toda circunstancia deberá adecuarse a la normativa Euro más actualizada que esté en vigor. De este modo, conforme el año de fabricación, podremos hacernos una idea del género de normativa al que pertenece un vehículo.

De este modo, podemos tomar como referencia la próxima tabla cuando se trate de turismos turismos:

  • Euro 1: julio de 1992
  • Euro 2: enero de 1996
  • Euro 3: enero de 2000
  • Euro 4: enero de 2005
  • Euro 5: septiembre de 2009
  • Euro 6: septiembre de 2014

Uno de los aspectos más esenciales que debemos tener en cuenta en el momento de querer una normativa o bien otra es la diferencia que establecen entre automóviles de gasolina o de diésel. Aunque, como podemos ver en la tabla precedente, las normativas se aplican al tiempo para todos los turismos, indiferentemente del género de comburente que empleen, es esencial saber que existen diferencias entre uno y otro.

De este modo, una misma normativa hace distinción entre la cantidad de gases que puede generar un turismo dependiendo de si se trata de un gasolina o un diésel. Por ejemplo si tomamos como referencia la regla Euro 6 de septiembre de 2014, vamos a ver que la cantidad de monóxido de carbono (CO) que puede generar un vehículo diésel es de solo 0,50 g/km, al paso que que en el caso de los automóviles a gasolina, con esta regla, podrían llegar a generar hasta 1,0 g/km, esto es, el doble.

Cómo saber qué normativa Euro cumple mi coche - Cómo saber la normativa Euro que cumple mi coche

Por qué son esenciales las reglas europeas para la reducción de gases contaminantes

Hay que tener en cuenta que este género de reglas fuerza a los fabricantes a hacer automóviles sensiblemente más respetuosos con el medio ambiente y con la propia salud humana. Las emisiones contaminantes de los automóviles de gasolina y diésel no solo afectan de forma negativa al cambio climático al formar gases de efecto invernadero. Sino que además están relacionadas con multitud de enfermedades crónicas que pueden ir desde el asma a algunos de los cánceres más peligrosos, como pueden ser los de pulmón o los de laringe. Por este motivo, es esencial que la regulación y el desarrollo de los automóviles tienda a una reducción de la emisión de este género de gases perjudiciales y enormemente perjudiciales.

Aunque el gas más conocido de todos en el momento de promover el efecto invernadero es el dióxido de carbono (CO2), los automóviles a motor emiten considerablemente más gases que el simple dióxido de carbono. De hecho, algunos de los más perjudiciales y que son regulados por las distintas normativas Euro son los óxidos de ázoe (NOx) y el monóxido de carbono (CO). Además, las reglas europeas además regulan las emisiones de los gases hidrocarburos (HC), con lo que, como se puede ver, se trata de una normativa bastante completa y estricta en este sentido.

Aprende más sobre este inconveniente ambiental con este otro artículo de Sabioz sobre Consecuencias de la polución para la salud.

Cómo saber qué normativa Euro cumple mi coche - Por qué son importantes las normas europeas para la reducción de gases contaminantes

Si quieres leer más artículos similares a Cómo saber qué normativa Euro cumple mi vehículo, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Coches.

Deja un comentario