Saltar al contenido

Cómo saber si mi can está desecado

15 septiembre, 2022
Cómo saber si mi perro está deshidratado

Así como en el caso de los humanos, la deshidratación en las mascotas resulta peligrosísima, poniendo bajo riesgo su salud y su vida si no es atendida a tiempo. Pero a muchas personas les cuesta saber si su can está desecado, por eso en Sabioz.com te explicamos cuáles son las señales principales de este estado y qué hacer para proteger la salud de tu animal.

Pasos a proseguirse:

La mascota puede resultar deshidratada debido a que no ingiere suficiente líquido o a que alguna condición le ha hecho perder más agua de la que ha tomado. Los vómitos o la diarrea habitúan a ser enfermedades que hacen que nuestro can pierda demasiado líquido. Al mismo tiempo durante los meses de más calor nuestra mascota debe aumentar la ingesta de agua, de lo opuesto corre el riesgo de sufrir de deshidratación.

Una señal indudable de que tu can está desecado se oculta en su piel. Un buen consumo de agua hace que la misma sea flexible, por eso toma un tanto de piel de tu can ubicada cerca de su hombro, o en la parte baja de la cervical, y realiza un pliegue. En mascotas hidratadas la piel vuelve enseguida a la normalidad, pero si a tu can le falta agua la piel retardará un tanto más en volver a su situación normal, señalando que le falta elasticidad y por ende líquido.

Cuando tu animal luce adormecido, le cuesta correr o caminar y no está muy activo, resulta conveniente tocar su nariz, si está seca probablemente tenga un cuadro de deshidratación.

Para asegurarte puedes comprobar además de esto sus encías, si no lucen húmedas sino resecas, y a su lengua también le falta humedad, el can está desecado.

Ante un caso de deshidratación lo más esencial es que tu can recupere el líquido y los minerales que ha perdido. Intenta darle agua, pero suminístrala poquito a poco para evitar que devuelva. Muchas veces tras episodios de diarreas y vómitos los perros se resisten a ingerir cualquier cosa, en un caso de esta forma puedes regentar el líquido con una jeringa sin aguja de forma muy frecuente durante el día.

Otra buena alternativa es darle un caldo de pollo o de carne ligero, que contiene vitaminas, minerales y además de esto le ayudará a hidratarse. El olor puede hacer que el animal se sienta estimulado a tomarlo de forma más fácil.

Por último hay una alternativa fácil y segura: el suero líquido para bebés, que es capaz para perros. Éste es singularmente útil si el animal ha presentado muchos vómitos y diarrea. Sin embargo antes de hacerlo puedes consultar a tu veterinario para que te aconseje la marca más recomendable.

Si ante todas estas alternativas tu can sigue sin consumir líquidos y luce poco a poco más apático y enfermo, debes llevarlo con urgencia al veterinario. Es muy esencial que el animal recobré los líquidos perdidos o su salud estará bajo riesgo.

Si quieres leer más artículos similares a Cómo saber si mi can está desecado, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Mascotas.

Productos relacionados