Cómo sanar el resfriado con cebolla

Seguro que alguna vez te han recomendado emplear la cebolla para combatir la tos o la congestión y es que desde hace siglos ha sido empleada para tratar numerosas enfermedades. La medicina china milenaria ya veneraba a la cebolla por sus propiedades medicinales, antiinflamatorias y descongestionantes, y los indios la utilizaron para prevenir gripes y constipados. Hoy en día la cebolla se sigue empleando como antídoto casero gracias a que es capaz de prevenir los síntomas más frecuentes del resfriado.

¿Quieres saber más? Entonces, no dejes de leer el siguiente artículo de Sabioz.com y descubrirás de qué forma sanar el resfriado con cebolla. Te explicamos cuáles son sus propiedades y beneficios que la transforman en un antídoto muy eficaz contra la gripe y el resfriado. En invierno…¡No te despegues de la cebolla!

Composición de la cebolla

Antes de conocer de qué forma sanar el resfriado con cebolla, resulta necesario que conozcas todo lo que te puede aportar este comestible. Somos conscientes de que es uno de los imprescindibles en prácticamente cualquier cocina y que puede ser consumida y/o cocinada en múltiples variedades, pero si por algo destaca la cebolla es por ser un condimento imprescindible en rebosantes platos. Pero, ¿sabías que además de esto de sus propiedades culinarias la cebolla cuenta con numerosas propiedades medicinales y nutritivas?

La cebolla está compuesta por un 90% de agua, pero lo que más sorprende son todos los beneficios y nutrientes que se encuentran en el 10% restante, como minerales (potasio, magnesio, fósforo, azufre, sodio, calcio…), aminoácidos esenciales, fibra, vitaminas (B, E y C) que le aportan un valor antioxidante o rebosantes aceites esenciales.

Cómo curar el resfriado con cebolla - Composición de la cebolla

Propiedades y beneficios de la cebolla

Entre las propiedades curativas de la cebolla encontramos que destaca por su potente acción diurética. Ésta es, sin duda, una de las propiedades más conocidas de este comestible y por esta razón la cebolla se ha transformado en un aliado para todos los que sufren insuficiencia renal, cálculos renales, edemas, gota o, incluso, hipertensión. Recordemos que su efecto diurético se da por estar compuesta por un 90% de agua, ser rica en fibra y, por su lado, ser baja en calorías y azúcares, con lo que es idónea para incluirla en cualquier dieta. Además, si se consume cruda es idónea para suprimir toxinas y estimular a los órganos que son parte del aparato digestible (estómago, páncreas, hígado, vesícula…) para segregar las substancias precisas para su buen funcionamiento.

Pero, además de esto de su poder diurético, la cebolla cuenta con propiedades ventajosas para nuestra salud que nos ayudarán a combatir los síntomas de gripe y resfriado. Hablamos de su acción expectorante que deja tratar catarros, bronquitis, faringitis o bien otras de los múltiples inconvenientes respiratorios como asmas o alergias. Gracias a su poder expectorante, fungicida y desinfectante acabará con gripes y constipados de forma veloz y eficaz.

Asimismo, si quieres conocer mejor de qué forma emplear este vegetal para combatir otros inconvenientes respiratorios, descubre en este otro artículo de unComo de qué forma calmar la tos con cebolla.

Por otro lado, la cebolla es un comestible cardioprotector, esto es, gracias a sus propiedades antitrombóticas, hipotensoras y también hipolipemiante es capaz de reducir los niveles de colesterol y triglicéridos de nuestro organismo, bajar la tensión y evitar posibles trombosis que pueden afectar gravemente nuestra salud.

Estas son ciertas de las propiedades más señaladas y relevantes de la cebolla, aunque cuenta con infinitos beneficios que la transforman en un comestible idóneo para consumirla diariamente.

Cómo curar el resfriado con cebolla - Propiedades y beneficios de la cebolla

Remedios caseros para sanar el resfriado con cebolla

Ahora que conoces mejor qué puede hacer la cebolla por tu salud, descubre algunos de los mejores antídotos caseros para sanar el resfriado con cebolla y comienza a tomarlos cuanto antes como apoyo al tratamiento médico.

Cebolla, miel y limón

Sabemos que la cebolla tiene efectos diuréticos, calmantes y expectorantes, entre otros, por eso se ha transformado en un antibiótico natural eficaz contra la gripe y el resfriado. El limón, por su lado, es una rica fuente de vitamina C que te defenderá de bacterias y virus al paso que estimula el sistema inmunitario y limpia tu organismo. Por no dialogar de la miel, una de las medicinas naturales más excepcionales, en tanto que cuenta con poderes asépticos y antibióticos y combate las afecciones respiratorias. Por ello, unir los tres ingredientes en una infusión será un antídoto idóneo para tratar el resfriado. Para prepararla precisarás reunir:

  • 1 cebolla
  • Jugo de 1 limón
  • 1 cucharada de miel

Cuando tengas los ingredientes,corta la cebolla y ponla a hervir en un litro de agua. Cuando se haya reducido a la mitad, añade el jugo de limón natural. Puedes tomar el caldo resultante cada dos horas, te hará mucho bien. Al día siguiente podrás tomar la infusión cada tres horas para favorecer la cura del resfriado. Para incorporarle sabor, dulzor y más propiedades medicinales, te invitamos a agregar una cucharada de miel al caldo.

Cebolla contra la tos y la congestión

El antídoto más conocido contra la tos es el uso de la cebolla cruda. Corta cebolla cruda en pedazos finos y después pon el plato con la cebolla a la vera de tu mesa por la noche o cerca de la almohada, una hora antes de acostarte. Con esto conseguirás abrir las vías respiratorias y dilatarlas para poder respirar mucho mejor y, así, reducir también los golpes de tos y reducirás la congestión nasal. Generalmente este antídoto se emplea para combatir la tos de catarros leves. Recuerda que la cebolla cruda va a aumentar y robustecerá tus defensas.

Cebolla, ajo y miel

Junto a la cebolla, el ajo y la miel son otros dos potentes comestibles que te ayudarán a combatir la gripe y el resfriado. El ajo estimulará tus defensas y te resguardará de agentes externos como virus y bacterias al paso que la miel te aportará numerosas vitaminas, minerales y nutrientes, aliviará la garganta y te aportará antioxidantes y propiedades antimicrobianas. Para preparar este antídoto precisarás:

  • 1 cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • 1 taza de miel

Pica el ajo y la cebolla hasta el momento en que queden bien finos. Cuando lo tengas bien picado, colócalo en un recipiente de cristal y añade la taza de miel. Después, cierra herméticamente y deja que repose la mezcla durante 15 horas, aproximadamente. ¡Listo! Para que el antídoto casero a base de cebolla te cure el resfriado vas a deber tomar 4 o 5 cucharadas al día hasta el momento en que sientas que los síntomas se han reducido.

Ahora que conoces de qué forma sanar el resfriado con cebolla, posiblemente también te interese saber de qué forma sanar el resfriado con ajo.

Este artículo es meramente informativo, en Sabioz no tenemos capacitad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún género de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier género de condición o malestar.

Si quieres leer más artículos similares a Cómo sanar el resfriado con cebolla, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Salud de la Familia.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario