Cómo suavizar los talones duros

Unos talones duros y llenos de grietas afectan muy de manera negativa a la apariencia de los pies y son un signo de la falta de hidratación que sufre la piel de esa zona, aunque en otras ocasiones también pueden ser fruto de cuestiones de salud. Aunque, por norma general, el agrietamiento de los talones afecta a la capa más superficial de la piel, también hay ocasiones que se ven comprometidas las capas más internas y es cuando pueden aparecer molestias y dolores. Si quieres combatir este inconveniente y tener de nuevo unos pies suaves y hermosos, presta atención a este artículo de unComo por el hecho de que te revelamos los mejores tratamientos libres para suavizar los talones duros sencillamente en casa. ¡Pruébalos y presume de pies toda vez que desees!

¿Por qué tengo los talones duros?

Los talones duros son consecuencia de la sequedad de la piel, la como deriva en un engrosamiento de la misma y la aparición de posibles grietas que pueden causar también molestias y dolores, singularmente al realizar determinadas actividades físicas. Los talones duros y resquebrajados pueden deber a múltiples factores, pero entre sus causas más habituales encontramos las que detallamos ahora:

  • Permanecer de pie durante un buen tiempo o someter a los pies a una actividad excesiva.
  • No hidratar y humidificar la piel de los pies regularmente.
  • Llevar calzado de suela dura o zapatos que sean abiertos por la parte posterior, pues estos últimos favorecen que la grasa que hay en la zona se vaya expandiendo de un lado cara el otro y esto aumenta las posibilidades de que aparezcan grietas.
  • Tener sobrepeso.
  • Exponer los pies de forma continua al agua, pues esta puede provocar que la piel pierda gran una parte de sus aceites naturales y, por lo tanto, se reseque.
  • Padecer de ciertas afecciones como de pie de atleta, psoriasis, dermatitis, inconvenientes de tiroides, diabetes, etc.

La piedra pómez, ¡tu mejor aliada!

¿Sabes qué es la piedra pómez? Es una piedra de origen volcánico de un color blanquecino grisáceo que ha resultado ser el mejor instrumento para suprimir la piel fallecida de los pies y las durezas o callosidades que pueden aparecer en zonas de estos como la planta o los talones. Con ella, conseguirás que tus pies queden con perfección exfoliados y súper suaves al tacto.

Para usarla, primero es necesario que limpies tus pies de manera profunda y, para esto, nada mejor que sumergirlos en un recipiente con agua templada y jabón durante unos 10 o 15 minutos. Una vez que los pies estén limpios, debes pasar la piedra pómez, en un caso así, por los talones duros haciendo movimientos circulares para que se desprendan todas las células fallecidas amontonadas y se eliminen las asperezas. Es esencial que esto lo hagas con los pies todavía humectados para que así la piedra pómez no acentúe la resequedad de la piel. Al terminar, puedes aplicar cualquiera de los tratamientos caseros que vamos a mostrarte en los próximos apartados. Repite este procedimiento todas las noches hasta el momento en que consigas los resultados deseados.

Cómo suavizar los talones duros - La piedra pómez, ¡tu mejor aliada!

Tratamiento coreano para suavizar talones

Hay un tratamiento coreano llamado Baby Foot que se ha puesto muy de tendencia en múltiples países por ofrecer un peeling natural en los pies que causa una descamación profunda y los deja tan suaves como los de un bebé. En nuestro artículo Tratamiento coreano para tener pies suaves te explicamos todos los detalles de este revolucionario procedimiento.

No obstante, como puede resultarte un tanto complicado adquirirlo, en unComo te mostramos la versión casera de semejante tratamiento y de qué forma puedes conseguir los mismos resultado sencillamente. Para comenzar, vas a especificar dos calcetines de algodón y una crema anatómico que sea muy hidratante y nutritiva. Una vez hayas eliminado las células fallecidas de los talones con la ayuda de la piedra pómez y justo antes de irte a dormir, solo vas a deber embarrar la planta de los pies con una desprendida cantidad de crema, ponerte los calcetines y dormir con ellos puestos durante toda la noche. A la mañana siguiente cuando despiertes, quítate los calcetines y lava tus pies con agua y jabón, quedarás sorprendida con la increíble suavidad que tendrán tus talones.

Cómo suavizar los talones duros - Tratamiento coreano para suavizar talones

Aceites naturales para talones duros

Entre los mejores productos naturales para suavizar los talones duros, se encuentran determinados aceites naturales que tienen propiedades nutritivas y también hidratantes muy potentes. Además, muchos de ellos también te darán un efecto relajante y te ayudarán a combatir la hinchazón de pies tras un largo y duro día. Elige el aceite que más te guste y comprueba sus efectos:

  • Aceite de coco: humecta la piel en profundidad y previene la sequedad gracias a que contiene ácido láurico y vitamina K y E, nutrientes que al tiempo ayuda a regenerar los tejidos de la piel dañados.
  • Aceite de oliva: está repleto de ácidos grasos esenciales que hidratan la piel desde las capas más internas, con lo que es ideal para suprimir las durezas de los talones.
  • Aceite de almendras: es un enorme hidratante y desinflamante natural, además de esto de nutrir la piel y dejarla suave combate la hinchazón.
  • Aceite de jojoba: remodela y regenera la piel dañada, con lo que es idóneo para las pieles secas a las que le falta hidratación.

Tan solo vas a deber aplicar una buena cantidad del aceite escogido sobre los talones duros y resquebrajados y dejar actuar, por ejemplo, durante una noche.

Cómo suavizar los talones duros - Aceites naturales para talones duros

Tratamiento de agua de rosas y glicerina

La mezcla de agua de rosas y glicerina es de los mejores antídotos que existen para hidratar los talones y devolverles la suavidad perdida. Por un lado, el agua de rosas es un enorme suavizante natural y, por otro, la glicerina hace que la piel retenga el agua y, por lo tanto, se sostenga con perfección humectada.

Para realizar el tratamiento, vas a deber mezclar 2 cucharadas de glicerina líquida con 3 cucharadas de agua de rosas. Cuando esté lista, aplícala sobre los talones y deja que actúe durante toda la noche al paso que duermes. Repite el tratamiento diariamente hasta el momento en que veas que tus pies están de nuevo de igual forma llanos y sedosos que antes.

Cómo suavizar los talones duros - Tratamiento de agua de rosas y glicerina

Mascarilla de aguacate, plátano y miel

Por último, te propones una mascarilla para suavizar los talones duros y combatir las grietas y las durezas a base de aguacate, plátano y miel. Estos tres ingredientes tienen propiedades muy hidratantes y regeneradoras potentes que te dejarán mejorar sensiblemente la apariencia de tus pies y tenerlos hermosos para lucirlos cuando desees.

Primero, prepara una pasta con la mitad de un aguacate y la mitad de un plátano. Agrega 1 cucharada de miel a la pasta conseguida y aplica la mascarilla sobre los talones dejando que actúe durante al menos unos 30 minutos. Pasado este tiempo, retira con rebosante agua templada o fría y ¡listo!

Además de todo esto, te invitamos a que sigas los consejos que te damos en el artículo Cómo evitar las durezas de los pies.

Cómo suavizar los talones duros - Mascarilla de aguacate, plátano y miel

Si quieres leer más artículos similares a Cómo suavizar los talones duros, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Belleza y Cuidado Personal.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario