Cómo suprimir el mal olor de axilas

Para muchas personas, el mal olor de axilas muy frecuente es un inconveniente molesto y frustrante del que cuesta deshacerse. Ya sea por un estilo de vida estresante, por una dieta inadecuada, por alguna enfermedad o por inconvenientes hormonales, el olor a sudor realmente fuerte puede resultar incluso traumático en ciertos casos.

Si quieres suprimir por completo el mal olor de axilas y deshacerte de este inconveniente claramente, el siguiente artículo es ideal para ti. A continuación, desde Sabioz, te desvelamos todo lo que has de saber sobre los motivos por los cuales se genera este olor y te enseñamos de qué forma suprimir el mal olor de axilas con antídotos caseros y soluciones prácticas de una vez por siempre y en toda circunstancia.

Bromhidrosis axilar: olor a sudor realmente fuerte

El mal olor de axilas tiene un nombre científico bien conocido: bromhidrosis axilar. Esta enfermedad se identifica por desprender mal olor anatómico incluso en momentos donde no hay un motivo claro. Aunque la bromhidrosis acostumbra a manifestarse en el área de las axilas, puede presentarse además en otras zonas húmedas y cálidas como los pies o los genitales.

Cuando hacemos deporte, cuando estamos muy inquietos o cuando pasamos calor excesivo, nuestro cuerpo genera sudor para estabilizar nuestra temperatura anatómico. Sin embargo, ¿qué ocurre cuando aparece el mal olor de axilas de súbito en momentos en los que no son frecuentes sudar?

Cómo suprimir el mal olor de axilas

Antes de informarte de las posibles soluciones caseras para suprimir por completo el mal olor de axilas, te descubrimos algunos trucos útiles y ciertas recomendaciones a tener en cuenta:

  • Depilación: el vello es un enorme impositor a la aparición de sudor, en tanto que retiene bacterias y hongos en la piel. Esto es todavía más notable tratándose de zonas cálidas y húmedas como las axilas o las ingles.
  • Mantén una higiene anatómico recomendable: resulta esencial insistir en una higiene anatómico recomendable, en tanto que es la base de un olor anatómico agradable. Parte de esta recomendación incluye utilizar desodorante, en tanto que te ayudará a sostener la zona limpia y evitará la aparición de mal olor de axilas de súbito.
  • Elige ropa recomendable: si sudas mucho, sobre todo en la zona de las axilas, lo más normal es que el tejido de la ropa se acabe humedeciendo. Esto, además de esto de hacer observable tu sudoración, hará que el olor sea más fuerte. Para evitar que esto ocurra, elige ropa lo menos ajustada posible y deja de lado los colores oscuros, en tanto que son los que más atrapan el calor.
  • Escoge un jabón antibacterial para las axilas: los jabones, igual que ocurre con las cremas hidratantes, no tienen el mismo efecto en todas las pieles. De hecho, muchas veces, un jabón poco recomendable para tu dermis puede generar un olor poco deseado y desapacible. Por ese motivo, lo más conveniente es que emplees jabones neutros con un pH similar al de la piel humana o bien un jabón antibacterial para las axilas, en tanto que son los más efectivos para acabar con las bacterias de la piel. En este caso, además puede servirte un jabón germicida para axilas casero y sin químicos perjudiciales.
  • Visitar al médico: si el sudor que desprende tu cuerpo tiende a olfatear mal y te cuesta deshacerte del inconveniente, es esencial que te pongas a cargo de especialistas para que descarten posibles inconvenientes metabólicos o de desequilibrio hormonal.

Remedios caseros para el mal olor en las axilas

Ahora que conoces ciertas recomendaciones básicas sobre de qué forma suprimir el mal olor de axilas claramente, es hora de poner en práctica algunos grandes antídotos caseros para suprimir por completo el mal olor de axilas. ¡Toma nota!

Bicarbonato para las axilas

El bicarbonato, además de esto de ser un producto estrella para muchas tareas del hogar, es un ingrediente fabuloso para combatir malos olores. Si quieres utilizar bicarbonato de sodio para el mal olor de axilas, sigue estos pasos:

  • Lávate bien la zona con un jabón neutro.
  • Asegúrate de secar realmente bien la piel y no dejar zonas húmedas.
  • Con un pañuelo o algodón, añade toques de bicarbonato de sodio en las axilas. No es necesario que lo retires, conque solo debes dejar que el producto haga su función.
  • Si lo prefieres, además puedes mezclar tres cucharadas de bicarbonato sódico con dos cucharaditas de limón. Cuando te hayas lavado bien la zona, aplica la mezcla en tus axilas con un suave masaje y deja que haga su efecto. Este producto es además idóneo para aclarar la piel, conque si te preguntas Cómo utilizar el bicarbonato para blanquear las axilas, échale un vistazo a este otro artículo.

    Limón para las axilas

    El limón es además ideal para combatir malos olores y para disimular máculas indeseadas, en tanto que es un esclarecedor de axilas natural. Te mostramos, ahora, de qué forma el limón puede ser un jabón germicida para axilas 100% natural.

  • Corta un limón por la mitad y exprime una de ellas. Puedes guardar la otra mitad para la próxima ocasión.
  • Lava bien la zona y, de nuevo, asegúrate de secar toda la humedad.
  • Con la ayuda de un algodón, aplica unas gotas de jugo de limón en la piel de tus axilas. El fuerte olor a sudor no solo desaparecerá sino no volverá a manifestarse.
  • Aloe vera para el mal olor de axilas

    Si te preguntas de qué forma suprimir el mal olor de axilas de forma rápida, has de saber que el aloe es otro ingrediente idóneo para utilizar como desodorante natural. Deberás aplicártelo un par de veces al día durante una semana para comenzar a ver resultados, conque hazte con un gel de aloe natural y aplica un tanto en tus axilas en el momento en que te levantes y antes de acostarte. Deja que actúe durante todo el día y toda la noche.

    El aloe además es idóneo para evitar irritaciones, conque si decides depilarte las axilas para que el vello no retenga bacterias, no olvides aplicártelo tras la depilación. ¡No te pierdas otros Trucos de belleza con aloe!

    Vinagre para las axilas

    El vinagre de manzana es el más efectivo para suprimir el mal olor de axilas debido a sus propiedades astringentes, asépticas y antibacterianas. Así es de qué forma debes preparar de los mejores antídotos caseros para suprimir el mal olor de axilas:

  • Antes de acostarte, prepara medio vaso de este vinagre. Puedes añadir, si quieres, una pequeña cucharada de bicarbonato sódico.
  • Con un pañuelo o algodón, extiende bien la mezcla por las axilas.
  • Cuando te levantes por la mañana, limpia la zona solo con agua.
  • Si quieres conocer con más detalle de qué forma utilizar este producto para suprimir por completo el mal olor de axilas y terminar con el olor a sudor fuerte, te invitamos a este artículo sobre Cómo suprimir el mal olor de las axilas con vinagre.

    Leche de magnesia para las axilas

    Bloggers y videobloggers caen rendidas a las propiedades de la leche de magnesia, un ingrediente idóneo para los que se pregunten de qué forma suprimir el mal olor en las axilas de una vez por siempre y en toda circunstancia.

    La leche de magnesia para las axilas es ideal por el hecho de que ayuda a suprimir el exceso de grasa y de humedades de forma rápida. Por ello, muchos han hecho de este ingrediente su nuevo desodorante natural.

  • Vacía la leche de magnesia en una botella con pulverizador.
  • Agrega unas gotas de tu aceite esencial preferido para darle un aroma agradable.
  • Mezcla bien antes de utilizar.
  • Usa este antídoto casero para el mal olor de axilas un par de veces al día; una en el momento en que te levantes y otra antes de acostarte.
  • Cómo hacer jabón antibacterial para axilas

    El jabón antibacterial para axilas es un producto que debes tener siempre y en toda circunstancia a mano si eres propenso/a al olor anatómico fuerte. Con este jabón germicida para axilas conseguirás suprimir gérmenes y bacterias de todo el cuerpo, pues no solo es útil para las zonas del cuerpo con más tendencia al olor fuerte. Para preparar jabón antibacterial para axilas casero precisarás:

    • Medio vaso de agua
    • Una cucharada de glicerina
    • Una barra de jabón absolutamente natural (o jabón líquido libre de productos químicos)
    • Aceite esencial de lavanda o de eucalipto

    Aprende de qué forma suprimir el mal olor de axilas con jabón antibacterial natural con este pasito a pasito:

  • Añade el agua en una olla pequeña-mediana y ponla a hervir a fuego lento.
  • Pica una barra de jabón (o bien rállala) y añádela a la olla. Si prefieres hacerlo con jabón líquido, cerciórate de que no contenga productos químicos y sea lo más natural posible.
  • Mezcla bien hasta el momento en que el jabón se deshaga.
  • A continuación, añade la glicerina; un líquido viscoso presente en casi todos los jabones. (Puedes aprender Cómo hacer jabón de glicerina en este otro artículo de Sabioz).
  • Después de haber mezclado los ingredientes durante un rato más, añade el aceite esencial de lavanda o eucalipto. Este último paso no solamente le aportará un olor agradable al jabón, sino debido a sus propiedades antibacterianas conseguirás que este componente asista.
  • Cómo suprimir el mal olor de axilas en la ropa

    Hemos hablado anteriormente de la relevancia de elegir ropa recomendable para evitar que el mal olor de las axilas impregne la tela. Sin embargo, hay ocasiones que es imposible evitar que la ropa se manche y coja un olor fuerte y desapacible. Te contamos, ahora, de qué forma suprimir el olor a sudor en la ropa y de qué forma blanquearla.

    Bicarbonato para la ropa

    Una vez más, el bicarbonato de sodio es el protagonista de este antídoto casero para blanquear la ropa y suprimir por completo el mal olor de axilas de nuestras prendas preferidas.

  • Mezcla tres cucharaditas de bicarbonato en medio vaso de jugo de limón natural.
  • Cuando la mezcla haya quedado pastosa, frótala por la zona manchada de la prenda.
  • Una vez hayas terminado, puedes poner la prenda a lavar en la lavadora con total normalidad.
  • Sal y vinagre para suprimir máculas

    Estos dos ingredientes habitúan a estar presentes en un enorme número de soluciones caseras paraevitar malos olores:

  • Llena un vaso de vinagre blanco y añade dos cucharaditas de sal.
  • Mezcla bien los ingredientes y extiende el líquido por la zona manchada de sudor.
  • Déjalo durante diez minutos antes de poner la prenda a lavar de forma frecuente.
  • Si quieres una mayor eficiencia, además puedes reemplazar el limpiador por medio vaso de sal y el suavizante por un cuarto de taza de vinagre blanco. A continuación, pon tu prenda a lavar y, cuando la saques, verás que no hay restos ni de sudor ni de malos olores.

    Aspirina para blanquear tus prendas

    El ácido de las aspirinas es ideal para suprimir máculas y olores de sudor en tus prendas preferidas. Esta opción es fantástica si ciertas de tus camisetas, vestidos o camisas están empezando a adquirir un tono amarillento debido al sudor que se genera en las axilas. Te contamos de qué forma lavar la ropa con aspirina:

  • Prepara un cubo con 2 litros de agua templada.
  • A continuación, pulveriza 4 o 5 aspirinas (dependiendo del tamaño de la prenda) y añádelas en el cubo.
  • Deja la prenda que desees blanquear o adecentar sumergida en el agua con las aspirinas durante 7 horas al menos. Una buena opción es que dejes la prenda en remojo toda la noche.
  • Cuando saques la prenda, puedes enjuagarla en la lavadora como haces normalmente.
  • Agua oxigenada y amoníaco

    Finalmente, te descubrimos una solución casera muy potente para suprimir olores de sudor fuertes y máculas de sudor de tus prendas. No te preguntes más de qué forma suprimir el mal olor de axilas de tus prendas, pues la mezcla de agua oxigenada y amoníaco dará como resultado un blanco impecable. Eso sí, debido a los ingredientes de la mezcla, te invitamos a que evites hacerlo con prendas frágiles, en tanto que se podrían deteriorar.

  • En un cubo, vierte 1 litro de agua templada.
  • Añade media taza de agua oxigenada y, ahora, 3-4 gotas de amoníaco.
  • Deja la prenda en remojo durante 15 minutos aproximadamente.
  • Enjuaga la ropa como haces habitualmente.
  • Por qué huelen las axilas

    El mal olor de axilas se explica, normalmente, debido a la sudoración que generan las glándulas sudoríparas que tenemos en la piel. Existen dos géneros de glándulas sudoríparas: glándulas ecrinas y apocrinas.

    Glándulas ecrinas y apocrinas

    • Las glándulas ecrinas, por un lado, son las más habituales y las que se encuentran en la mayoría de las zonas de nuestro cuerpo. El sudor que generan estas glándulas es, normalmente, inodoro.
    • Sin embargo, las glándulas apocrinas, que son las que se encuentran en zonas como las axilas, las ingles o en torno a los genitales, generan un sudor más espeso que, en consecuencia, no se evapora con sencillez. A esto debemos sumarle el hecho de que las zonas en las que se encuentran las glándulas apocrinas son partes del cuerpo con bacterias que, al unirse con el sudor que desprenden estas glándulas en la dermis, desatan un olor fuerte y latoso.

    Aunque el olor que desprende cada persona va a depender de su dieta, su estilo de vida y su historial clínico, muchas veces es un inconveniente que no se puede inspeccionar. Hay personas que a pesar de cuidar su higiene personal de forma perfecta, tienen más glándulas apocrinas que otras personas, algo que puede generar un olor más fuerte.

    ¿Por qué me huelen mal las axilas?

    Si te haces esta pregunta, has de saber que hay diferentes motivos que entran en juego y que debes apreciar:

    • Higiene personal: aunque es verdad que muchas personas no pueden hacer nada para evitar el mal olor, una mala higiene personal sigue siendo una de las primeras causas por las que se puede sufrir bromhidrosis axilar. Es esencial ducharse diariamente, enjabonarse bien, emplear jabones neutros que no alteren el pH de la piel y utilizar desodorante.
    • Diferentes géneros de bacterias: el sudor desprende un olor o bien otro en la piel de cada persona dependiendo de las bacterias que se encuentren en la dermis de la persona en cuestión.
    • Exceso de glándulas apocrinas: como hemos citado, aquellas personas con más glándulas apocrinas o con glándulas apocrinas más grandes de lo frecuente serán favoreces a desprender un olor más desapacible.
    • Exceso de alcohol, cigarrillos y algunos fármacos: hay bebidas, medicación y productos que, debido a las substancias que poseen, aumentan el olor del sudor en el cuerpo. Si consumes alcohol en exceso, fumas cigarrillos y tomas fármacos como antibióticos de forma frecuente, posiblemente desprendas un olor más fuerte.
    • Dieta inadecuada: de la misma forma que sucede con el alcohol o los cigarrillos, hay comestibles fuertes como la cebolla o el curry que generan más olor.
    • Enfermedades: ciertas enfermedades como la obesidad, la diabetes o bien otras que conllevan desequilibrios hormonales pueden generar un olor anatómico más fuerte. Esto se debe a que en algunos de estos casos las glándulas apocrinas no pueden marchar adecuadamente o algunos órganos no pueden deshacerse de las toxinas del cuerpo de forma eficaz.

    Si quieres una explicación más detallada de Por qué huelen las axilas, te lo contamos en este otro artículo de Sabioz.

    Este artículo es meramente informativo, en Sabioz no tenemos capacitad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún género de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier género de condición o malestar.

    Si quieres leer más artículos similares a Cómo suprimir el mal olor de axilas, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Vida saludable.

    Deja un comentario