Cómo suprimir la grasa localizada en los brazos

Cómo eliminar la grasa localizada en los brazos

Hay zonas del cuerpo que tienden a guardar más cúmulos de grasa localizada. Este género de grasa es sensiblemente más compleja de suprimir que el resto de la grasa anatómico, no obstante, ¡no es imposible! En este artículo de Sabioz queremos descubrirte de qué manera suprimir la grasa localizada en los brazos y, para esto, te indicaremos determinados de los mejores consejos tanto de alimentación, ejercicio y tratamientos estéticos que te ayudarán a reducir la acumulación de grasa en esta parte del cuerpo. Una forma perfecta de poder comenzar a cuidar de tu cuerpo y conseguir unos brazos más planos, planos y esbeltos. ¡Luce una nueva figura!

6 consejos para suprimir la grasa localizada en los brazos

Lo primero que debes tener en cuenta si quieres suprimir la grasa localizada en los brazos es que este género de grasa es un tanto diferente de la grasa que hay en el cuerpo. Dependiendo del metabolismo de cada persona, el organismo puede ir guardando grasa en zonas como, por poner un ejemplo, las cartucheras, la barriga, los brazos, etc.. Estos son los depósitos de grasa que tiene el cuerpo y a los que acudiría en el caso de que no tuviéramos energía suficiente.

Por ello, si quieres suprimir la grasa localizada lo que debemos hacer antes de seguir es trabajar por reducir la acumulación de grasa general en nuestro cuerpo. Si bajamos de peso y eliminamos el exceso de grasa, conseguiremos que los brazos se vayan afinando y que, en esta zona, además vayan desapareciendo estos cúmulos. Pero, eso sí: vas a deber tener MUCHA paciencia pues las zonas de grasa localizada son las zonas escogidas por nuestro organismo para guardar el exceso de energía. Por ello, es la última zona a la que asistirá el organismo para aprovechar el exceso que tenemos aquí guardado.

Dicho todo esto, si quieres suprimir la grasa de los brazos debes tener en cuenta lo siguiente:

  1. Apuesta por una alimentación equilibrada y baja en grasas saturadas
  2. Practica ejercicio para promover la pérdida de grasa de forma muy frecuente
  3. Bebe mucha agua para dejar que nuestro cuerpo esté hidratado y refinado por la parte interior
  4. Toma infusiones drenantes que te ayudarán a suprimir la grasa del cuerpo de forma natural
  5. Haz pesas para fortalecer la zona de los brazos y pelear contra la flacidez
  6. Si todo esto no marcha, prueba algún tratamiento no invasivo de estética que te ayudará a atacar la zona de forma directa

En general, lo que vas a deber hacer es trabajar para perder grasa de forma global en todo tu cuerpo y, de esta manera, la grasa de los brazos además irá reduciendo. Actuar de forma localizada en una zona específica no se puede conseguir de forma natural sino, solo, podrás lograrlo si te sometes a un tratamiento de estética como los que te indicaremos más abajo.

La mejor dieta para suprimir grasa en los brazos

Tal y como ya hemos comentado, si quieres suprimir la grasa localizada en los brazos lo que vas a deber hacer es diseñar un plan de vida más saludable y bajo en grasas saturadas. El objetivo que perseguimos es reducir la presencia de células sebosas en el cuerpo y, para esto, no hay nada mejor que cuidar la dieta y apostar por unos hábitos saludables y ventajosos para la salud.

Así pues, si quieres comer de forma recomendable para que puedas suprimir grasa anatómico, vas a deber proseguirse estos consejos:

  • Frutas y verduras a tu dieta: es una de las premisas básicas que te ayudarán a comer de forma más sana, a saciar tu hambre y, además de esto, a llenarte de nutrientes y componentes inmejorables para bajar de peso. Estos comestibles son ricos en fibra, con lo que te saciarán más y te ayudarán a depurar el cuerpo. Pero, además de esto, poseen un sinnúmero de agua que te ayudará a reducir la celulitis y estar más sano.
  • Reduce las grasas saturadas y trans: apuesta por una alimentación fresca y natural. Evita adquirir comida preparada o comestibles grasos como dulces, snacks fritos, etc.. Apuesta por ingredientes que sean naturales y cocínalos tú en casa para asegurarte un alto nivel nutritivo y pocos aditivos.
  • Métodos de cocción ligeros: en lugar de prepararte una merluza con salsa de queso vas a deber reducir la grasa de tus comidas y apostar por otros métodos más ligeros como, por poner un ejemplo, una merluza al horno con verduras, al vapor, hervida, etc.. Evita las salsas y, en su defecto, para enriquecer los platos puedes decantarse por condimentas o hierbas aromatizadas.
  • Come 5 veces al día: de esta manera, conseguirás activar tu metabolismo y hacer que queme más calorías durante el día. Además, con este hábito evitarás llegar demasiado hambriento a las principales comidas del día y, por ende, no vas a comer más de lo que realmente precisas.
  • Cuidado con la cena: la cena es el alimento más esencial del día si lo que deseas es quemar grasa. Y es que, al caer la noche, nuestro metabolismo se ralentiza y se preparar para el reposo nocturno. Por tanto, debes apostar por cenas ligeras que sacien tu hambre pero que no contengan grasas ni calorías en exceso.
  • Carbohidratos integrales: y, para finalizar, los hidratos de carbono pueden formar una parte de tu dieta pero de forma controlada. Evita comerte un plato de 200 gramos de macarrones y, en su defecto, opta por complementar un pedazo de carne magra con unos 80 gramos de pasta. Además, ve con mucho cuidado con las salsas que uses, lo mejor es que prepares tú misma una salsa de verduras con aceite de oliva, ¡sana y muy, muy rica!

Y, evidentemente, el líquido es enormemente esencial en una dieta para perder grasa, por ende, intenta tomar unos 2 litros al día para que tu metabolismo funcione adecuadamente y para que no haya exceso de retención de líquidos.

Cómo eliminar la grasa localizada en los brazos - La mejor dieta para eliminar grasa en los brazos

Ejercicios para suprimir la grasa localizada en los brazos

Pero una dieta marcha mucho mejor si la complementas con ejercicio. Básicamente pues, con el ejercicio cardiovascular, aceleras la quema de calorías cada día consiguiendo, de esta manera, llegar antes a tus objetivos. Pero, además de esto, para poder fortalecer tu cuerpo y reducir la grasa localizada es esencial agregar ejercicios de tonificación que te ayudarán a quemar esa grasa de forma directa y aumentar tu masa muscular.

Por tanto, si quieres suprimir la grasa localizada en los brazos hacer ejercicio es imprescindible para conseguir el cuerpo que quieres. Y, además de esto, tu rutina en el gimnasio habrá de estar formada tanto por ejercicios cardiovasculares (para perder calorías de forma más veloz) como por ejercicios de tonificación que te ayudarán a ejercitar la zona de forma específica.

Aquí te dejamos una rutina ideal para poder suprimir la grasa de tu cuerpo y, en específico, trabajar los brazos para que estén en mejores condiciones.

1. Calentamiento

Comenzaremos la sesión de entrenamiento calentando el cuerpo. Para ello, puedes hacer una sesión de 5 minutos caminando a paso ligero por la cinta, de elíptica, de remo, etc.. Es esencial calentar para preparar el cuerpo y que esté listo para la sesión de sacrificio y entrenamiento.

2. Ejercicios de tonificación

A diferencia de lo que cree mucha gente, la verdad es que una buena rutina de entrenamiento debe comenzar con los ejercicios de tonificación y finalizar con el cardio. Por tanto, tras calentar, podremos ir a las pesas para poder ejercitar nuestros músculos de los brazos. Puedes utilizar las máquinas para los músculos de los brazos o, si estás en casa, adquirir unas mancuernas para hacer ejercicios como estos:

  • Tríceps: ponte de pie y estira los dos brazos sobre la cabeza. Coge una mancuerna con cada brazo y dóblalos como si quisieses tocar el hombro con las pesas. Sube de nuevo cara arriba y repite 3 series de 15 reiteraciones cada una.
  • Bíceps: mantente de pie, con las piernas ligeramente separadas y manteniendo una pesa con cada brazo. Ahora, eleva las pesas cara arriba, como si quisieses tocar el pecho, moviendo únicamente los antebrazos. Sube y baja con movimientos suaves y lentos para que el músculo trabaje bien. Repite 3 series de 15.

Si quieres más información, te invitamos a leer nuestro artículo con ejercicios para adelgazar brazos que te ayudarán a establecer una rutina más variadas.

3. Ejercicios cardiovasculares

Cuando hayas terminado con tu rutina de tonificación, es el momento de activar el metabolismo para que queme grasa y energía. Para ello, lo mejor es que te subas a la elíptica, a la cinta de correr o a la bicicleta estática y te pongas en marcha durante unos 20 o 30 minutos. Ve mudando la intensidad de la máquina para que, de esta manera, tu cuerpo no se acostumbre a la demanda energética.

Si lo prefieres, además puedes hacer alguna clase dirigida de cardio que te ayudará a pasarlo en grande. La clase de zumba es idónea para adelgazar, pero además las de step, las de body combat, las de aeróbic, etc..

4. Estiramientos

Y finalmente tu sesión de entrenamiento, nada mejor que estirar. De hecho, es enormemente recomendable que dediques unos 5 minutos a estirar bien los músculos del cuerpo para destensar la zona. De esta forma, evitarás enfermedades al día siguiente, como lesiones. Incide en estirar los músculos que hayas trabajado para que, de esta manera, se relajen y estén sanos.

Cómo eliminar la grasa localizada en los brazos - Ejercicios para quitar la grasa localizada en los brazos

3 tratamientos para suprimir la grasa localizada

Pero si, tras todo tu sacrificio, sigues teniendo grasa amontonada en los brazos, entonces es el momento de probar métodos más directos y eficaces. Existen muchos tratamientos de estética que no son invasivos y que atacan, exactamente, la grasa localizada del cuerpo que es tan difícil de suprimir con solo dieta y ejercicio. Aquí tienes los 3 tratamientos más efectivos para suprimir este género de grasa:

  • Criolipolisis: se trata de un tratamiento no invasivo que, por medio de la aplicación de frío en la zona a tratar, consigue suprimir las células de grasa. Con este procedimiento se consigue congelar la grasa y, de esta manera, se rompe la estructura sebosa y deja que se elimine naturalmente por medio de la orina.
  • Mesoterapia: es otro de los mejores tratamientos estéticos para poder suprimir la grasa localizada. Se trata de un procedimiento que se basa en inyectar fármacos quemagrasas por vía subcutánea y, de esta manera, transcurrido el tiempo la grasa se eliminará por vías naturales. Después de la inyección de los fármacos, se acostumbra a aplicar ultrasonido para conseguir que las partículas se movilicen.
  • Lipoláser: y, para finalizar, otro de los métodos más efectivos para suprimir la grasa localizada en los brazos es el lipoláser. Es una técnica un tanto más invasiva que las precedentes pero que consigue unos resultados muy efectivos. Se trata de hacer una pequeña incisión para que el láser pueda destruir la grasa y que esta se licue y se elimine de forma natural. No se aspira (pues eso se hace con la liposucción) sino se incide de forma directa en ella para que se elimine.

Si quieres leer más artículos similares a Cómo suprimir la grasa localizada en los brazos, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Peso y además imagen anatómico.

Deja un comentario