Cómo tapar un tatuaje

Hay muchas razones por las que podemos apreciar tapar un tatuaje, siendo las más frecuentes una mala elección del motivo, el lugar o incluso una mala ejecución del tatuador. Cuando elegimos el lugar para hacernos un tatuaje no siempre y en todo momento tenemos presente los cambios que puede probar la piel de la zona en cuestión: podemos engordar, adelgazar, la epidermis puede perder su lisura, etc. Todo esto, como otros inconvenientes, podrían alterar la apariencia del tatuaje.

Sin embargo, también hay veces en las que no queremos deshacernos de nuestro tatuaje pero, por motivos de trabajo o bien otros compromisos, queremos cubrirlo por un instante. Si ese es tu caso, te animamos a que sigas leyendo este artículo de Sabioz sobre de qué forma tapar un tatuaje.

Cómo tapar un tatuaje nuevo para curarlo

Cuando te realizas un tatuaje, el tatuador ya se ha ocupado de la recomendable higiene de la zona y ha aplicado una pomada aséptica para evitar una posible infección. Salimos del estudio con nuestro nuevo tattoo tapado con una venda y, desde ese momento, su cuidado será nuestra responsabilidad. No es algo complicado, no obstante, tanto la salud de nuestra piel como el resultado final del tatuaje dependen directamente de de qué forma lo cuidemos durante estos primeros días.

Si quieres saber de qué forma tapar un tatuaje nuevo para curarlo, ten presente estos consejos:

  • Mantén el vendaje original al menos durante dos horas.
  • Cuando lo retires, vas a deber lavar la zona salpicándola con agua templada y un tanto de jabón neutro. Se lava con las manos y con mucha suavidad para retirar posibles restos de sangre o tinta.
  • El tatuaje ha de estar seco, con lo que puedes dejarlo secar al aire o retirar el agua con pequeños toques de papel.
  • Vuelve a aplicar la pomada aséptica recomendada por el tatuador, siempre y en todo momento en pequeñas cantidades y con mucha delicadez, para no alterar el tatuaje. Pasados unos días, y si lo quieres, podrás emplear una crema hidratante propia. Te explicamos de qué forma realizarla en el artículo sobre Cómo hacer crema para sanar tatuajes.
  • Dependiendo de la zona, podemos volver a vendar el tatuaje o taparlo con un apósito.
  • Durante los primeros tres días vas a deber repetir estos cuidados diariamente, preferiblemente cuatro veces al día.
  • Nunca, en ningún caso, vas a deber frotar el tatuaje.
  • Para evitar infecciones no se deben emplear esponjas ni toallas. Se aconsejan tissues de papel que no hayan sido usados antes.
  • Para no dañar el tatuaje se aconseja no ponerlo directamente bajo el agua, es mejor salpicar tenuemente.
  • Cuando realices las curas debes dejar que el tatuaje respire durante un rato (entre 20 minutos y 1 hora) pero no dejarlo de forma permanente destapado, en tanto que la zona está todavía altamente sensible.

Si buscas un punto por punto más detallado para aprender Cómo sanar un tatuaje, échale un vistazo a este otro artículo de Sabioz.

Cómo tapar un tatuaje con maquillaje punto por punto

Ahora que sabes de qué forma sanar un tatuaje punto por punto, veamos de qué forma debes tapar tu tatuaje si lo que quieres es ocultarlo por un instante. ¡Toma nota!

  • Limpia bien la zona: limpia la zona del tatuaje para que el maquillaje tenga un resultado final uniforme. Puedes hacerlo con agua micelar desmaquillante.
  • Utiliza un corrector: te invitamos a comenzar con un corrector, pues son más espesos y tapan más que el maquillaje. Escoge uno cuyo tono sea lo más semejante posible al tono natural de tu piel. Extiéndelo con regularidad por toda la zona con una esponja para maquillaje y difumina bien los bordes para que se disimule mejor.
  • Aplica el maquillaje: puedes emplear el mismo que empleas habitualmente, pero desde Sabioz te invitamos a que sea maquillaje líquido. Hay otras alternativas, como maquillaje en aerosol o en aerosol. Dependiendo de la zona y del tamaño del tatuaje, también se puede emplear maquillaje singular para teatro, que tiene una mejor cobertura. Podrás aplicar el maquillaje con los dedos o ayudándote de una esponja de maquillaje o un pincel; lo esencial es que debe quedar bien diluido y fundirse con el tono de tu piel. Debes saber que si quieres algo más profesional también hay maquillajes singulares para tapar tatuajes, aunque el resultado puede quedar realmente bien con el simple empleo de tu maquillaje diario.
  • Aplica polvos traslúcidos: si lo quieres, y para evitar un exceso de brillo en la zona, puedes aplicar polvos traslúcidos sobre el maquillaje
  • Sella el resultado con laca: para finalizar, para que el tapado sea más resistente a roces, puedes aplicarle una capa de laca para el pelo.
  • Si quieres realizar tu maquillaje para tapar tatuajes, este artículo sobre Cómo hacer base de maquillaje casera puede interesarte.

    Covers para tapar un tatuaje permanente

    Si ha llegado un punto en el que te has cansado de ver tu tatuaje diariamente o directamente te horroriza recordar por qué te lo hiciste, puedes actualizarlo con una cover. Una cover es un tatuaje que se realiza sobre otro para cubrirlo, y es una alternativa idónea para los amantes de la tinta que simplemente desean renovar su apariencia o tapar un fallo con creatividad.

    La eficiencia de esta solución va a depender de factores como el tamaño del tattoo original, de la tinta con la que se efectuó o de la zona que ocupa. Si el tatuaje es muy extenso o bien oscuro, se aconseja realizar antes alguna sesión de eliminación por láser para difuminarlo.

    Además, si te preguntas Cómo quitar un tatuaje permanente, te interesará visitar este otro artículo de Sabioz.

    Ropa y accesorios para tapar un tatuaje temporalmente

    Si por motivos de trabajo o cualquier otro compromiso te preocupa de qué forma esconder un tatuaje, deja de preocuparte. A continuación te explicamos de qué forma tapar un tatuaje para trabajar.

    Más allá de emplear cuellos altos para esconder tatuajes en el cuello o mangas largas para tapar los tattoos de los brazos, has de saber que existen manguitos y perneras singulares para tapar los grandes tatuajes que se realizan en brazos y piernas. Son flexibles, de licra y de apariencia semejante a la de una media normal, aunque realmente son más tupidos para impedir que se vea el tatuaje.

    Estas prendas se habitúan a llamar cubiertas para tatuaje y son muy simples de poner y de quitar. No obstante, ni se mueven ni se comprimen, permitiéndote así su empleo durante horas.

    Si quieres leer más artículos similares a Cómo tapar un tatuaje, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Belleza y Cuidado Personal.

    Deja un comentario