Saltar al contenido

Cómo trasplantar una planta

16 julio, 2021
Cómo trasplantar una planta
Cómo trasplantar una planta

Desde la siembra, el riego, el abono, la limpieza y hasta el momento de trasplantar una planta debemos tener en consideración cuidados esenciales para que esta no se dañe y se sostenga saludable. De hecho, cada uno de ellos de estos pasos acarrea una serie de requerimientos a los que debes prestar atención si quieres que tu amiga verde se desarrolle adecuadamente.

Al trasplantar una planta, hay que tener en consideración múltiples factores pero, en singular, hay que apreciar de qué género de planta hablamos: ¿es de interior? ¿es de exterior? ¿está en etapa de floración? Además, debes recordar que al trasladar cualquier especie vegetal resulta necesario realizar de nuevo todos los pasos desde cero: preparar el sustrato y las raíces, sembrar y regar, etc. Para que el proceso te resulte más fácil, desde Sabioz te enseñamos con todo lujo de detalle de qué manera trasplantar una planta de forma recomendable. ¡Vamos allá!

Cómo trasplantar una planta de interior

Cada especie vegetal requiere una forma específica de cuidados; o sea, si te preguntas de qué manera trasplantar un cactus o de qué manera trasplantar una orquídea en específico, por poner un ejemplo, has de saber que cada especie precisará unas atenciones en específico. Sin embargo, cuando hablamos de plantas de interior, hay una serie de pasos generales a proseguirse que debes tener muy presente:

  • Tienes un tiempo estimado de 1 a 2 años para hacer un intercambio.
  • Si ves que hay más raíces que sustrato en tu planta, resulta necesario un cambio urgente, pues no es bueno tener congestión en el capellón.
  • Si las raíces salen por los agujeros del drenaje también debes ir preparando una substitución, en tanto que probablemente el sustrato irá perdiendo sus nutrientes.

Cómo trasplantar una planta de interior: pasito a pasito

  1. Quita el cepellón de la maceta vieja de forma cuidadosa.
  2. A continuación, llena sutilmente la parte del fondo de la maceta nueva con el nuevo sustrato.
  3. Seguidamente, puedes proceder a poner el cepellón en el centro de la maceta nueva.
  4. Cuando hayas terminado este paso, rellena los bordes vacíos de la maceta con turba o compost, pero nunca lo hagas con tierra de jardín.
  5. Una vez esté hecho este trasplante, es esencial que la riegues hasta el momento en que se humecte completamente para que puede crecer fuerte y sana. Recuerda, no obstante, que no debes encharcar la superficie de la maceta, pues podrías ahogar la planta.
  6. Es esencial que los primeros días se sostenga en un espacio alumbrado, pero sin exposición a la luz solar directa o a altas temperaturas, en tanto que esto podría dañar la planta gravemente.
    Cómo trasplantar una planta - Cómo trasplantar una planta de interior

    Cómo trasplantar plantas de exterior

    Los pasos para trasplantar una planta de exterior no son muy, muy diferentes a los que te hemos indicado para las plantas de interior. Si bien es verdad que se deben tener en consideración otros factores como el porqué del trasplante (por estética o salud de la especie vegetal) y el lugar dónde se planea situar, los principios básicos son los mismos. Igual que hemos hecho con el apartado precedente, te proponemos ciertas consideraciones que deberías tener en consideración:

    • Qué género de planta quieres trasplantar.
    • Qué tamaño ocupa en su máximo desarrollo (si quieres plantar, por poner un ejemplo un árbol como el cerezo, debes priorizar un espacio bastante extenso para su desarrollo).
    • Cómo se desarrollan mejor estas plantas: al mudar una Amarilis, por poner un ejemplo, debes tener en consideración que son plantas que se desarrollan mejor a la vera de otras especies no invasivas, como el Lilium.

    Cómo trasplantar una planta de exterior: pasito a pasito

    1. Para comenzar, evita que se rompa el cepellón o pan de tierra que cubre las raíces. Debes excavar en torno a la planta para que sea más seguro y tenga menor impacto.
    2. A continuación, debes proceder a envolver el cepellón con un plástico resistente o malla para evitar daños generales en la planta.
    3. Para trasplantada la planta, la tierra ha de estar preparada adecuadamente. Para ello, debes mezclar diferentes materiales que aporten nutrientes como el compost, el abono y la turba. ¿Un consejo espléndido? intenta hacer la composición lo más orgánica posible.
    4. Seguidamente, pon el cepellón dentro el agujero excavado y, más tarde, procede a rellenar los vacíos con el sustrato.
    5. Una vez realizados los pasos precedentes, hay a regar la superficie del trasplante hasta el momento en que se vea completamente humectada. Una vez más, recuerda que un exceso de agua podría ahogar la planta, conque ve de forma cuidadosa.

    Si te agradan las plantas pero no sabes por cuál decantarte, este selección de 18 Plantas de Sol y Sombra puede resultarte realmente útil. Escoge tu preferida y ponte a trabajar para darle luz y color a tu comedor o a tu jardín.

    Cómo trasplantar plantas en floración

    Trasplantar una planta en floración es un tema frágil con el que debes ir de forma cuidadosa, pues se trata de un proceso en el que la especie vegetal gasta más energía de lo normal. Este momento de la floración acarrea más agobio y una restauración de nutrientes más lenta.

    Por su parte, para realizar el proceso de traslado, sea de una maceta a otra o de un lugar del jardín a otro, se deben tener en consideración tres factores esenciales: el primero es que no se deben separar las raíces del cepellón bajo ningún término; el segundo, es que debes sostener la planta hidratada de forma continua durante 3 o 4 días antes del trasplante; el tercer factor hace referencia a dedicar singular cuidado para no maltratar las raíces, pues como hemos dicho, se trata de un momento frágil para la planta y su desarrollo.

    Cómo trasplantar plantas en floración: pasito a pasito

    1. Lo primero que debes hacer es preparar la planta con riegos continuos durante 3 o 4 días antes del trasplante.
    2. A continuación, vas a deber seleccionar el lugar o la maceta recomendable para el intercambio; de esta manera, las raíces medrarán más y el sustrato aportará más nutrientes a la planta.
    3. Prepara el atravieso o la maceta donde vayas a sembrar la planta. En este último caso, vas a deber rellenar el fondo con sustrato rico en nutrientes y minerales.
    4. Cuando hayas terminado el paso precedente, saca la especie vegetal (de esta manera como el cepellón) del lugar en el que esté plantada. Para facilitar la extracción, resulta necesario que la tierra esté suficientemente humectada. A su vez, cerciórate de que las raíces sufran el menor daño posible.
    5. Posteriormente, pon la planta con el cepellón adherido en el atravieso o la maceta. Una vez allá, vas a deber proceder a rellenar los espacios libres con abono o turba, dependiendo de los requerimientos de la especie en específico que estés trasplantando.
    6. Como paso final, riega la superficie del sustrato hasta humectarlo por completo.

    Si quieres leer más artículos similares a Cómo trasplantar una planta, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Jardinería y plantas.

    Entradas relacionadas: