Cómo tratar la hepatozoonosis canina

La hepatozoonosis canina es una de las enfermedades que pueden transmitir las garrapatas. Está producida por un parásito del género Hepatozoon (en específico el Hepatozoon canis) y la garrapata común, lo que apunta es que es una enfermedad de una extensa distribución geográfica. Es una afección que es poco a poco más usual y cuya patogenia es bastante compleja en tanto que para que se manifieste es precisa la presencia de otra infección o estados de inmunosupresión. En Sabioz.com te contamos de qué manera tratar la hepatozoonosis canina.

Pasos a proseguirse:

Antes de saber de qué manera tratar esta enfermedad, es recomendable que sepas de qué manera afecta a tu mascota. La garrapata adquiere el parásito cuando se nutre de un can inficionado y en ella evoluciona. El can se inficiona por ingerir el insecto, no por la picadura y esto ocurre cuando tu mascota se mordisquea la piel para quitárselas.

Dentro del intestino del can se libera la infección y se distribuye por la sangre a zonas como los ganglios linfáticos, la medula ósea, el hígado, los músculos, el bazo… Esta enfermedad se genera en canes de forma indiscriminada, no tiene presente ni la edad, ni el sexo, ni la raza, aunque en casos más graves puede presentarse en cachorros por lo débil de su sistema inmune.

Cómo tratar la hepatozoonosis canina - Paso 1

Cuando aparece este género de infección parasitaria pueden darse síntomas como la diarrea hemorrágica, esto es debido a la liberación del parásito y a su penetración en la pared del intestino para conseguir los vasos sanguíneos. También puede aparecer hipertermia, fiebre, inconvenientes de hambre, abulia y complicad para moverse por el dolor muscular.

Como el organismo comienza a generar muchos anticuerpos que no son capaces de suprimir el parásito, pueden producir cuadros de glomerulonefritis o vasculitis, entre otros trastornos. Además esta enfermedad se puede presentar a la vera de otras que se transmiten por picadura de la garrapata.

Cómo tratar la hepatozoonosis canina - Paso 2

Si tu can presenta cualquiera de los síntomas arriba citados, debes acudir inmediatamente al veterinario y, singularmente, si adviertes la presencia de las garrapatas. Tu médico de confianza efectuará una exploración general antes de valorar el tratamiento, además hará pruebas complementarias como análisis de sangre, extensiones para visualizar el insecto…) y descartará la presencia de otras recurrentes.

Todo para llegar al diagnóstico de la enfermedad y así comenzar a tratar la hepatozoonosis de tu can. El procedimiento servirá para procurar suprimir el parásito y, sobre todo, para combatir todos los síntomas de la enfermedad.

Cómo tratar la hepatozoonosis canina - Paso 3

Para tratar la hepatozoonosis canina tu veterinario te recetará antiinflamatorios para calmar el dolor muscular y para que la fiebre remita. Si tiene inconvenientes de hambre y ha perdido peso posiblemente tome algún antianémico y, en casos más graves, posiblemente se realicen transfusiones de sangre si la anemia es de gravedad. Cada caso es un planeta y habrá que valorarlo muy puntualmente.

Pero hay algo que nunca debes olvidar y es que para que la hepatozoonosis o cualquier otra infección por parásitos no cause estragos en tu mascota, lo mejor es la prevención. Debes emplear los productos antiparasitarios que te aconseje tu veterinario, así las garrapatas no causarán inconvenientes de salud a tu can. En unComo te damos una serie de consejos para que sepas prevenir las pulgas y garrapatas.

Si quieres leer más artículos similares a Cómo tratar la hepatozoonosis canina, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Mascotas.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario