Cuáles son las partes del aparato digestible

El aparato digestible está compuesto de considerablemente más partes de las que a menudo se creen. Por ejemplo, hasta el momento no se tenían en cuenta partes como el cerebro, los ojos y los pulmones en el momento de hacer la digestión, pero la verdad es que estudios recientes han demostrado que estos órganos están más implicados en el sistema digestible de lo que se pensaba.

Si quieres saber cuáles son las partes sel aparato digestible, en el presente artículo de Sabioz te explicamos todo lo que has de saber.

Partes del aparato digestible completo

Oficialmente y de forma resumida, las partes de nuestro sistema digestible son:

  • Boca
  • Faringe
  • Esófago
  • Estómago
  • Páncreas
  • Hígado
  • Intestino delgado
  • Intestino grueso
  • Ano

Por otro lado, hay otros órganos secundarios que además intervienen de forma bastante directa en la digestión, como son:

  • Cerebro
  • Ojos
  • Glándulas salivales
  • Pulmones
  • Bacterias

A continuación, vamos a pasar a explicar detalladamente cada una de ellos.

Cuáles son las partes del aparato digestivo - Partes del aparato digestivo completo

La vista y el aparato digestible

Aunque muchos no lo crean, en la digestión, todo comienza por la vista. Los ojos son uno de los órganos más esenciales de nuestro cuerpo, en tanto que no solo cumplen la función de ver lo que sucede a nuestro alrededor, sino se ocupa de expedir información relevante a nuestro cerebro.

Cuál es la función de los ojos

Nuestro cuerpo sabe qué le agrada comer y qué no. Puede que sorprenda saber que la cuestión del hambre y los gustos, los dicta, sobre todo, nuestro cerebro y nuestras bacterias intestinales, pero esto lo vamos a hablar después.

Con la vista, el aparato digestible comienza a prepararse: nuestra boca comienza a salivar, las bacterias intestinales comienzan a revolucionarse y nuestro estómago prepara sus jugos gástricos y comienza a realizar los primeros movimientos, tal como si se desperezase y además hiciera estiramientos antes del gran maratón.

Por ello, si tienes inconvenientes de digestión, es muy recomendable que prepares tus platos con calma, contemplando uno por uno todos los ingredientes que vas añadiendo, para que tu cuerpo se prepare y sepa de antemano qué percibirá. Muchas veces, las indigestiones se deben a que comemos sin prestar atención a lo que ingerimos, en consecuencia nuestro aparato digestible recibe el alimento con cierta sorpresa y trata como puede de hacer su función.

Cuáles son las partes del aparato digestivo - La vista y el aparato digestivo

El cerebro y la digestión

El cerebro es otro de los responsables de la recomendable función del sistema digestible. El cerebro, por sí, tiene guardada una serie de información debido a nuestras experiencias con el alimento. Si sabe que algo acostumbra a sentarle mal, notifica a nuestro aparato digestible de que no quiere percibir ese comestible.

No obstante, como afirmábamos, la vista notifica al cerebro de lo que el cuerpo va a ingerir, y entonces este da el aviso al resto del sistema digestible para que comience a prepararse para la digestión. Este es un proceso muy esencial, en tanto que de esta manera nuestra digestión será sensiblemente más agradable y completa.

Asimismo, aunque esto no resulte una novedad, sí que resulta necesario recordar que en los trastornos alimenticios, el cerebro es el principal responsable de que ocurran estas enfermedades.

Los pulmones y el sistema digestible

Esto posiblemente choque más que saber que los ojos y el cerebro influyen en la digestión. Sin embargo, ¿qué papel tienen los pulmones en la digestión? Aunque los pulmones pertenezcan más propiamente al sistema respiratorio, además tiene una vinculación singular con el digestible.

Los pulmones se hacen cargo de conseguir el oxígeno preciso para que nuestras células funcionen con perfección, además de esto de quitar el dióxido de carbono de nuestro cuerpo. Esto es, dejar que las enzimas (que se encuentran en nuestro intestino delgado) puedan trabajar con perfección. Del mismo modo, si nuestras células dejasen de marchar apropiadamente, nuestro organismo no podría recoger los nutrientes de los comestibles ni repartirlos por el resto de nuestro cuerpo. En resumidas cuentas, sin la ayuda de los pulmones ni podríamos digerir bien, ni nos nutriríamos de la alimentación.

Cuál es la función de la boca

Y aquí comenzaríamos con el primer órgano oficial del aparato digestible: la boca. La lengua, los dientes y la saliva (producida por las glándulas salivales)forman un equipo incomparable en el momento de digerir. La lengua empuja el alimento cara los dientes, estos la desmenuzan para facilitarle la labor al estómago, y la saliva envuelve los comestibles para que puedan bajar apropiadamente por el esófago y la faringe, hasta llegar al estómago.

Es más, el acto de salivar mismo hace que el estómago comience a trabajar. Por eso, muchas veces se nos puede quitar el hambre con un simple chicle, en tanto que la salivación que se genera en ese acto engaña al estómago y cree que percibirá comida o que incluso ya la recibe.

Cuáles son las partes del aparato digestivo - Cuál es la función de la boca

Partes del tubo digestible

El tubo digestible está compuesto por el estómago, el intestino delgado, el intestino grueso y el ano.

  • Estómago: este órgano se ocupa de «desmenuzar» los comestibles ingeridos. La forma del estómago se debe, exactamente, para tener más sencillez de moverse y empujar el alimento de un lado a otro para desmenuzarla con los jugos gástricos.
  • Intestino delgado: aquí es donde realmente comienza la digestión. En el intestino delgado se encuentran las enzimas, las encargadas de dividir los comestibles. En las intolerancias alimentarias, es aquí donde comienza el inconveniente.
  • Intestino grueso: todo lo que se le escapa al intestino delgado, se lo «come» el intestino grueso. Literalmente. En el intestino grueso viven miles y miles de bacterias que se hacen cargo de aprovechar todo lo que el intestino delgado no ha podido desmenuzar. De aquí que muchas veces tengamos gases cuando hemos comido algo que no nos ha sentado realmente bien.
  • Ano: el ano es el órgano final del sistema digestible. Se encarga de expulsar del cuerpo los restos de los comestibles, esto es, todo lo que no se ha podido aprovechar para sacar energía. El color que adquieren las defecaciones, no obstante, se debe principalmente al trabajo de las bacterias intestinales. Es por eso que si el color no el frecuente, posiblemente haya algún género de infección o que alguna de nuestras bacterias no funcione apropiadamente.

El páncreas y las bacterias intestinales

Es interesante hacer una singular mención a las bacterias intestinales, las que tienen un papel esencial en nuestra salud, pero habitúan a pasar desapercibidas.

Qué son las bacterias y para qué exactamente sirven

Lo primero es saber qué son las bacterias. Las bacterias son microorganismos vivos que se hacen cargo de digerir nuestros comestibles y que habitúan a percibir el nombre de flora intestinal. Este nombre lo recibió al principio, cuando no se conocían realmente a estos seres enanos, los que, a vistas del microscópico (que en aquel momento no podía ver cosas tan pequeñas como ahora), parecían realmente eso: un campo lleno de flora. No obstante, en la actualidad, conociendo qué y de qué forma son las bacterias, se las llama como microbiota o microbiota intestinal, cuya función es clave en nuestra digestión. Podríamos decir, en este sentido, que quién hace la auténtica digestión no es un órgano, sino las bacterias que habitan en nosotros.

Cada bacteria se nutre de ciertas cosas, esto es: no todas las bacterias se hacen cargo de sacar los nutrientes de la carne, ni de las verduras, ni de los frutos secos. Es por eso que, contra más comas un determinado comestible, más bacterias tendrás encargadas de desmenuzar ese género de comida. ¿Esto qué es lo que significa? Que si por ejemplo solo comes carne, tu cuerpo (tus bacterias) terminarán pidiéndote únicamente carne, en tanto que cada vez tendrás menos bacterias encargadas de otros géneros de comestibles, que podrían incluso llegarte a sentar mal por carencia de esas bacterias. Por lo tanto, es sumamente esencial que lleves una dieta lo más equilibrada posible. Lee el siguiente artículo si quieres saber cuáles son los géneros de bacterias intestinales.

Cuál es la función del páncreas

Durante un buen tiempo se ha pensado que el páncreas no tenía ninguna función en nuestro organismo. No obstante, recientes estudios llevados a cabo en Alemania han demostrado que el páncreas es el encargado de repoblar la microbiota intestinal cuando se han producido infecciones y/o bien otras anomalías en nuestros intestinos.

Cuáles son las partes del aparato digestivo - El páncreas y las bacterias intestinales

Cuál es la función del hígado en la digestión

Una vez que los comestibles han pasado a convertirse en azúcares, vitaminas, proteínas y otros nutrientes, son mandados al hígado por medio de la sangre. Aquí, el hígado hace una selección de lo más esencial sobre todo lo conseguido tras la digestión: dirige las toxinas cara la orina o las heces y administra el resto de nutrientes ventajosos para nuestra salud.

El hígado es, en consecuencia, un espléndido órgano administrando lo que es bueno y malo de lo que se ha conseguido de la digestión.

Ahora que sabes cuáles son las partes del aparato digestible, posiblemente además te interese este otro artículo sobre ¿Se puede vivir sin estómago?

Si quieres leer más artículos similares a Cuáles son las partes del aparato digestible, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Formación.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario