Diferencia entre uñas de gel y porcelana

Desde hace ya un tiempo se ha puesto de tendencia lucir una manicura perfecta. Muchas son las personas que recurren a centros de belleza para lucir uñas de gel o de porcelana. Son dos opciones que, a veces, se confunden, a pesar de existir esenciales diferencias, que van alén del resultado final que se ve en las manos.

En Sabioz, te detallamos la diferencia entre uñas de gel y porcelana, además de esto de contarte cuáles son las principales ventajas y también inconvenientes de cada una de ellas. Así podrás elegir bien el género de uñas que prefieres, aunque siempre y en todo momento es recomendable que te dejes recomendar por profesionales.

Qué son las uñas de porcelana

Las uñas de porcelana se distinguen de las de gel por estar elaboradas con fibra de vidrio. Este material tiene la principal característica de ser bastante débil, con lo que hay que tener mucho cuidado con su colocación, que siempre y en todo momento debe realizarse en centros especializados.

El trabajo que se realiza para su recomendable colocación es bastante costoso. Y es que, aunque hay uñas de porcelana que se podrían acotar como estándar, la verdad es que el profesional debe darles forma y el tamaño recomendable en función de las uñas naturales y de la mano de cada persona para conseguir buenos resultados. Quizás posiblemente también te interese este artículo sobre Cómo cuidar las uñas de porcelana.

Diferencia entre uñas de gel y porcelana - Qué son las uñas de porcelana

Qué son las uñas de gel

Las uñas de gel, a diferencia de las de porcelana, se hacen con oligómeros, que habitúan a ser viscosos. Esta textura es la que se endurece sobre la uña cuando entra en contacto con las luces de las lámparas ultravioleta, que se emplean para este género de manicura.

Estas uñas se identifican por tener una colocación sensiblemente más fácil. Aunque se ponen pegándolas sobre la uña natural, a veces no quedan tan bien encajadas por el hecho de que no se moldean como ocurre con las de porcelana.

Pese a ello, este género de manicura está en levanta, siendo una de las principales tendencias de tendencia. A este apogeo ha contribuido el hecho de que son más asequibles de poner las de porcelana. También posiblemente te interese el siguiente artículo sobre Cómo cuidar las uñas de gel.

Principales diferencias entre uñas de gel y porcelana

Las uñas de porcelana tienen una serie de particularidades que las distinguen de las de gel. Son particularidades que se aprecian en múltiples aspectos que van alén de su composición y colocación.

  • La dureza: las de porcelana son más duras que las de gel, una particularidad por la que son más resistentes a golpes. Por el contrario, las de gel son más flexibles, lo que facilita que se amolden mejor a la uña y quede más protegida frente a, por ejemplo, golpes o choques con objetos. Esto resulta un tanto curioso por el hecho de que asemeja que las uñas más duras protegen más. Sin embargo, debes tener en consideración que las uñas de porcelana, por esa mayor resistencia, pueden llegar a dañar la uña natural si se rompen por un golpe, al paso que que las de gel no tienen ese inconveniente y con ellas se pueden hacer las actividades cada día sin inconvenientes, incluyendo las tareas familiares.
  • El color: generalmente, si no aplicas un esmalte de color, las de gel tienden a quedar más naturales que las de porcelana, que habitúan a ser más opacas.
  • El resultado final: el resultado final en las uñas de gel es diferente que las de porcelana por el hecho de que quedan bastante más gruesas, ya que se deben aplicar múltiples capas de producto durante la manicura.
  • La duración: entre las uñas de gel y porcelana también cambia. En general, las de porcelana habitúan a durar unos seis meses, al paso que que las de gel tienen una menor duración. De todos modos, en los dos casos, debes hacer el mantenimiento para ir retocándolas conforme crece la uña. Normalmente, acostumbra a ser cada quince días.
  • La eliminación de las uñas: esto también es diferente. Las de porcelana se deben suprimir con un líquido singular. Por su parte, las de gel se eliminan con un quitaesmalte específico para esmaltes de gel, además de esto de tener que lijar la uña.
  • El costo: este es otro aspecto en el que difieren. Las uñas de gel son bastante más asequibles que las de porcelana. Los costes cambian dependiendo del centro que elijas para hacer la manicura.

Son factores que determinan la diferencia entre uñas de gel y porcelana que te hemos comentado en Sabioz para que puedas conocer todos los detalles y elegir la que más te interese para lucir una “manicura diez”. Recuerda que siempre y en todo momento es recomendable que vayas a centros especializados tanto si eliges las de porcelana como las de gel. Si te ha agradado este artículo, posiblemente también te resulte útil este sobre Cómo fortalecer las uñas tras quitarme las de gel.

Diferencia entre uñas de gel y porcelana - Principales diferencias entre uñas de gel y porcelana

Si quieres leer más artículos similares a Diferencia entre uñas de gel y porcelana, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Belleza y Cuidado Personal.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario