Enfermedades comunes en los hámsters

¿Tienes un hámster y quieres conocer más a tu pequeña mascota? Sigue leyendo, te contamos todo sobre las enfermedades más frecuentes que puede sufrir tu roedor. Los hámsteres son unos animales que requieren poquísimos cuidados equiparados con otros animales familiares. Son altamente sensibles al agobio, a los cambios de temperatura, a la falta de higiene en su jaula y también si su alimentación es monótona. En Sabioz.com te contamos cuáles son las enfermedades más frecuentes de los hámsteres.

Pasos a proseguirse:

Como el hámster es un animal tan pequeño es complicado advertir los síntomas de cualquier enfermedad. Para saber si tu mascota está enferma, debes prestar atención a algunos aspectos como, por ejemplo, si notas que tu hámster está beligerante, triste, inactivo durante la noche, irritable, si hace extraños movimientos, se estira demasiado, se rasca, brinca, treme o está espantadizo, es momento de preocuparse.

También puede ser un rasgo de enfermedad si tiene húmeda la zona del ano, las uñas larguísimas, el vientre hinchado y tenso, desnutrición, si pierde peso, si le cambia el tono de las patas o lo notas encogido.

Existen más síntomas que pueden señalarse que tu hámster está enfermo. Si está sucio, descuidado, hinchado, si le lloran los ojos, si los tiene enrojecidos o si pierde pelo, son posibles signos de inconvenientes de salud.

Si tu mascota estornuda mucho, tiene inconvenientes para respirar, si saliva demasiado, si tiene los dientes largos o desfigurados, o si tiene la piel irritada, son otros posibles síntomas de que tu hámster está malo. Si adviertes alguno de estos, es recomendable que vayas a un veterinario de pequeños mamíferos para que determine que le ocurre.

Enfermedades comunes en los hámsters - Paso 2

Existen distintas enfermedades frecuentes de los hámsters y que no son exclusivas de ellos. Si tu mascota se rasca mucho, tiene el pelo apelmazado, hay presencia de calvas, piel irritada y se mueve mucho por la jaula, es que tiene ácaros y hongos. Estas infecciones aparecen pues su sistema inmune está desgastado a causa del agobio, de la suciedad(o del exceso de limpieza), de tener poco espacio y de una mala alimentación. En unComo te damos algunos consejos para que puedas saber si tu hámster tiene ácaros.

Otra de las enfermedades comunes de los hámsters es la diarrea. Notarás que tu mascota sufre este inconveniente si los excrementos son líquidos y siempre y en todo momento tiene la zona del ano sucia, además de esto, también estará más apático y con menos hambre. Los motivos de la diarrea son por una infección bacteriana, por haber comido algún comestible fresco en exceso o por la ingestión de plantas tóxicas.

Enfermedades comunes en los hámsters - Paso 3

Otra de las enfermedades comunes de los hámsters es la cola húmeda. Podrás advertir que el animal sufre esta afección si ves que tu mascota tiene la zona del rabo mojado y además de esto, tiene diarrea. Las causas son las colibacterias y acostumbra a afectar sobre todo a los más jóvenes en tanto que sufren agobio con mayor sencillez.

Los abscesos son también enfermedades comunes en los roedores. Si notas que tu hámster tiene un bulto bajo la piel en cualquier zona del cuerpo, se trata de un absceso y las causas habitúan a ser mordeduras o algún corte inficionado.

Cuando tu hámster se hace mayor puede tener algún tumor. Estos tumores si son pequeños no vale la pena que se operen pero esto será una resolución que tomes con la ayuda de tu veterinario.

Enfermedades comunes en los hámsters - Paso 5

Otra enfermedad que puede tener tu roedor son los labios irritados. Si ves que las comisuras estás enrojecidas y le llega la irritación a la nariz, vas a deber ir al veterinario. Esto es causa de una alimentación monótona que provoca unas grietas en la piel que se llenan de bacterias.

Tu hámster también puede tener un exceso de secreción lacrimal, los ojos hinchados o con alguna infección. Los motivos habitúan a ser de tipo bacteriano por una lesión provocada por el contacto con el heno.

Los hámsters también sufren de forma usual enfriamientos. Si ves que estornuda, le silba la nariz al respirar y tiene fluidos nasales, es que está resfriado. Las causas habitúan a ser un mal mantenimiento, tu roedor habrá estado expuesto a corrientes o cambios de temperatura. Tu pequeño roedor también puede sufrir un choque térmico y los síntomas son la abulia y un estado de shock en el que la respiración se le acelera. Puede que padezca esto si ha estado expuesto un buen tiempo al sol o a temperaturas elevadas. En unComo te asistimos a que puedas saber si un hámster tiene frío.

Los roedores también pueden sufrir oclusión de los carrillos. Los síntomas de esta enfermedad es que intentará de forma continua vaciar los carrillos y rechazará el alimento. Los motivos de este inconveniente de salud son el taponamiento de los carrillos por algún comestible pegajoso o dulce.

Enfermedades comunes en los hámsters - Paso 8

Y finalmente, otra enfermedad que puede sufrir tu hámster es la diabetes. Si ves que tiene los ojos de un color turbio, orina demasiado, y ha engordado, posiblemente tenga esta enfermedad. La causa de la diabetes es una alimentación rica en grasas o azúcares. En unComo te damos algunos consejos para que sepas nutrir a un hámster.

Si quieres leer más artículos similares a Enfermedades comunes en los hámsters, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Mascotas.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario