Saltar al contenido

Enfermedades del limonero

10 julio, 2021
Enfermedades del limonero
Enfermedades del limonero

El limonero es uno de los árboles más populares que existen, pues gracias a su delicioso fruto muchos son los amantes de la ecología que apuestan por plantar su limonero en casa. La característica principal de este árbol tropical es que se trata de una especie frutal cítrica; su fruto es comible y, como hemos anunciado, valoradísimo en todo el planeta por sus propiedades medicinales, sus características particulares saborizantes y sus altos contenidos de vitamina C.

Pero si tienes tu limonero en casa, posiblemente te hayan asaltado ciertas preocupaciones. ¿Se trata de un árbol que acostumbra a ser atacado por distintas enfermedades y plagas? ¿Cómo puedo cuidar de mi limonero para que esto no ocurra? Desde Sabioz te explicaremos cuáles son las enfermedades del limonero más frecuentes, como las causas de estas y de qué manera evitarlas.

Enfermedades del limonero: hojas arrugadas

Cuidar un árbol limonero no es labor difícil, no obstante, es muy simple que este enferme ante cualquier desatiendo o fallo (así sea por plagas, hongos del limonero o cualquier otro parásito). Las consecuencias de dichas enfermedades pueden ser graves y también incluso pueden llegar a concluir con la vida de tu árbol.

¿Has visto que tu limonero tiene las hojas arrugadas? Puede ser una señal a apreciar, pues entre los síntomas más frecuentes que presenta el limonero cuando está polucionado por una plaga son las hojas arrugadas o enrolladas.

Si te preguntas a qué se debe este inconveniente, has de saber que las hojas arrugadas o enrolladas en el limonero vienen causadas por un insecto minador o por una polilla minadora. Estos hacen que las hojas se vuelvan de color marronoso y se vayan arrugando progresivamente para, al final, mustiarse y caer.

Pero no renuncies, pues igual que ocurre con muchas otras enfermedades del limonero, las hojas arrugadas tienen solución. Lo que debes hacer para combatir esta enfermedad es aplicar directamente en las hojas aceite de nim en forma de atomizador. Puedes atestar un envase con pulverizador de este aceite y salpicar magníficamente tu árbol, pues se trata de un excelente aliado en el tratamiento de plagas.

Si tienes este árbol en casa, posiblemente desees echarle un vistazo al siguiente artículo sobre Cómo cuidar un limonero.

Enfermedades del limonero - Enfermedades del limonero: hojas arrugadas

Enfermedades del limonero: hojas amarillas

Cuando se habla de las enfermedades del limonero, se acostumbra a mentar las hojas amarillas, pues es un síntoma imposible de ignorar. Las hojas amarillas en el limonero pueden estar causadas por dos motivos: o bien es síntoma de falta de nutrientes en el árbol, o bien es señal de que hay una plaga o hongos en el limonero. En el próximo apartado te informaremos de de qué manera desinficionar tu árbol dependiendo de la plaga que le haya atacado, pero veamos antes las enfermedades que pueden causar este color amarillento:

  • Clorosis: enfermedad que aparece debido a la falta de clorofila en las hojas.
  • Enanismo: además de esto de tornarse de color amarillento, cuando existe enanismo las hojas dejan de crecer. La principal causa del enanismo es la falta de buenos nutrientes en el árbol.
  • La necrosis: esta es tal vez la enfermedad más grave, pues acarrea la muerte segura de la planta. Esta enfermedad se da por el exceso de sales y fungicidas aplicados en el árbol.

Desde Sabioz queremos adelantarte que si el limonero se cuida y se observa de manera continua, es posible prevenir estas enfermedades. Para ello, sigue las recomendaciones que te proponemos ahora:

  • El limonero se debe regar de manera continua, pero sin abusar de la cantidad de agua suministrada. No encharques el árbol, pues la meta es que reciba únicamente los nutrientes que precisa.
  • Aplica fertilizantes que contengan micronutrientes periódicamente. Algunos de los micronutrientes que debería contener son hierro, cobre, magnesio, cinc y boro.
  • De igual forma, cerciórate de que tu fertilizante contenga macronutrientes como el azufre, potasio, fósforo, ázoe y calcio.
  • Poda el árbol al menos una vez por año para suprimir las ramas probablemente contaminadas por hongos del limonero, como las hojas mustias y amarillas que señalen la presencia de cualquier enfermedad. De esta forma, le garantizarás a tu árbol el nacimiento de nuevas ramas que contendrán nuevos frutos sanos.
  • A la hora de pensar en cultivar o trasplantar un limonero, cerciórate de que este tenga, al menos, cinco horas de luz solar al día.
Enfermedades del limonero - Enfermedades del limonero: hojas amarillas

Cómo fumigar un limonero

La fumigación de un limonero se puede realizar en dos momentos terminantes diferentes: el primero se puede hacer tras la poda del limonero (pues con esta fumigación es posible evitar futuras contaminaciones por plagas) y el segundo cuando se advierten determinados hongos y también insectos, ya que estos pueden causar el deterioro de la planta. Si tu árbol sufre una plaga de hongos común, te invitamos a que sigas los siguientes pasos:

  1. Poda el limonero como haces de costumbre.
  2. Una vez hayas terminado, procede a atestar un envase con pulverizador de un fungicida. Puedes hacer tu fungicida casero natural o bien adquirir un fungicida con químicos para árboles frutales. Desde Sabioz te invitamos a que mezcles 5-6 ml del plaguicida en tu envase lleno de agua.
  3. Una vez esté hecha la mezcla, vas a deber salpicar las hojas del árbol por los dos lados.
  4. Frota cada una de las hojas con las manos para que el insecticida penetre bien.
  5. Es esencial que cada vez que podes el limonero y lo fumigues, también procedas a fertilizarlo. Para ello puedes emplear compost, humus de lombriz o fertilizantes singulares para cítricos.

Si decides realizar tu fungicida natural, no te pierdas el siguiente artículo sobre Cómo hacer un fungicida casero. Además, tengo Sabioz te invitamos a realizar esta fumigación un par de veces, dejando pasar 7 días entre una fumigación y otra para un mejor resultado.

Ahora bien, en el momento de fumigar tu limonero también vas a deber tener en cuenta las enfermedades que este ha contraído, pues dependiendo de cada una de ellas vas a deber emplear un producto o bien otro. A continuación te hablamos de las enfermedades más frecuentes del limonero y de qué manera tratarlas:

  • Si tu árbol ha sido atacado por el pulgón, debes emplear acetamiprid, pimetrozina o pirimicard para concluir con dicha plaga. Puedes localizar estos insecticidas en diferentes tiendas especializadas. Este artículo sobre Cómo suprimir el pulgón del limonero te ayudará a realizar cada paso con precisión.
  • Encontramos también en las enfermedades del limonero la cochinilla acanalada. Si esta plaga ataca tu árbol, te invitamos a que evites la utilización de insecticidas, ya que estos podrían terminar ineficazmente con una gran diversidad de insectos que no son peligrosos para el limonero. En este caso, te invitamos a que hagas empleo de un control biológico introduciendo en la planta la Rodolia cardinalis, un escarabajo que se usa a menudo para inspeccionar plagas de los cítricos. En cuestión de semanas, la cochinilla habrá desaparecido de tu árbol.
  • Otro insecto común que puede inficionar tu limonero son los minadores, unas larvas que habitan dentro de las hojas de tu árbol y dejan en ellas un indicio blanquecino o marronoso. Para combatir esta plaga te invitamos a la utilización de aceite de nim, pues con solo 4 ml de este producto por litro de agua que emplees a lo largo del riego será suficiente. Sin embargo, también puedes decantarse por otras especies que se alimentan de estas plagas: arañas, crisopas, orius, etc.
  • Por último, has de saber que la araña o ácaros colorados deben ser exterminados empleando una fumigación con aceite mineral, clofentezin, dicofol, etoxazol o fenazaquin entre otros.

Te mostramos ciertas imágenes de enfermedades de los limoneros para que tengas presente el aspecto de estas plagas.

Enfermedades del limonero - Cómo fumigar un limonero

Cómo preparar un fungicida casero efectivo

A continuación te explicamos de qué manera preparar un fungicida casero a base de sulfato de cobre para suprimir de forma eficaz y veloz cualquier plaga. Este fungicida, llamado caldo bordelés, no es difícil de preparar, conque sigue el pasito a pasito que te proponemos ahora para conseguir grandes resultados. Estos son los ingredientes que vas a precisar:

  • 10 gramos de sulfato de cobre: lo puedes adquirir en ferreterías o en tiendas de artículos para piscinas.
  • 10 gramos de cal común: puedes hallarlas, principalmente, en ferreterías.
  • 1 litro de agua.

Ahora sigue este pasito a pasito:

  1. En un cuarto de litro de agua vas a deber añadir unos 2,5 ml de sulfato de cobre y 5 ml de cal. Mezcla bien para disolver los minerales.
  2. En otro recipiente, vierte el resto de agua y agrégale lo que quede de cal.
  3. Vacía el agua preparada con cal en un cubo. Se aconseja colar la cal con un harapo para evitar que pasen restos de tierra o arena.
  4. Vacía la mitad del cuarto de litro de agua preparado con sulfato de cobre y cal en el cubo.
  5. Para este género de preparado casero, se debe medir el pH de la mezcla esmeradamente. Debes procurar que el resultado sea 7, pues de lo opuesto podría dañar la planta.
  6. Si el pH está sobre 7, vas a deber vaciar el resto del preparado en la mezcla final. Si el pH no llega a 7, solo vas a deber añadir un tanto más de cal.
  7. Una vez tengas preparado el caldo bordelés, mezcla un 50% de este fungicida con un 50% de agua.
  8. Este fungicida casero he de ser aplicado antes que hayan pasado tres horas de su preparación, pues después comienza a perder las propiedades de adhesión a las hojas.
  9. Tendrás que aplicar la mezcla con un atomizador directamente sobre los dos lados de las hojas.
  10. Haz empleo de este fungicida preferiblemente en días nublados, temprano por la mañana o a lo largo del atardecer.
Enfermedades del limonero - Cómo preparar un fungicida casero efectivo

Si quieres leer más artículos similares a Enfermedades del limonero, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Jardinería y plantas.

Entradas relacionadas: