¿Es mala la cerveza para el ácido úrico?

El ácido úrico es una de las enfermedades que tiene una relación más directa con la alimentación. De hecho, la ingesta de ingredientes perjudiciales puede provocar su aparición, causarte un brote esencial o bien empeorar los síntomas de esta enfermedad.

Pero esta situación también puede darse con las bebidas, especialmente con aquellas a las que no se les presta singular atención de esta forma sea por el hecho de que se cree que no son perjudiciales, por el hecho de que no tienen alcohol o por el hecho de que su graduación es bajísima. Una de las bebidas que más se ponen en duda cuando conversamos de este trastorno es la cerveza, en tanto que el ácido úrico y la cerveza tienen una relación difícil y bastante ignota. Si te preguntas «¿es mala la cerveza para el ácido úrico?» no intentes más, desde Sabioz te explicamos todo lo que has de saber al respecto. Antes de proseguirse leyendo esta información, te invitamos a que le eches un vistazo a este artículo sobre Qué es el ácido úrico para que aprendas, con más profundidad, en qué consiste esta enfermedad.

Bebidas prohibidas para el ácido úrico

Algo que debes tener muy presente y debes preguntarte si padeces de este inconveniente es Qué comestibles aumentan el ácido úrico para poder evitarlos o consumirlos con moderación. Pero, además de esto de cuidar tu alimentación, debes observar las bebidas que tomas, en tanto que a quienes sufren de ácido úrico no se les aconseja tomar los próximos géneros de bebida:

  • Bebidas gaseosas.
  • Bebidas con un alto grado alcohólico como puede ser el whisky, la ginebra o el brandy. La relación entre el ácido úrico y el alcohol es compleja y, generalmente, se aconseja evitar este género de bebidas. Sin embargo, muchos especialistas defienden la ingesta de un vaso de vino de cuando en cuando. Si te apasiona el vino y tienes ácido úrico, descubre más información en el presente artículo de ¿Es malo el vino para el ácido úrico?
  • Zumos que no son naturales, incluyendo todos los que no hayas exprimido en tu casa, independientemente de la denominación con la que se comercialicen.

Dentro de la dieta de ácido úrico, estas son bebidas prohibidas por el hecho de que son ricas en azúcares, esto es, son substancias que compiten con el ácido úrico en el momento de ser expulsadas del organismo.

¿Por qué no unir ácido úrico y cerveza?

Y, ¿qué ocurre con la relación entre ácido úrico y cerveza sin alcohol? Desde Sabioz te notificamos que esta bebida está en la lista de comestibles y bebidas que los especialistas aconsejan evitar, incluso cuando la cerveza no tenga alcohol. La clave de la razón está en el lúpulo, una condimenta de planta rica en purinas que se descompone en ácido úrico. Las purinas son, en consecuencia, el motivo por el como se pide suprimir esta bebida de tu dieta si tienes ácido úrico.

¿Te preguntas si existe la cerveza sin purinas? En caso de que te apasione la cerveza y desees proseguirse disfrutando de ella a pesar de tener ácido úrico, desde Sabioz te invitamos a que consultes con tu médico el posible consumo de cerveza sin lúpulo, en tanto que sería la única forma de tomar cerveza sin purinas.

¿Es mala la cerveza para el ácido úrico? - Bebidas prohibidas para el ácido úrico

Cervezas con alcohol y ácido úrico

Como hemos comentado anteriormente, la relación entre el ácido úrico y la cerveza no es positiva, de tal modo que si tienes este inconveniente deberías evitarla. Evidentemente, la cerveza con alcohol es más perjudicial para la salud que la que no tiene alcohol, en tanto que aumenta el riesgo de tener un brote de ácido úrico. Diversos estudios como el desarrollado por la Universidad de Harvard reflejan que tomar dos cervezas al día o más, eleva en un 50% las probabilidades de provocar esta enfermedad.

El Hospital General de Massachussets, por otro lado, ha realizado una investigación todavía más preocupante que asegura que la cerveza es una de las peores bebidas que se pueden tomar para el ácido úrico. En específico, este equipo de estudiosos evidenció que la cerveza y el ácido úrico son una combinación muy perjudicial. Por ejemplo, si se toma un whisky, brandy o ginebra, entre otras bebidas de alta graduación alcohólica, el riesgo relativo de que aumente el ácido úrico es de 1.15, al paso que que en el caso de la cerveza se eleva hasta el 1.49.

El riesgo crece cuando se toma más de una cerveza. Con dos o tres cañas, las posibilidades de tener ácido úrico alto son 2.5 veces más elevadas en comparación con una persona que no consume este género de bebida.

Cerveza sin alcohol y ácido úrico

En general, muchas personas tienden a pensar que la cerveza con alcohol es la única perjudicial para el ácido úrico, no obstante, cuando tienes gota, también debes evitar la cerveza sin alcohol.

Si te preguntas por qué, has de saber que la contestación es muy similar a la que hemos dado anteriormente, en tanto que el hecho de que una cerveza no tenga graduación alcohólica no quiere decir que no tenga lúpulo. Por lo tanto, la cerveza con alcohol sigue conteniendo purinas que elevan el nivel de ácido úrico al descomponerse en el organismo, provocando de esta forma la aparición de la gota. Puede que también te interese echarle un vistazo a este artículo sobre Cuál es el nivel normal de ácido úrico.

Estas explicaciones son pautas orientativas que desde Sabioz te exponemos para intentar responder a tu pregunta de si es mala la cerveza para el ácido úrico. De todos modos, te recordamos que siempre y en todo momento consultes con el médico para que te ofrezca el tratamiento más saludables y te oriente con los cuidados precisos para tener los niveles normales de ácido úrico.

¿Es mala la cerveza para el ácido úrico? - Cerveza sin alcohol y ácido úrico

Este artículo es meramente informativo, en Sabioz no tenemos capacitad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún género de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier género de condición o malestar.

Si quieres leer más artículos similares a ¿Es mala la cerveza para el ácido úrico?, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Enfermedades y efectos secundarios.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario