Esponjas menstruales: qué son y de qué manera se emplean

Esponjas menstruales: qué son y cómo se usan

Imagen: imagenesmy.com

La regla es un proceso natural en el que la mujer expulsa de forma mensual los óvulos que no han sido fecundados mediante la vagina. Entre sus síntomas más frecuentes encontramos el dolor en el vientre bajo, la hinchazón abdominal, la sensibilidad en el pecho y el sangrado menstrual (además conocido popularmente como regla). Para este último síntoma, encontramos diferentes métodos para nuestra ropa interior no finalice manchándose de sangre como compresas, tampones o copas menstruales, entre otros. Sin embargo, ¿habías oído dialogar alguna vez algo sobre las esponjas menstruales?

En Sabioz queremos que conozcas todos los métodos para que a lo largo del periodo menstrual te sientas lo más cómoda posible. Por ello, en el siguiente artículo te explicaremos todo sobre las esponjas menstruales: qué son y como se emplean.

Qué son las esponjas menstruales

Una esponja menstrual, además conocida como esponja vaginal, es una de las alternativas a las compresas y tampones, o sea, otra forma de recoger el sangrado que se da durante la regla. Este sistema de recogida de flujo menstrual marcha de forma muy similar a otros métodos como el tampón, en tanto que se introduce en la vagina de la misma forma y tiene una duración prácticamente idéntica (aproximadamente unas 6-8 horas). Pero la esponja vaginal es un producto que se identifica por ser más flexible que el precedente, en tanto que se amolda de forma perfecta a las paredes vaginales, lo como le ofrece más comodidad a la mujer durante este periodo que puede resultar tan molesto. Si por lo general sientes incomodidad a lo largo del periodo, te invitamos a leer este otro artículo sobre Cómo sentirme cómoda con la regla.

Existen dos modelos principales de esponjas menstruales: las naturales o de origen marino y las sintéticas. Sin embargo, es esencial que distingamos estos géneros de esponjas con otro que no tiene nada que ver y que se acostumbra a confundir con este procedimiento de recogida de fluidos: la esponja anticonceptiva. Este otro producto no se usa para absorber el sangrado menstrual, sino se trata de un procedimiento anticonceptivo basado en el uso de espermicidas para prevenir un embarazo no deseado.

Esponjas menstruales: qué son y cómo se usan - Qué son las esponjas menstruales

Cómo se emplean las esponjas menstruales

Es normal que antes de utilizar un producto del que apenas has oído dialogar, creas que su empleo puede ser difícil o algo complicado. Sin embargo, la esponja vaginal es un procedimiento bastante simple de utilizar. Tan solo precisarás un tanto de práctica para acostumbrarte a emplearlo. De hecho, ahora te daremos una serie de consejos sobre de qué manera se emplean las esponjas menstruales:

  • Para introducirla en la vagina primero vas a deber humectar bien la esponja y escurrirla para suprimir el exceso de humedad. Luego dóblala sobre sí para que quepa bien por la entrada de la vagina y además introdúcela con tus dedos hasta el fondo, como si se tratara de un tampón.
  • Su extracción puede ser una labor más difícil que meterla en la vagina. Si es la primera vez que usas este producto, es recomendable que uses su sistema de agarre, el como es un agujero que la esponja tiene en la parte baja, para poder retirarla de forma más fácil.
  • Otro truco para extraerla sencillamente es agachándote hasta ponerte de cuclillas con las piernas separadas. En esta situación, introduce los dedos un tanto hasta hallar el agarre de la esponja, que es un agujero en esta, y entonces tira de ella hasta sacarla del interior de la vagina.
  • Si los precedentes trucos no marchan, lo más conveniente para extraer la esponja es meterte en la ducha y empapar la entrada de la vagina. De esta forma, la esponja se hinchará y quedará más cerca de la entrada vaginal pudiendo mantenerla de forma más simple.
  • Por último, desecha la esponja caso de que sea sintética o, caso de que se trate de una esponja natural, sigue las instrucciones que te apunta el envase para lavarla y de esta forma poder reutilizarla cuando desees.

Ventajas y además inconvenientes de las esponjas menstruales

Ahora que sabes qué son y de qué manera se emplean las esponjas menstruales, ahora de explicaremos sobre los beneficios y además inconvenientes, tanto de las naturales como de las sintéticas para que tengas toda la información posible antes de adquirirlas:

Ventajas de la esponja menstrual natural

  • Como se trata de una esponja marina natural, es un producto 100% ecológico y reutilizable.
  • Este género de modelos se pueden recortar al gusto de cada mujer, para que se adapte mejor a las necesidades de su cuerpo.
  • Se puede combinar más de una dependiendo de la cantidad de sangrado vaginales. Es decir, podemos utilizar una más grande los primeros días de regla y una más corta en el resto.
  • Su vida útil es aproximadamente de 6 meses.

Inconvenientes de la esponja natural

  • Tienen una textura un tanto más áspera, con lo que su introducción puede ser algo molesta, pero si se humedecen bien realmente no hay inconveniente.
  • No disponen de un sistema de agarre para una extracción más fácil.
  • Son más bastante difíciles de adquirir en las farmacias.
  • Su limpieza no garantiza que el producto esté absolutamente desinficionado, con lo que podrían alterar el pH natural de la vagina y en consecuencia, provocar alguna infección.
  • Su empleo no es recomendable durante las relaciones íntimas en tanto que complica el lavado.

Ventajas de la esponja menstrual sintética

  • Disponen de un sistema de agarre que facilitan la extracción de este procedimiento.
  • Generalmente disponen de unos sobres con lubricante para que su introducción en la vagina sea menos molesta.
  • Son más simples de adquirir tanto en farmacias como en otros establecimientos.
  • Al ser tirables, su empleo es compatible con las relaciones íntimas.

Inconvenientes de la esponja sintética

  • No son biodegradables ni resultan ecológicas. Además no son reutilizables, con lo que no son tan económicas como las precedentes.
  • Suelen venir con un tamaño único, con lo que no pueden conjuntarse durante los días de la regla.
Esponjas menstruales: qué son y cómo se usan - Ventajas e inconvenientes de las esponjas menstruales

Cómo adecentar las esponjas menstruales y secarlas

Otra de las dudas más frecuentes es de qué manera adecentar la esponja menstrual y secarla tras cada empleo y para guardarla hasta la próxima mesntruación. Para ello, no se aconseja utilizar jabone o limpiadores que pueden alterar el pH vaginal y facilitar la aparición de infecciones. Lo mejor es que cuando se esté empleando durante la regla, simplemente, se enjuague cuando sea preciso solo con agua hasta dejarla lo más limpia posible, se elimine el exceso de esta al máximo y se vuelva a poner.

Una vez se acaban los días de regla, sí hay que limpiarla de forma más profunda para guardarla hasta el próximo empleo. Tan solo hay que proseguirse estos pasos:

  1. Déjala a remojo múltiples horas, por poner un ejemplo de noche, en un recipiente o en el fregadero con agua y una cucharada de vinagre o bien, una cucharada de bicarbonato de sodio.
  2. Pasado este tiempo, enjuágala con agua rebosante, todas las veces que haga falta hasta el momento en que veas que está lo más limpia posible.
  3. Escúrrela y déjala secar al aire. Para que esto sea más simple se le puede pasar un hilo fino, con la ayuda de una aguja, y hacerle a este un nudo para poder colgar la esponja y que se seque con más velocidad.
  4. Cuando esté seca, guarda la esponja en una bolsa recomendable, como una de algodón. Algunas de ellas ya vienen con la bolsa al adquirirlas.

Además, ten presente que se aconseja mudar las esponjas menstruales, sean sintéticas o sean esponjas marinas menstruales, cada 6 meses como máximo. Conviene hacerlo antes si se aprecia que comienza a deshacerse, soltando polvo, y en el caso de dejar de emplearla hay que tirarla a la basura orgánica si es natural.

Dónde adquirir esponjas menstruales

Si te animas a probar esta alternativa a las compresas y tampones te interesará saber en qué lugares la puedes hallar. Para adquirir esponjas menstruales dirígete a:

  • Farmacias
  • Tiendas especializadas online
  • Supermercados

Este artículo es meramente informativo, en Sabioz no tenemos capacitad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún género de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier género de condición o malestar.

Si quieres leer más artículos similares a Esponjas menstruales: qué son y de qué manera se emplean, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Salud de la Familia.

Deja un comentario