Frutas y verduras con vitamina E

Frutas y verduras con vitamina E

¿Sabías que la vitamina E es considerada una fuente natural de juventud? Esta vitamina está asociada a la regeneración de los tejidos de la piel, en tanto que contribuye a fortalecer las paredes celulares. De esta forma, previene el envejecimiento prematuro a causa del agobio, la polución ambiental y la exposición excesiva al sol.

Existen muchas formas de conseguir vitamina E, la más popular es consumirla mediante complejos vitamínicos y productos estéticos. Sin embargo, muchos comestibles son fuentes naturales de este nutriente y su consumo puede asistirte a llevar una vida sana y equilibrada, sin especificar asistirte con suplementos sintéticos. Descubre en Sabioz cuáles son las frutas y verduras con vitamina E para que aproveches sus beneficios.

Función de la vitamina E

La vitamina E es un antioxidante que actúa de forma directa sobre las paredes celulares brindando firmeza a la piel y regenerando sus tejidos. Además, debido a su acción regeneradora, la vitamina E también es excelente para el cuero cabelludo, contribuyendo de esta manera al brillo y fortalecimiento del pelo.

La principal función de la vitamina E es inspeccionar los radicales libres que atacan al organismo y tienen un proceso degenerante. En muchos casos, este proceso se relaciona con la apariencia física, pero también puede poner bajo riesgo las funciones de órganos vitales.

Las células del organismo usan la vitamina E para sus procesos metabólicos y para interactuar entre sí. Además, la vitamina E también resguarda y robustece la masa muscular, razón por la como es muy usada por atletas y personas con un fuerte régimen de ejercicios.

Por otra parte, la vitamina E resguarda también las conexiones neuronales y el aparato motor. Por esa razón, un déficit grave de vitamina E puede traer daños al sistema inquieto y complicad para moverse, sobre todo en la infancia y la vetustez.

Beneficios de la vitamina E

Aunque sus propiedades y funciones más populares son aquellas relacionadas con la belleza de la piel y el pelo, la vitamina E contribuye de muchas otras formas al organismo. Esta vitamina es un potente antiinflamatorio, reduce el colesterol y, además de esto, se ha demostrado que puede tener efectos positivos para la fertilidad del hombre[1], al paso que que todavía se estudia su impacto en la fertilidad femenina. Además, la vitamina E ayuda al sistema circulatorio y puede prevenir o reducir el desarrollo de enfermedades degenerantes como el Parkinson y el Alzheimer.

Entre los beneficios que brinda la vitamina E destacan:

  • Vitamina E para la piel: este nutriente difiere el envejecimiento de la piel, por lo como es común toparla en productos estéticos y para el cuidado de la piel.
  • Posee propiedades cicatrizantes.
  • Contribuye al mejoramiento del sistema circulatorio.
  • Refuerza el sistema inmunitario, protegiendo al cuerpo de virus comunes y bacterias.
  • Ayuda en la lucha contra enfermedades degenerantes.
  • Disminuye las posibilidades de sufrir inconvenientes oculares.
  • Ayuda a inspeccionar el colesterol.
  • Mejora la fuerza muscular, de la misma forma que la resistencia física.
  • Previene la demencia senil.

Otra cualidad de la vitamina E es que es liposoluble, lo que quiere decir que se diluye en grasas y aceites. Esta vitamina, de la misma forma que la A, D y K, se consume a la vera de comestibles ricos en grasas que, más tarde, se guardan en el hígado y en los tejidos grasos, pasando a representar una esencial reserva vitamínica.

Aunque es poquísimo común, ciertas personas tienen una deficiencia de absorber esta vitamina en el cuerpo. En estos casos, los pacientes se ven forzados a reemplazar dicha deficiencia con cápsulas de vitamina E, suplementos nutricionales y otros fármacos. Las personas con las próximas condiciones pueden ser susceptibles a sufrir falta de vitamina E:

  • Tiene complicad para procesar grasas.
  • Son bebés prematuros.
  • Sufre de enfermedades crónicas relacionadas también con la absorción de las grasas.
Frutas y verduras con vitamina E - Beneficios de la vitamina E

Frutas y verduras con vitamina E

A pesar de que es común oir sobre los suplementos de vitamina E, la verdad es que este es un compuesto sintético creado en laboratorios y nunca nada será más efectivo que tomar vitamina E natural. Para esto, solo debes incorporarlas a una alimentación balanceada.

Podemos hallar vitamina E sencillamente en muchos comestibles de origen vegetal, como las legumbres de hojas verdes, por ejemplo. ¡Conoce todos las frutas y verduras con vitamina E y también inclúyelas diariamente en tu dieta!

Verduras con vitamina E

Las verduras de hojas verdes habitúan a tener un contenido esencial de vitamina E, a pesar de que no son los comestibles que más la poseen. Los que citamos ahora son verduras que podemos combinar en ensaladas o emplearlas para acompañar platos principales. Sea como sea, ¡no vaciles en aprovechar sus beneficios!

  • Acelgas
  • Kale
  • Espinacas
  • Brócoli
  • Espárragos
  • Coles

Frutas con vitamina E

El aguacate y el kiwi son las frutas con mayor contenido de vitamina E, pero otras frutas también poseen una cantidad pequeña de este macronutriente. Estas son ciertas de ellas:

  • Mango
  • Aceitunas
  • Papaya
  • Uva
  • Ciruelas
  • Coco
  • Arándanos

Aceites con vitamina E

Los aceites de origen vegetal son los comestibles donde podemos hallar la mayor cantidad de vitamina E. Por ejemplo, el aceite de germen de trigo tiene 149 mg de vitamina E por cada 100 g. Sin duda, los aceites vegetales forman una fuente de este nutriente que no puedes dejar de aprovechar. Otros de los aceites ricos en vitamina E incluyen:

  • Aceite de girasol
  • Aceite de oliva
  • Aceite de soja
  • Aceite de maíz
  • Productos derivados de estos como la margarina o la mahonesa
Frutas y verduras con vitamina E - Frutas y verduras con vitamina E

Otros comestibles ricos en vitamina E

Si la lista te pareció corta, hay más comestibles ricos en vitamina E que podemos integrar a nuestra alimentación. Algunos de los más conocidos son los frutos secos. Tienen el beneficio de que son muy simples de consumir y son capaces de aportarnos, por sí solos, la cantidad de vitamina E que precisamos al día. Entre ellos, las almendras y las avellanas son los que más contiene de este nutriente (con 26,2 y 15 mg por cada 100 g respectivamente). Otros de los comestibles con vitamina E incluyen:

  • Piñones
  • Cacahuetes
  • Pistachos
  • Nueces

Si hablamos de comestibles de origen animal, la yema de huevo es una fuente rica de vitamina E. El hígado animal, especialmente el del pollo, es también una buena alternativa para consumir vitamina E en carnes. Lo mismo sucede con las carnes de determinados pescados.

Si quieres conocer más sobre cuáles son los comestibles ricos en vitamina E, descubre todo lo que precisas saber haciendo clic al enlace.

Este artículo es meramente informativo, en Sabioz no tenemos capacitad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún género de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier género de condición o malestar.

Si quieres leer más artículos similares a Frutas y verduras con vitamina E, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Vida saludable.

Referencias
  1. Majzoub, A., Agarwal, A. (2018). Revisión sistematizada de los géneros de antioxidantes y sus dosis en la fertilidad masculina: beneficios en los factores del semen, función avanzada del esperma, reproducción asistida y tasa de nacimientos vivos. Recuperado el 22 de julio de 2019, de Science Direct. Disponible en: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2090598X1730147X?vía%3Dihub#b0230
Bibliografía
  • Self Nutrition Data. (s/f). Comidas con más vitamina E (Alfa Tocoferol). Recuperado el 16 de julio de 2019, de Self Nutrition Data. Disponible en: https://nutritiondata.self.com/foods-000103000000000000000-w.html

Deja un comentario