Increíbles propiedades cosméticas de la manteca de coco

¡Usa la manteca de coco en tus tratamientos de belleza! Este producto que, por norma general, se emplea en la cocina además puede formar una parte de tus rutinas de cuidado personal pues cuenta con propiedades ideales para la piel y el pelo que harán que luzca en perfectas condiciones. De hecho, del coco se pueden realizar diferentes productos como, por ejemplo, el aceite de coco que además es ideal para la cocina para la belleza pero es un tanto diferente de la manteca. En este artículo de unComo vamos a descubrirte las propiedades cosméticas de la manteca de coco para que puedas aprovechar al máximo este ingrediente tan natural y ventajoso para nuestra salud interna y externa.

Qué es la manteca de coco

La manteca de coco NO es exactamente lo mismo que el aceite de coco pues, la primera, se consigue tras haber triturado la carne de este fruto hasta conseguir una pasta suave. Durante la preparación de la manteca no se usan procesos de calor ni de manipulación alimentaria, por esta razón, es ideal para las personas que siguen una dieta raw food, o sea, que solo pueden consumir productos naturales, que no hayan sufrido ninguna alteración de su forma auténtica.

Se trata de un producto con muchas calorías, suave, dulce y de color blanquecino que, sobre todo, se emplea como condimentos para comidas pero además nos aporta propiedades cosméticas que asisten a progresar la salud de la piel y de la pelo.

La diferencia básica entre el aceite y la manteca de coco es que para generar la manteca solo usaremos el coco en su estado natural y lo trituraremos; en cambio, para realizar el aceite precisamos prensar esta pulpa y filtrar, después, el aceite que se ha logrado. Por tanto, no conversamos del mismo producto ni tampoco de los mismos beneficios.

En este otro artículo te descubrimos los beneficios cosméticos del aceite de coco.

Increíbles propiedades cosméticas de la manteca de coco - Qué es la manteca de coco

Hidrata la piel y la nutre en profundidad

Dentro de las propiedades cosméticas de la manteca de coco debemos resaltar una que destaca sobre el resto: es un potente hidratante natural. Los nutrientes que aporta la manteca hace que la piel adquiera todas las propiedades del comestible pero que, además de esto, pueda aprovechar su capacidad humectante que repara las células en profundidad. De esta forma, este producto conseguirá nutrir la dermis pero, además de esto, aportarle un extra de suavidad y combatir la resequedad, las primeras arrugas y las cicatrices.

De hecho, tal es su capacidad hidratante que solo se aconseja su empleo en personas con piel seca pues, de lo opuesto, podría aceitar tu dermis y hacer que aparezcan brillos o que se acumule sebo, algo que puede provocar la aparición de acne o espinillas. Si tienes la piel mixta te invitamos a que la manteca solo la apliques en la zona que tengas seca y evites en la T del rostro, o sea, en frente, nariz y barbilla (donde se acumula más grasa).

La manteca de coco ayuda a retener la humedad de la piel y, por lo tanto, actúa protegiendo la dermis de agresiones externas como puede ser el calor, el viento y el frío. Puede emplearse tanto en el rostro como en otras partes del cuerpo (manos, labios, piernas, etc.).

Un pelo más saludable y brillante

Gracias a su propiedad como humectante natural, la manteca de coco además es buena para el pelo pues le aporta una hidratación extrema y, por lo tanto, evita que se quiebre, que luzca quemado o sin vida. La manteca es muy, muy rica en ácidos grasos y, por lo tanto, es ideal para restaurar el pelo dañado o que haya resultado quemado por el sol, el tinte o la utilización de productos de calor (planchas, secadores, etc.).

Para aprovechar al máximo esta propiedad bastará con que prepares una mascarilla pilífero con este ingrediente. Para ello, solo vas a deber hacerte con un tanto de esta manteca y, con el pelo húmedo, aplicar el producto por medio de movimientos circulares que activen el flujo sanguíneo, así, sus propiedades penetrarán mejor en el cuero cabelludo.

Cuando tengas el pelo embadurnado vas a deber dejar que pasen 20 minutos y, después, enjuagar con agua templada (¡nunca caliente); podrás lavar y adecentar tu pelo para extraer cualquier resto que haya podido quedar pegado. Repite este procedimiento 1 vez a la semana y, con el tiempo, verás de qué forma tu melena luce más brillante y sedosa.

Bueno para tratar las infecciones

Otra de las propiedades cosméticas del aceite de coco la encontramos en que se trata de un comestible rico en ácido láurico, o sea, un nutriente que tiene propiedades antibacterianas y antifúngicas y, por lo tanto, resulta idóneo para reducir la presencia de hongos en la piel o de bacterias.

Así pues, con la manteca podremos reparar nuestro cutis y quitar cualquier agente externo que pueda afectar su salud. El resultado es una piel limpia, libre de acne, de espinillas o puntos negros. En el caso de que padezcas hongos, este producto además te ayudará a suprimirlos naturalmente.

Increíbles propiedades cosméticas de la manteca de coco - Bueno para tratar las infecciones

Hacer manteca de coco casera

La manteca de coco puedes adquirirla en una tienda de productos naturales o, si lo prefieres, puedes aprender a hacerla tú misma en casa. Se trata de una receta muy fácil que en menos de 5 minutos tendrás lista. Para hacer manteca de coco precisas los próximos ingredientes:

  • 400 gramos de coco rallado desecado
  • Sal
  • Extracto de vainilla (opcional)

Lo primero que debemos hacer es mezclar el coco con un pellizco de sal y el extracto de vainilla (si queremos) en una licuadora y hasta el momento en que veamos que se desmenuzan absolutamente, por norma general acostumbra a tardar de 5 a 10 minutos. Si vemos que le cuesta mucho licuarse deberemos agregar 1 cucharada de aceite de coco derretido para adquirir la mezcla que buscamos. ¡Listo!

Si quieres leer más artículos similares a Increíbles propiedades cosméticas de la manteca de coco, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Belleza y Cuidado Personal.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario