Inducción, vitrocerámica o gas: ¿qué es mejor?

Una de las resoluciones más esenciales cuando se hace la reforma en una cocina o bien hay que mudar los electrodomésticos es elegir el sistema para cocinar. La resolución no siempre y en todo momento es realmente simple pues hay múltiples placas, cada una de las que tiene sus características particulares, y por este motivo se acostumbra a buscar una comparativa entre vitrocerámica, inducción y gas.

Si te preguntas “¿qué es mejor, inducción, vitrocerámica o gas?” sigue leyendo este artículo de Sabioz en el que te explicaremos cuáles son sus ventajas y además inconvenientes para que puedas tomar la resolución más atinada para tu hogar, conforme tus necesidades.

¿Qué es mejor, la inducción, la vitrocerámica o la cocina de gas?

Es normal hacerse esta pregunta y buscar información y comparativas del consumo de inducción, vitrocerámica y gas, como otros aspectos como los costes o la forma de inspeccionar la temperatura. Sin embargo, la contestación es realmente simple, ya que realmente ninguna es totalmente mejor que otra, sino va a depender absolutamente de las instalaciones de la casa, del espacio, del empleo que se le da, etc., esto es, depende de cada caso.

Por tanto, lo mejor es informarse bien de los beneficios y los inconvenientes de cada género de cocina y así poder tomar la mejor resolución.

Inducción, vitrocerámica o gas: ¿qué es mejor? - ¿Qué es mejor, la inducción, la vitrocerámica o la cocina de gas?

Ventajas y además inconvenientes de la vitrocerámica

Este sistema se hizo muy popular hace unos años, dando un salto esencial en las placas eléctricas tradicionales. Su principal característica y distinción frente a otras cocinas es su placa de cristal vitrocerámico, que se sitúa entre la cazuela o sartén en la que se cocina y la fuente que emite el calor, que se transmite a los recipientes por medio de una resistencia que es la responsable de calentar la placa. Es decir, con este sistema se eliminan los frecuentes fogones.

La vitrocerámica tiene una serie de ventajas que resulta conveniente conocer bien. Una de ellas es que se puede cocinar con cualquier género de sartenes, así sean de barro, hierro o cobre, entre otros materiales. Además, su costo acostumbra a ser inferior a otros sistemas, sobre todo la vitrocerámica es más asequible en comparación con el sistema de inducción, que ha sido el último en llegar al mercado y es más novedoso. De hecho, la vitrocerámica tiende a sustituirse por la inducción.

Entre los puntos menos ventajosos de la vitrocerámica destaca el hecho de que la cocción que se realiza no es uniforme pues la resistencia que transmite el calor se enciende y se apaga a lo largo del proceso de cocinado. Esto complica la preparación de determinados platos que requieren una temperatura y calor uniforme y muy frecuente. En comparación con la inducción, todavía hay otro inconveniente, cocinar en vitrocerámica acostumbra a ser más lento. Y otro punto a tener en consideración es que la limpieza de la vitrocerámica es más difícil, sobre todo, si se ha caído líquido o algo de comida.

Ventajas y desventajas de las cocinas de inducción

Aunque a simple vista puede parecer que la vitrocerámica y la inducción son lo mismo, realmente, no es así. La principal diferencia es que la placa de inducción no calienta con una resistencia como la vitrocerámica, sino con una bobina, que es la responsable de generar el campo electromagnético. Este campo hace que al tomar contacto con elementos o materiales ferromagnéticos se produzca una reacción y, en consecuencia, se genere un aumento de la temperatura.

Este sistema presenta múltiples ventajas pues deja cocinar de una manera más veloz al proporcionarse calor de una manera más uniforme y dirigirse cara el recipiente, aunque además la inducción deja cocinar a fuego lento. Además, la limpieza de la inducción es sensiblemente más simple, aunque se haya vertido algo sobre ella.

Y una gran ventaja, en especial si hay pequeños en casa, es que las placas no se calientan al tacto, de forma que una persona no se puede quemar. La clave está en que, con este sistema, el calor solo se genera al tomar contacto con la sartén o cazuela.

Por el contrario, la inducción además presenta inconvenientes. Uno de ellos es que no se pueden emplear baterías de cocina de cualquier material, habiendo de ser sartenes y cazuelas específicas para inducción. Además, su costo, por lo menos de momento, es más elevado.

Ventajas y además inconvenientes de las cocinas de gas

Otra de las opciones que se tienen para cocinar es la cocina de gas. Este sistema, como su nombre apunta, marcha con gas. Y esto tiene ventajas y además inconvenientes, como ocurre con la inducción y la vitrocerámica.

Por ejemplo, en las ventajas de las cocinas de gas, está su consumo, que es más económico que el recibo que puede venir de la luz cuando se tiene inducción y, sobre todo, con la vitrocerámica, que es la que más energía consume. Además, es mayor el control sobre el calor que se aplica al cocinar, pues es más simple regularlo.

Las placas de gas además son bastante más veloces para cocinar, lo que es útil si no se tiene mucho tiempo para pasar entre fogones. Aparte, no hay inconvenientes con las cazuelas o sartenes que se empleen pues marchan con cualquier recipiente.

En lado contrario, esto es, en los inconvenientes de la placa de gas, estaría su limpieza (es de las tres la más difícil de adecentar), como el mantenimiento periódico que se debe hacer de ella, aunque en los sistemas de seguridad se ha avanzado mucho para que no haya inconvenientes. Conoce los detalles sobre Cómo adecentar una cocina de gas en este otro artículo de Sabioz.

Estas son las principales características particulares de la inducción, vitrocerámica y gas con sus ventajas y además inconvenientes que te contamos en Sabioz para que puedas elegir bien qué género de cocina quieres, pero te invitamos a que siempre y en todo momento pidas la opinión del especialista en la tienda explicándole cuál es tu situación.

Inducción, vitrocerámica o gas: ¿qué es mejor? - Ventajas e inconvenientes de las cocinas de gas

Si quieres leer más artículos similares a Inducción, vitrocerámica o gas: ¿qué es mejor?, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Mantenimiento y seguridad en el hogar.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario