Juegos para aprender las tablas de multiplicar

Juegos para aprender las tablas de multiplicar

Aprender las tablas de multiplicar es uno de los deberes que los pequeños más pequeños deben hacer cuando llegan a la escuela. Sin embargo, se trata de un trabajo que, muchas veces, puede resultar más costoso de lo que puede parecer en un principio. Por ello, existen ciertas maneras de facilitar este trabajo. En este sentido, una de las formas más fáciles y que más puede acudir en el momento de aprender las tablas de multiplicar es la de cantarlas en voz alta. Al cantar las tablas de multiplicar, memorizamos las multiplicaciones de igual modo que lo hacemos con una canción cualquiera. De este modo, nuestro cerebro tiene más sencillez en el momento de memorizar cualquier información, incluida además una tan particular como pueden ser las tablas de multiplicar.

No obstante, si cantar las tablas es un procedimiento que no te acaba de convencer, sigue leyendo Sabioz y te presentamos una serie de juegos para aprender las tablas multiplicar que harán que sea sensiblemente más simple memorizarlas.

Aprender las tablas de multiplicar empleando bloques de construcción

El Lego o los bricks o bloques de construcción es uno de los juegos más queridos por muchos pequeños, y además incluso progenitores. Este juego se basa en utilizar bloques de construcción para crear edificios o cualquier otra forma que se desee. Sin embargo, además puede ser una herramienta perfecta en el momento de aprender las tablas de multiplicar. Para ello, es suficiente con utilizar una pieza de base extensa y, ahora, ir poniendo bloques de Lego que representen espacialmente las tablas de multiplicar.

Una de los beneficios que tiene este sistema es que enseña a los pequeños qué son realmente las tablas de multiplicar, y por qué multiplicar dos números entre sí tiene un resultado específico y no otro. Hay que tener en cuenta que, la mayoría de las veces, el aprendizaje de las tablas de multiplicar se hace de memoria. Esto es entendible en tanto que se trata de pequeños pequeños. A pesar de ello, es muy esencial que los pequeños comprendan qué hacen cuando multiplican, que no es otra cosa que sumar un número de veces repetidas la misma cifra. Esto se puede ver y entender con mucha sencillez gracias a este juego, en tanto que estas piezas son idóneas para que el pequeño comprenda lo que hace.

Juegos para aprender las tablas de multiplicar - Aprender las tablas de multiplicar usando bloques de construcción

Carrera de rectángulos

Para este juego que enseña las tablas de multiplicar solo hace falta papel cuadriculado un bolígrafo. El juego consiste en dibujar los rectángulos en el papel cuadriculado desde las indicaciones de un adulto. De esta forma, el adulto deberá ir diciendo diferentes multiplicaciones y el pequeño deberá que dibujar en el papel cuadriculado los rectángulos pertinentes en todos y cada caso. El objetivo del juego es aprovechar lo mejor posible el papel, de tal modo que, para ganar, habrá que tener en cuenta el número de rectángulos que se han podido dibujar, cuantos más rectángulos se consigan en un mismo papel mejor.

Otra opción libre es hacer este juego entre dos pequeños y un adulto. En este caso, las reglas serán las mismas, aunque, esta vez, los dos pequeños se turnarán para dibujar los rectángulos en el mismo papel. El adulto irá sugiriendo las multiplicaciones por turnos, de tal modo que, al final, el pequeño ganador sea el que más rectángulos haya conseguido dibujar.

Juegos para aprender las tablas de multiplicar - Carrera de rectángulos

Regletas Cuisenaire para aprender las tablas de multiplicar jugando

En este caso, se trata de un juguete idóneo para aprender las tablas de multiplicar. Las regletas Cuisenaire son piezas de madera de diferentes colores conforme el número que representen. Se presentan como prismas cuadrados que representan una cantidad específica dependiendo de la extensión que tienen y que, en todos los casos, se corresponden con las veces que el largo representa el ancho. De esta forma, se puede jugar representado espacialmente tanto multiplicaciones como el resto de las reglas básicas de las matemáticas.

Se trata de un juguete fácil pero que, a pesar de ello, deja que los pequeños experimenten con una referencia física en el momento de aprender las tablas de multiplicar o cualquier otra regla matemática que van a deber aprender durante los primeros años de escuela.

Aunque se habitúan a comercializar hechas en madera, otra alternativa libre es fabricarlas uno mismo en casa desde cartón reciclado. En este sentido, lo más conveniente es tomar como referencia dos centímetros de ancho y, desde esta cantidad, ir multiplicando para conseguir cada uno de ellos de los números. Además, además acostumbra a ser recomendable utilizar un color para cada número (que serán siempre y en toda circunstancia del 1 al 9). De esta forma, se conseguirá la cantidad de una manera sensiblemente más visual y veloz, lo que va a facilitar el aprendizaje.

En este vídeo de Sabioz podrás ver Cómo enseñar a multiplicar para que tengas más ideas.

Si quieres leer más artículos similares a Juegos para aprender las tablas de multiplicar, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Formación.

Deja un comentario