Las mejores plantas de exterior en maceta

Si has decidido poner un jardín en casa, o bien ornamentar el exterior de tu residencia con hermosas plantas y flores, te habrás dado cuenta ya de que elegir cuáles son las más indicadas no es labor simple. Esto se debe, primordialmente, a que hay una gran pluralidad de especies libres pero, también, a que no todas las plantas se amoldan de la misma forma a las condiciones climáticas. Además, es necesario apreciar los cuidados que requiere cada planta y cada flor, pues solo de esta manera vamos a ver si son recomendables o no para morar en macetas.

Para que puedas despejar todas estas dudas y presumir de un hermoso jardín en casa, hoy desde Sabioz te presentamos las mejores plantas de exterior en maceta con las que te puedes hacer. Con este listado de más de 20 plantas, tendrás opciones de más para que tu jardín luzca excelente durante todo el año. ¡Veamos todas las opciones!

Plantas de exterior resistentes al frío y al calor

Cuando planeas edificar tu jardín en exteriores, no siempre y en todo momento es fácil elegir plantas resistentes al frío y al calor. Seleccionar especies resistentes a diferentes condiciones es esencial para reducir cuidados sin maltratar las plantas y, al tiempo asegurar que tu jardín luzca hermoso todo el año. Te descubrimos ciertas plantas de exterior resistentes al frío y al calor que te enamorarán.

Clemátide

De las plantas de exterior resistentes al frío y al calor que encontrarás, la clemátide (Clematis) es una de las opciones más recomendables. Pueden encontrarse cerca de 300 especies herbáceas en todo el planeta y, como es natural, todas ellas se amoldan sin inconvenientes a los cambios climáticos radicales, algo esencial para una planta de exterior.

La clemátide florece desde primavera hasta principios de otoño, por lo como mantiene su esplendor durante una buena parte del año.

Jazmín

De hojas pequeñas y flores blancas, el jazmín (cuyo nombre científico es Jasminum) crece sin inconvenientes en arbustos de exterior y como trepadoras en tiempos distintos. Al ser una planta endémica de las zonas tropicales y subtropicales de Europa, el jazmín es ideal para exteriores, pues requiere rebosante luz solar para su desarrollo.

Se conocen más de 200 especies trepadoras, caducifolias y semicaducifolias, todas caracterizadas por la deliciosa olor de su flor. Si buscas plantas de exterior de invierno o para zonas frías, la pluralidad llamada Trachelospermum jasminoides es la que mejor se amolda a las heladas invernales. Puede que te interese este otro artículo sobre Cómo cuidar jazmines en invierno.

Hiedra

La hiedra (Hedera) requiere escasos cuidados para su recomendable desarrollo, convirtiéndose de esta manera en una planta trepadora ideal para exteriores. Si buscas plantas de exterior perennes, has de saber que se conocen hasta el momento 15 especies de hiedra, una alternativa ideal para cultivar en tiempos tropicales.

Debido a sus características particulares, ciertas especies de hiedra se consideran invasoras, por lo como hay que tener mucho cuidado con su excesivo desarrollo.

Palmito

También conocida como palmera enana (Chamaerops humilis), esta planta se amolda de forma fácil a la sequía, pues es endémica del Mediterráneo. Esto la transforma en una de las platas de exterior resistes al sol más demandadas. La palmera mide de promedio unos 3 o 4 metros y se puede cultivar sin inconvenientes en maceta o en el suelo.

Si bien es verdad que el palmito no soporta las heladas extremas, precisa de escaso mantenimiento para lucir espléndido todo el año, pues su resistencia y rusticidad lo transforman en una especie muy valiosa para su comercialización en invernaderos.

Más plantas de exterior para terrazas

Si quieres más plantas de exterior en maceta con las que puedas aportar luz y belleza a tu jardín o a tu hogar, echa un vistazo a las próximas opciones:

Crisantemo

El crisantemo (Chrysanthemum) florece a lo largo del otoño y resiste sin inconvenientes las bajas temperaturas, aunque no es recomendable para tiempos de frío extremo. Se trata de una planta que precisa de mucha luz natural, pero por su lado es recomendable que no esté expuesta de forma directa al sol durante mucho rato.

Su temperatura ideal para desarrollarse fluctúa entre los 10 y 15°C, por lo como requiere poco sol y calor para conseguir su máximo esplendor. Los crisantemos pueden llegar a medir hasta metro y medio de altura, destacando por su olor y sus colores. Si optas por esta fantástica planta, échale un vistazo al siguiente artículo sobre Cómo cuidar los crisantemos.

Col silvestre

La col silvestre (Brassica oleracea) es una planta bienal muy resistente al frío que, no obstante, no soporta bien los suelos bajos en sal, algo que debes tener en cuenta. La col silvestre no es comible, pero si llenará tu jardín de color con sus espectaculares hojas rizadas, las que tienen tonos morados, rosas y blancos.

La col silvestre es una especie nativa de la costa sur y del oeste de Europa, la como requiere escasos cuidados para su conservación. Sus hojas sustanciosas tienen la capacidad de guardar agua y nutrientes para completar su ciclo biológico de 24 meses sin mayores inconvenientes.

Lirio azul

De hojas acintadas y grandes flores de tono violeta y púrpura, el lis azul (Iris latifolia) puede medir hasta 70 cm. de alto, floreciendo en primavera y verano. Resistente a todo género de abonos y suelos, esta planta es ideal para el cultivo ornamental, aunque su propagación es tan veloz que precisa de determinados cuidados para no ser invasiva.

Sus hojas pueden ser tan largas como el tallo y generan, por lo general, dos flores hermafroditas con dos espatas idénticas. Su hermoso colorido es apreciadísimo en la jardinería, por lo como se comercializa en todo el planeta.

Más plantas de exterior resistentes al sol

Aquí te dejamos ciertas plantas de exterior resistentes al sol para que tu jardín aproveche al máximo la luz del día y las plantas escogidas no se dañen.

Margaritas

Entre las plantas más resistentes al sol, las margaritas comunes (Bellis perennis) son las protagonistas. Esta planta herbácea-perenne precisa de pocos cuidados, pues se amolda sin inconvenientes a diferentes géneros de suelo, siendo un complemento ideal para todo jardín.

Su colorido y resistencia a la siega la transforman en una especie ideal para empleo ornamental, pues las margaritas viven sin inconvenientes en tiempos cálidos y expuestas al sol. Necesitan, además de esto, riego moderado en verano (dos o tres veces a la semana) y ocasional en invierno (cada 15 días). Este artículo sobre Cómo cuidar las margaritas te va a ofrecer toda la información que precisas.

Buganvilla

Esta especie trepadora destaca tanto por su utilidad como por sus hermosas flores, que van desde el fucsia más potente hasta el rosa pálido. La buganvilla (Bougainvillea) es una trepadora de porte arbustivo que se acostumbra a emplear como enredadera para cubrir muros y hacer setos pero, también, para cultivarse en maceta.

Esta planta precisa de poco mantenimiento y florece desde la primavera hasta el otoño en tiempos tropicales. Puede resistir con perfección al calor y a la sequía, por lo como le sienta estupendamente la exposición al sol y el desarrollo al aire libre.

Agave

El género de plantas agave (familia Agavaceae) contiene más de 300 especies endémicas, primordialmente, de México y Estados Unidos. Cuando se trata de tiempos cálidos, esta suculenta crece sin la necesidad de grandes cuidados, pues es muy resistente al calor extremo. Sin embargo, le cuesta más aguantar el frío y las lluvias.

El agave crece sin inconvenientes en macetas, siendo una especie ideal para jardines xerófitos. Su tiempo ideal es el semiseco (con temperaturas de 22°C aproximadamente), aunque siempre y en todo momento ha de estar expuesto a la luz solar. De promedio, los agaves resisten únicamente 100 días de sombra por año.

Geranio

Sus flores soportan sin inconvenientes la luz solar directa, convirtiendo el geranio en una planta ideal para balcones, terrazas y ventanas, pues florece todo el año. El geranio (geranium) es bien conocido por sus coloridas flores y su deliciosa olor, motivo por el como es una apuesta segura cuando se decide decorar un jardín o espacio exterior.

Esta especie florece con mayor intensidad en tiempos tropicales, siendo catalogadas como plantas herbáceas. Además, se extiende con sencillez tanto por esquejes como en semillas. Si quieres más información sobre Cómo plantar geranios, no te pierdas este otro artículo de Sabioz.

Otras plantas de exterior simples de cuidar

Proseguimos con nuestra lista ofreciéndote más plantas idóneas para decorar tu hogar. Además de ser opciones populares y muy hermosas, estas plantas son realmente simples de cuidar, con lo que no te requerirán grandes sacrificios.

Aspidistra

La aspidistra (Aspidistra elatior) es una especie muy resistente al sol y al frío que crece sin inconvenientes en tiempos templados y cálidos. Sus hojas son valiosísimas en la floristería, pues se emplean para cerrar ramos y con otros fines ornamentales.

Esta planta precisa de escasos cuidados, pues sobrevive con sencillez en macetas ubicadas bajo la luz solar directa como en la sombra. La aspidistra, una planta que solo precisa una cantidad de riego moderada, es ideal para poner en la entrada y en las esquinas del jardín, pues sus exóticas hojas le aportasen una profundidad ideal al espacio.

Rosales

Ideales para jardines refulgentes, los rosales no deben faltar en tus macetas. El colorido y la olor de las rosas es irresistible, pero debes asegurarte de adquirir un género de rosal que se adapte bien a tus condiciones geográficas.

Los rosales precisan de mucha luz solar (al menos 8 horas día a día) y soportan estupendamente el calor, por lo como solo vas a deber preocuparte de conservar la planta con un excelente drenaje, pues la humedad excesiva podría aniquilar sus raíces. Si quieres plantar un rosal, no vaciles en echarle un vistazo a este artículo sobre Cómo cuidar un rosal.

Lavanda

La lavanda (Lavandula) es una planta sufruticosa, universalmente conocida por sus atributos aromatizantes y de extenso cultivo ornamental. Su hermosas flores van desde tonos lila hasta violeta y aunque su tamaño es reducido, florecen exuberantemente durante casi todo el año.

Esta planta precisa mucha luz solar y riego moderado (un par de veces a la semana), aunque también se amolda sin inconvenientes al frío y a la sombra. Si bien es una especie que precisa de espacios extensos para su reproducción, también puede preservarse en macetas.

Plantas de exterior para invierno

Cuando el frío llega, los jardines habitúan a perder colorido si no cuentas con especies resistentes a las heladas invernales. Pero despreocúpate, en Sabioz te ofrecemos excelentes opciones para contar con plantas de exterior para invierno. ¡Toma nota!

Acebo

El acebo (Ilex aquifolium) es una de las plantas frecuentes de las festividades navideñas, pues muestra su mejor cara a lo largo del invierno, con sus hermosas hojas verdes y sus frutos colorados.

Esta planta crece con más sencillez si se planta de forma directa en el suelo exterior, en zonas con semisombra. El acebo precisa de suelos ácidos, pero ten presente que estos no deben humectarse en exceso ni preservarse en zonas muy oscuras, pues podrían dañar la planta.

Durillo

También llamado lauro salvaje, el durillo (Viburnum tinus) es un arbusto que puede medir hasta 3 metros de alto. Si buscas arbustos de exterior, has de saber que el follaje verde y las pequeñas flores blancas del durillo pueden completar de vida tu jardín en invierno… solo vas a deber plantar el durillo de forma directa en el suelo y con espacio suficiente.

Además, el durillo tiene propiedades medicinales, en tanto que sus hojas, preparadas en infusión, se han empleado durante la historia para bajar la fiebre. Asimismo, sus frutos pueden marchar como purga para calmar el estreñimiento.

Pensamiento

El pensamiento (Viola x vittrockiana) es una planta híbrida perteneciente a la familia de las violetas. Se planta a lo largo del otoño, por lo general bajo los arbustos, para que florezcan en su esplendor a lo largo del invierno.

Sus flores pueden ser amarillas, rojas o violetas, siempre y en todo momento en tonos espectacularmente intensos que dotarán tu jardín de vida y belleza. El pensamiento precisa de suelos ricos en nutrientes y húmedos (libres de charcos), como de rebosante luz natural para aguantar el frío invernal.

Campanilla de invierno

Ideal para decorar jardines a lo largo del invierno, la campanilla (Galanthus nivalis) muestra su belleza en suelos cubiertos por la nieve. La planta no soporta el calor en absoluto, pero sí precisa cierta luz natural para poder desarrollarse de forma perfecta.

Esta especie herbácea soporta incluso temperaturas heladas y puede llegar a crecer en suelos húmedos (toda vez que tengan buen drenaje) durante todo el invierno. Para que florezca en invierno, los bulbos de la campanilla deben plantarse a lo largo del otoño, de forma directa en el suelo y con suficiente espacio entre sí (10-15 cm de distancia).

Almendro

Si tienes suficiente espacio en tu jardín para un árbol, esta es la opción mejor que encontrarás. El almendro (Prunus dulcis) florece durante la segunda mitad del invierno, llenando de esplendor tu jardín con sus hermosas flores blancas.

Este árbol caducifolio mide entre 3 y 5 metros de altura y se desarrolla sin inconvenientes en tiempos templados. Su fruto (la almendra) tiene altos valores energéticos, motivo por el como son las protagonistas de muchas recetas de repostería.

Piracanta

Mejor conocida como “espino de fuego”, la piracanta (Pyracantha coccinea) puede completar de color tu jardín en la época más fría del año gracias, primordialmente, a sus atractivas bayas rojas y naranjas.

La piracanta es uno de los arbustos de exterior perennes por antonomasia; de 2 cm de alto, dicho arbusto genera rebosantes racimos de flores amarillas y blancas durante todo el invierno y la primavera. Te recomendamos que vayas cuidadosamente cuando procedas a podarla, pues sus tallos tienen unas afiladas espinas ocultas bajo las hojas.

Ciclamen

El ciclamen o violeta persa (Cyclamen) florece en el momento más frío del invierno, anegando tu jardín de tonos blancos, rosas, colorados y violetas cuando muchas otras plantas pierden su magia.

Dicha planta herbácea y perenne incluye especies que pueden medir hasta 40 cm. Además, existen ciertas variedades de ciclamen que florecen a lo largo del verano y el otoño, como el Cyclamen africanum. En este artículo sobre Cómo cuidar un ciclamen encontrarás una guía detallada sobre los pasos que debes proseguirse para disfrutar de esta planta durante todo el año.

Si quieres leer más artículos similares a Las mejores plantas de exterior en maceta, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Jardinería y plantas.

Deja un comentario