Laxantes para perros: fármacos, comestibles y dosis

Los perros, de la misma manera que los humanos, pueden sufrir estreñimiento debido a ciertas causas. Si has sentido que tu cánido evacua con poca frecuencia, en pequeñas cantidades o bien observas que realiza sacrificios sin éxito para expulsar las heces, probablemente esté estreñido. El cánido debería evacuar una vez o dos al día, no obstante, no te alarmes si tu cánido lleva uno o un par de días sin hacer sus necesidades, toda vez que pasados estos un par de días las heces sean consistentes y de un tamaño normal, no demasiado pequeñas. El inconveniente viene cuando las heces son retenidas en el colon durante más de un par de días y precisa de mucho sacrificio para expulsarlas al exterior. Hay muchas causas por las que puede aparecer estreñimiento en perros, pero por fortuna existen laxantes para acudir a este a evacuar, conque si quieres saber sobre estos laxantes para perros: fármacos, comestibles y dosis, sigue leyendo por el hecho de que en el presente artículo de Sabioz te lo contamos todo.

Estreñimiento en perros: causas y síntomas

Existen diferentes causas por las que un cánido puede presentar estreñimiento. Además, hay que prestar singular atención a los síntomas que genera, en tanto que podía estar señalando algún inconveniente más grave en el cánido. entre las principales causas del estreñimiento en perros encontramos:

  • La causa más frecuente, sobre todo en perros de mediana edad o ancianos, es la falta de agua. No tomar suficiente agua deseca las heces, con lo que se hacen demasiado secas y consistentes para pasar por el colon.
  • Ingerir materiales extraños como palos, hierba, pelo, tela, papel, astillas de huesos… es una causa además de que aparezca estreñimiento en el cánido debido a que son materiales indigeribles y generan que las heces se endurezcan demasiado.
  • Existen distintos fármacos que tienen como efecto secundario el estreñimiento. Si sospechas que esta puede ser la causa consulta con tu veterinario.
  • Una lesión pélvica es otra causa cuando hablamos de la aparición de estreñimiento, de esta manera sea debido al dolor o por estrechamiento.
  • Afecciones como el hipotiroidismo, la hipercalcemia y una lesión del nervio lumbar además puede provocar estreñimiento.
  • El agobio puede causar estreñimiento, por ejemplo cuando cambias de casa o de rutina.
  • Puede que el cánido se esté aguantando las ganas de evacuar. Una situación usual que se presenta en estos casos es cuando se le enseña al cánido a no hacer sus necesidades en casa y este pasa un buen tiempo encerrado. Por lo mismo, cuando el cánido está ingresado además es muy normal que no defeque debido al agobio y a una ubicación ignota. Durante un viaje además puede darse esta situación.

Si un cánido está estreñido probablemente presentará estos síntomas:

  • Carencia de defecación.
  • Vómitos.
  • Pérdida de peso y de hambre.
  • Heces pequeñas, duras y oscuras.
  • Esfuerzos para evacuar sin éxito.
  • Abdomen hinchado.
  • Signos de dolor mientras que intenta evacuar las heces.
  • Heces con sangre o moco.

En este otro artículo de Sabioz te explicamos más sobre Cómo saber si un cánido tiene estreñimiento.

Si el cánido está más de un par de días estreñido, si el estreñimiento cesa pero vuelve frecuentemente o el cánido devuelve y esta apático se deberá acudir al veterinario cuanto antes, en tanto que la vida de tu fiel amigo podría estar bajo riesgo.

Tratamiento y prevención del estreñimiento en perros

El tratamiento frente al estreñimiento en perros se basa en suprimir la causa que genera el inconveniente. Así, como tratamiento y prevención del estreñimiento en perros, los veterinarios habitúan a señalarse lo siguiente, aunque en todos y cada caso puede haber cambios en las instrucciones a proseguirse.

  • Lo primero es cerciorarse de que el cánido toma la cantidad de agua suficiente. Existen fuentes de agua para perros y gatos, las que además de esto les asemeja pueden parecer entretenidas y curiosas, con lo que les alienta a tomar.
  • Procura que el cánido no ingiera objetos extraños y cómprale objetos masticables capaces para él, dáselo al salir de camino para de esta manera reducir las posibilidades de que intente morder otros objetos inapropiados. Puedes decantarse por galletas o bien otros premios o por juguetes masticables, como el kong.
  • Respecto a las lesiones pélvicas, lesiones del nervio lumbar, hipotiroidismo y además hipercalcemia será el veterinario el encargado de regentar algunos fármacos o tratamientos.
  • Intenta que el cánido se estrese lo menos posible.
  • A medida que pasan los años, la actividad intestinal de los perros reduce, con lo que puedes administrarle croquetas o pienso con agua por igual y bien mezclado, dejándolas en reposo 20 minutos.
  • Saca a tu cánido a caminar toda vez que puedas. Se aconseja sacar al cánido mínimo 3 o 4 veces al día, pero cuanto más salga mejor, de esta manera además de esto hace ejercicio con lo que los intestinos se van a mover mejor.
  • Los laxantes además pueden acudir al cánido a evacuar, con lo que sirven tanto como tratamiento como de prevención (al regentar pequeñas cantidades de un laxante natural en el alimento de forma usual).
  • Además, la fibra además se puede emplear como laxante, por eso es muy esencial darle a tu cánido una dieta rica en fibra.

Medicamentos laxantes para perros

Existen diferentes géneros de fármacos laxantes para perros, entre aquéllos que puedes localizar:

  • Laxantes osmóticos: tienen como objetivo aumentar la cantidad de agua en el intestino grueso para ablandecer las heces.
  • Laxantes estimulantes: aumenta la fuerza de los movimientos intestinales para que las heces bajen y puedan ser expulsadas.
  • Laxantes emolientes: se emplean frente a heces duras y secas pero nunca debe administrarse a un cánido desecado.
  • El aceite mineral: se puede emplear como laxante lubricante para acudir a que las heces duras pasen a través del ano.

Los laxantes solo se emplean en perros que sufren únicamente estreñimiento, si el inconveniente procede de otra causa como una lesión pélvica o una obstrucción pueden causar daños graves en el cánido. Será el veterinario quien determine el mejor tratamiento conforme el caso.

Alimentos laxantes para perros

Además de los fármacos laxantes para perros, existen una serie de comestibles que podemos emplear además para acabar con el estreñimiento. Los comestibles laxantes para perros más habituales son los próximos:

Agua

Como hemos mentado antes, tu cánido siempre y en todo momento debe tener agua fresca a su alcance y tú debes cerciorarte de que toma la cantidad de agua recomendable. Por eso es esencial llevar una botella de agua durante los paseos, especialmente si es verano. Puedes darle a tu amigo un pedazo de sandía algunas veces, en tanto que gracias a su elevado contenido en agua ayudará a hidratarlo. Puedes ofrecerle además caldo o sopas (sin sal añadida). Un cánido debe tomar unos 60 ml de agua por cada kg de peso del animal al día.

Leche para perros estreñidos

No se debe regentar leche a los perros en tanto que les causa diarrea pero, exactamente por esta razón, frente al estreñimiento una buena opción es regentar una pequeña cantidad de leche a tu cánido. Ofrécele al cánido 1/8 una parte de una taza si es cachorro o 1/2 de una taza si es adulto.

Calabaza para el estreñimiento en perros

Un puré de calabaza es además una buena opción debido a que este comestible tiene una cantidad elevada de agua y un alto contenido en fibra. Puedes darle una o dos cucharadas al día, pero nunca le administres más de dos seguidas, para evitar que pase a tener diarrea.

Psyllium

Esta es una fuente de fibra que estimula las contracciones del intestino y ayuda a aumentar el volumen de las heces. Dale de media cucharada a dos cucharadas cada 24 horas.

Aceites

Ofrecerle aceites a tu cánido en pequeñas cantidades, como media cucharada o una entera, una vez a la semana. Esto ayudará a calmar el estreñimiento y a prevenirlo. Mezcla aceite de oliva, aceite mineral o aceite de cártamo o alazor con el alimento del cánido.

Jengibre

El jengibre mezclado con caldo de pollo es una espléndida opción contra el estreñimiento, en tanto que sirve de laxante natural que hace efecto en escaso tiempo. Añade 1/4 cucharada de infusión de jengibre a medio vaso de caldo de pollo y ofréceselo a tu cánido.

En este otro artículo de Sabioz te damos más información sobre los Remedios caseros para el estreñimiento en perros.

Si quieres leer más artículos similares a Laxantes para perros: fármacos, comestibles y dosis, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Mascotas.

Deja un comentario