Mascarilla de miel y bicarbonato: para qué exactamente vale y de qué forma hacerla

¿Te complacería cuidar de tu piel sin gastar mucho dinero? Muchas veces consideramos que los cosméticos más costosos de una tienda de estético son además los que tienen más calidad. Sin embargo, aunque estos cosméticos den buenos resultados, además existen multitud de productos que podemos localizar en cualquier hogar y que además de esto de ser sensiblemente más económicos, son muy efectivos para sostener una piel saludable.

Entre las tendencias más populares de belleza, se encuentra la de realizar mascarillas caseras con ingredientes naturales como por ejemplo, la miel y el bicarbonato, pues son dos productos que destacan por sus diferentes propiedades para la piel. Pero, ¿cuáles son sus beneficios y de qué forma puedes realizarla en casa? Sigue leyendo este artículo de Sabioz y te contamos más cosas sobre la mascarilla de miel y bicarbonato: para qué exactamente vale y de qué forma hacerla.

Propiedades de la miel y del bicarbonato

Como hemos adelantado, las mascarillas caseras son una excelente opción para el cuidado de la piel, en tanto que además de esto de ser económicas, están elaboradas con productos naturales, lo que la transforman en una alternativa poco violenta. Pero si te preguntas “¿por qué debo elegir el bicarbonato y la miel para hacer mi mascarilla facial?” deja que te descubramos las propiedades del bicarbonato sódico y de la miel para la piel:

Propiedades de la miel para la piel

  • Propiedades asépticas: gracias a sus encimas naturales, la miel ejercita una acción desinfectante que ayuda a suprimir toxinas y otros restos de suciedad del rostro, manteniéndolo así más limpio y previniendo la aparición de impurezas.
  • Propiedades exfoliantes: debido a su alto contenido de azúcares, este producto ayuda a suprimir la acumulación de células fallecidas en la piel. De esta forma, la miel revitaliza nuestro rostro y favorece la regeneración celular.
  • Propiedades hidratantes: gracias a su riqueza en vitaminas y minerales, la miel se considera como un poderoso humectante natural que puede sostener la piel hidratada durante todo el día.
  • Propiedades astringentes: la miel es un antídoto casero ideal para semblantes grasos, en tanto que reduce la acumulación de bacterias en la piel. De esta forma, la miel además ayuda a prevenir otros inconvenientes como el acne.
  • Propiedades antioxidantes: si buscas una mascarilla para las arrugas, la miel es un ingrediente ideal para reducir este género de imperfecciones, pues su riqueza en antioxidantes evita la capacitación de arrugas y mantiene la piel más plana y firme.

En este artículo de Cuáles son los beneficios de la miel para la piel encontrarás una explicación en detalle de de qué forma puede favorecerte la utilización de este producto.

Propiedades del bicarbonato de sodio para la piel

  • Propiedades exfoliantes: debido a su textura, el bicarbonato es muy efectivo para retirar las células fallecidas y otros restos de suciedad amontonadas en la piel del rostro, dejándola así sensiblemente más suave y además alumbrada.
  • Propiedades astringentes: el bicarbonato sódico es rico en substancias alcalinas, lo como le da un efecto que regula el pH del rostro. De esta forma, reduce el exceso de grasa y oleosidad del rostro, con lo que además resulta un producto excelente en el caso de pieles grasas o con tendencia al acne.
  • Propiedades blanqueadoras: debido a su riqueza en antioxidantes, el bicarbonato sódico cuenta con un efecto blanqueador que mitiga las máculas oscuras y unifica el tono natural de la piel.
  • Propiedades antiinflamatorias: el bicarbonato puede acudir a calmar algunos síntomas de resequedad como los picores, la inflamación y la descamación en la piel. Además, además reduce el enrojecimiento provocado por y picaduras y favorece el proceso de cicatrización de las heridas.

Para qué sirve la mascarilla de miel y bicarbonato

Ahora que conoces las propiedades de estos dos ingredientes, ahora te explicamos para qué exactamente vale la mascarilla de miel y bicarbonato:

  • Reduce las máculas oscuras de la piel.
  • Previene las arrugas y otros signos de envejecimiento.
  • Elimina el acne y es ideal para pieles con tendencia a ser grasas.
  • Funciona como un limpiador facial para suprimir las impurezas de la piel.
  • Se puede utilizar como exfoliante natural.
  • Es un buen antídoto para pieles secas y/o sensibles debido a su poder hidratante.
  • Acelera el proceso de cicatrización de heridas y calma los síntomas provocados por picaduras.

Cómo hacer una mascarilla de miel y bicarbonato

Ya hemos visto que la mascarilla de miel y bicarbonato puede ser empleada para diferentes fines estéticos. Sin embargo, si quieres aprovecharla por su poder hidratante o para reducir máculas o arrugas, te invitamos a que sigas el siguiente punto por punto para hacer la mascarilla:

Ingredientes

  • 1 cucharada de miel de flores
  • Media cucharada de bicarbonato sódico

Preparación y tratamiento

  • Añade en un cuenco media cucharada de bicarbonato así como una cucharada de miel.
  • Una vez hayas añadido los ingredientes, remuévelos hasta el momento en que se forme una especie de pasta.
  • Ya tendrás lista la mascarilla de miel y bicarbonato.
  • Con el rostro limpio y seco, aplica la mascarilla por él pero evita las zonas sensibles como la piel que está en torno a los ojos y labios.
  • Deja que actúe la mascarilla sobre el rostro 10 minutos.
  • Retira el antídoto casero con rebosante agua templada y entonces seca el rostro con una toalla suave.
  • Finalmente, aplica una crema hidratante para una piel más suave.
  • Utiliza esta mascarilla natural entre una y un par de veces a la semana.

    Cómo hacer una mascarilla de miel, bicarbonato y limón

    La mascarilla de miel, bicarbonato y limón está indicada para aquellas personas que intenten suprimir el acne y otras impurezas del rostro. Para hacer esta mascarilla solo debes proseguirse este punto por punto.

    Ingredientes

    • 2 cucharadas de bicarbonato
    • 1 cucharada de miel
    • Jugo de un limón entero

    Preparación y tratamiento

  • Añade en un recipiente 2 cucharadas de bicarbonato así como 1 cucharada de miel y remueve los ingredientes hasta el momento en que se forme una pasta.
  • Corta un limón por la mitad y exprime sus partes en el mismo recipiente. Vuelve a remover los ingredientes.
  • Con el rostro limpio y seco, extiende el antídoto por él haciendo un suave masaje circular.
  • Deja que actúe durante 10 minutos y entonces retírala con rebosante agua templada.
  • Finalmente, seca el rostro con una toalla y entonces aplica tanto un tónico facial como una crema hidratante.
  • Si quieres conocer con más profundidad las propiedades y los beneficios de este género de mascarilla, no te pierdas este artículo sobre Cómo hacer una mascarilla de miel y limón. Utiliza este antídoto una vez a la semana.

    Si quieres leer más artículos similares a Mascarilla de miel y bicarbonato: para qué exactamente vale y de qué forma hacerla, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Belleza y Cuidado Personal.

    Deja un comentario