Partes y funciones del intestino delgado

Partes y funciones del intestino delgado

Uno de los órganos más esenciales de nuestro sistema digestible es el intestino delgado. El intestino delgado se sitúa entre el estómago y el intestino grueso y es, con diferencia, la parte más larga del tubo digestible. De hecho, se calcula que mide entre los 3 y los 7 metros de longitud, influyendo en ello factores variadísimos como la altura y tamaño de la propia persona.

Así mismo, además es esencial tener en cuenta que el intestino delgado es un órgano que cumple una función esencial en el tubo digestible, en tanto que es el encargado de absorber la mayoría de los nutrientes que ingerimos. Si quieres conocer un tanto más las partes y funciones del intestino delgado sigue leyendo Sabioz y te lo contamos detalladamente.

Partes del intestino delgado

El intestino delgado se sitúa entre el estómago y el intestino grueso y está dividido en tres partes bien definidas:

  • Duodeno: el duodeno es la primera parte del intestino delgado. Está ahora del estómago, lo que hace además que sea la parte del intestino delgado que más relación tiene con este otro órgano. De hecho, es en el duodeno donde se segregan tanto los jugos hepáticos como los pancreáticos, esenciales en la digestión de los comestibles.
  • Yeyuno: el yeyuno es la parte del intestino delgado que se sitúa ahora del duodeno. Esta se identifica por tener ya la conocida forma de un tubo de aspecto irregular que da vueltas sobre sí mismo. En el caso del yeyuno, se trata de la parte irregular del intestino delgado que se encuentra en la mitad superior del intestino delgado (con excepción del duodeno). Cuesta bastante distinguirlo del íleon pues no hay una separación tan tangible como sucede en el caso del duodeno. Entre las principales diferencias, cabe resaltar que esta parte del intestino delgado tiene un diámetro algo mayor que el del íleon, como una mayor cantidad de vellosidades intestinales.
  • Íleon: la última parte del intestino delgado es el íleon, que se corresponde con la mitad inferior del intestino delgado. El íleon está situado ahora del yeyuno y acaba en el intestino grueso. Se diferencia del yeyuno en que tiene un diámetro algo más pequeño y menor número de vellosidades intestinales.
Partes y funciones del intestino delgado - Partes del intestino delgado

Funciones del intestino delgado

La principal función del intestino delgado es la de la absorción de la mayoría de los nutrientes que llegan a nuestro organismo por medio de la ingesta. Esto se genera tras que el alimento haya sido digerida tanto en la boca como en el estómago. Además, gracias a los jugos hepáticos y pancreáticos que se segregan en el duodeno, el alimento llega al intestino delgado en forma prácticamente completamente líquida, lo que facilita la absorción de los nutrientes.

La absorción de los nutrientes se realiza por contacto de semejantes nutrientes con la pared intestinal, lo que explica que sea un órgano tan largo y con tantos pliegues. De hecho, la superficie interna del intestino delgado está plagada de irregularidades en forma de vellosidades intestinales que, además de esto de permitir la absorción de los nutrientes, además dejan ampliar la superficie por la que se realiza dicha absorción, convirtiendo este órgano en uno de los más eficaces del cuerpo humano.

Enfermedades del intestino delgado

El intestino delgado, como cualquier otro órgano del cuerpo, puede enfermar y presentar malestar y dolor a los pacientes que sufren algún inconveniente relacionado con él. Algunas de las enfermedades más frecuentes relacionadas con este órgano son las próximas:

  • Enfermedades vasculares: se trata de enfermedades que habitúan a presentarse en el intestino delgado debido a la alta cantidad de arterias y venas que rodean este órgano (preciso para que los nutrientes puedan pasar a la sangre). Este género de enfermedades habitúan a manifestarse como hemorragias que afectan a la zona intestinal y que, conforme el caso, pueden acarrear mayor o menor gravedad.
  • Celiaquía: se trata de una enfermedad que se identifica por la intolerancia al gluten, una proteína presente en determinados cereales como el trigo, la avena o la cebada. Se trata de una enfermedad autoinmune que, entre diferentes síntomas, provoca la atrofia de las vellosidades intestinales, lo que acarrea una peor absorción de los nutrientes ingeridos.
  • Enfermedad de Crohn: esta enfermedad del intestino se manifiesta como una irritación y además inflamación de las paredes intestinales. Se acostumbra a manifestar primordialmente en la zona del intestino delgado pertinente al íleon, como en una parte de su continuación en el intestino grueso.
  • Tumores: los tumores se pueden manifestar en multitud de órganos del cuerpo, incluido además el intestino delgado. La presencia de tumores no implica necesariamente que se trate de tumores malignos. No obstante, serán los médicos quienes determinarán la naturaleza de los tumores y el tratamiento más recomendable en todos y cada caso.

Si quieres leer más artículos similares a Partes y funciones del intestino delgado, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Formación.

Deja un comentario