Por qué da sueño tras comer

Por qué da sueño después de comer

La sensación de sueño o somnolencia tras comer es muy habitual y acostumbra a suceder tras disfrutar de un buen almuerzo. Seguro que te ha ocurrido, sobre todo, al poner fin a esas comidas familiares de domingo tan rebosantes. En estos casos, la somnolencia asemeja inútil de vencerse y lo más probable es que termines combatiendo contra el sueño en una silla o en el sofá y, finalmente, dejándote llevar y perdiendo la batalla, sobre todo, si has comido un sinnúmero de hidratos de carbono.

No obstante, esa sensación no únicamente ocurre tras los almuerzos concluyente del fin de semana, también te puede suceder tras las comidas entre semana, lo que puede ser bastante molesto si debes cumplir una jornada partida en el trabajo y precisas estar con los cinco sentidos bien lúcidos. Para combatir esta sensación de somnolencia, es imprescindible que conozcas las razones por las cuales aparece. De esta forma, podrás saber qué hacer para evitarlo. En Sabioz, te explicamos por qué da sueño tras comer.

Causas de tener mucho sueño tras comer

El proceso digestible y los jugos gástricos

Como ya hemos señalado, existen múltiples razones por las que puedes tener un sueño excesivo tras comer. Una de las más frecuentes es la misma por la que puedes sufrir ligeros mareos al terminar el almuerzo, y es que la mayor una parte de la sangre de nuestro cuerpo viaja al aparato digestible para realizar el proceso de digestión, que será más pesado si tomamos una comida rebosante con gran cantidad de grasas y hidratos de carbono, conforme apunta el estudio “Efectos de la dieta en el sueño” realizado por el Instituto de Nutrición Humana de la Universidad de Columbia[1]. Es esencial para que los órganos que forman el aparato digestible tengan el aporte de sangre suficiente y, además de esto, es precisa para la absorción recomendable de nutrientes.

A este factor, se puede sumar otro que aunque muchos especialistas no estimen que afecte de forma sensible, sí que puede hacerlo a ciertas personas. Nos referimos a la alteración de pH que se genera a lo largo del proceso digestible por la liberación de ácido gástrico a lo largo del mismo. Si tomamos un sinnúmero de comida, la liberación de jugos gástricos ácidos será mayor para poder digerirla adecuadamente, con lo que para compensar ese pH ácido, el organismo también tendrá que liberar bicarbonato de sodio. Estas alteraciones en el pH nos pueden generar y aumentar la sensación de somnolencia.

Sueño excesivo tras comer por alteraciones hormonales

Otro factor que también provoca la aparición del sueño tras comer son los cambios a nivel hormonal. Estos son más fuertes si tomamos una comida rica en hidratos de carbono y azúcares. ¿Por qué? Porque su consumo genera un aumento de la producción y liberación de insulina por la parte del páncreas. Este hecho está íntimamente relacionado con un aumento de la generación de ciertas hormonas a nivel cerebral, como la melatonina y serotonina, al generarse un aumento de la actividad de un aminoácido esencial, el triptófano. La liberación de esas dos hormonas nos provoca esa sensación de incremento del sueño pues se hacen cargo del proceso de la regulación del mismo.

También hay otras hormonas cuya presencia nos pueden generar somnolencia tras el almuerzo, una de las más frecuentes es la leptina. Esta hormona está muy relacionada con la sensación de hambre, en tanto que es la responsable de enviar la señal de que estamos hartos y no precisamos más comida, pero también está íntimamente asociada a la regulación del sueño y el ciclo entre él y la vigilia. Por eso, cuando se libera también puede aparecer la somnolencia.

Por qué da sueño después de comer - Causas de tener mucho sueño después de comer

Alimentos que dan sueño tras comer

Como ya hemos explicado, hay distintas causas que nos generan sueño tras comer. Además de tener más sueño por un proceso digestible más lento y pesado, también hay determinados comestibles que por su contenido en triptófano, el aminoácido esencial que mentamos anteriormente, o por aumentar de forma notable la liberación de insulina nos crearán mayor sensación de sueño:

  • Lácteos: los youghourts, la leche o el queso poseen una cantidad notable de triptófano. Esto provocará la liberación de melatonina y serotonina y la llegada del sueño. Por eso, habitualmente se aconseja el consumo de un vaso de leche para conciliar el sueño.
  • Frutos secos: de la misma manera que los productos lácteos, los frutos secos son ricos en triptófano, con lo que también generarán somnolencia, sobre todo, en el caso de las nueces.
  • Avena: su contenido en triptófano y vitaminas del conjunto B también te provocarán sueño.
  • Arroz blanco: este comestible es uno de los que más eleva el pico glucémico en sangre conforme probó una investigación del American Journal of Clinical Nutrition[2], con lo que hace que se libere un sinnúmero de insulina con los resultados que conocemos.

Cómo evitar el sueño tras comer

Es realmente posible que no te importe tener sueño tras comer durante los fines de semana, pero si debes proseguirse trabajando al terminar la hora del almuerzo es muy normal que no desees tener que estar combatiendo contra el sueño y que prefieras estar despejado. Por eso, en Sabioz te explicamos determinados recomendaciones para evitarlo:

  • Menos cantidades de hidratos de carbono simples y azúcares: como ya hemos explicado antes, si tomas un sinnúmero de hidratos de carbono, la liberación de insulina va a aumentar de forma notable, lo que provocará una mayor producción de melatonina y serotonina y, por tanto, aparecerá la somnolencia. Para evitarlo, intenta tomar una menor cantidad de azúcares durante las comidas y eleva otros nutrientes como las proteínas o las vitaminas, incluyendo más verduras, carne o pescado, de forma que tus almuerzos estén más equilibrados a nivel nutricional.
  • No te olvides de la media mañana: o al menos haz un desayuno completo. De esta forma, evitarás llegar en el momento de el alimento con una gran sensación de hambre, no vas a comer un sinnúmero de comestibles, repartiendo mejor tus ingestas y no debiendo realizar digestiones pesadas que te provoquen esa sensación de sueño. Por tanto, te invitamos a que recurras a una pieza de fruta o un emparedado al mediodía.
  • No te quedes parado tras comer: si debes proseguirse trabajando al terminar el almuerzo, cuando termines evita quedarte sentado. No te invitamos a que hagas ejercicio pues debes hacer la digestión adecuadamente y precisas que tu sangre asista a la zona del aparato digestible, pero dar un pequeño camino tranquilo de un cuarto de hora al terminar de comer te ayudará a no tener sensación de sueño, repartiendo mejor la sangre restante por el resto del cuerpo y oxigenando tu cerebro.
Por qué da sueño después de comer - Cómo evitar el sueño después de comer

Este artículo es meramente informativo, en Sabioz no tenemos capacitad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún género de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier género de condición o malestar.

Si quieres leer más artículos similares a Por qué da sueño tras comer, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Salud mental.

Referencias
  1. St-Onge, M. P., Mikic, A., & Pietrolungo, C. E. (2016). Effects of diet on sleep quality. Advances in Nutrition, 7(5), 938-949.
  2. Miller, J. B., Pang, E., & Bramall, L. (1992). Rice: a high or low glycemic index food?. The American journal of clinical nutrition, 56(6), 1034-1036.

Deja un comentario