Por qué hablo dormido

El sueño es una actividad biológica precisa para recuperar las energías físicas y mentales que empleamos en nuestras actividades y procesos metabólicos. Dormir de 6 a 8 horas al día le da al cuerpo el reposo que precisa para cumplir con las funciones del organismo y nos deja tener una mejor calidad de vida y disfrutar de un mayor bienestar.

Los trastornos del sueño son, no obstante, comunes y frecuentemente alteran la calidad del mismo. Hablar al paso que dormimos es uno de los más recurrentes, aunque no representan una interrupción esencial del sueño. ¿Has escuchado a alguien conversar al paso que duerme o te han contado que tú lo haces? En Sabioz te explicamos por qué hablamos dormidos y los mejores trucos y tratamientos para no hacerlo.

Qué es la somniloquía

A la acción de conversar dormido se le llama somniloquía o somniloquia. Es una parasomnia o trastorno del sueño que se identifica por la vocalización involuntaria de oraciones a lo largo del sueño. Estas pueden ser coherentes o incongruentes, como durar unos pocos segundos o múltiples minutos. Asimismo, puede ocurrir solo una vez durante las horas de sueño o múltiples veces, normalmente en la fase de sueño REM.

La somniloquía incluye la pronunciación de palabras o oraciones cortas, chillidos, sollozo o risas relacionados o no con temas vividos durante el día y puede estar acompañada, aunque no necesariamente, de sonambulismo.

Ahora bien, ¿es normal conversar dormido?, ¿debería preocuparnos? Hablar a lo largo del sueño no se considera un comportamiento frecuente y normal, pero tampoco trae consecuencias médicas ni psicológicas graves a quien lo sufre.

Aunque no es un tema de alarma, la somniloquía puede resultar vergonzosa y molesta para las personas que duermen en la misma habitación de quien la sufre.

Si, en cambio, tienes inconvenientes para dormir y no descansas lo suficiente, te invitamos a visitar nuestro artículo Cómo dormir mejor para progresar la calidad del sueño y rendir con perfección día a día.

¿Quiénes sufren de somniloquía?

No hay un perfil definido para quienes sufren de esta parasomnia. Esto quiere decir que cualquier persona puede presentar la condición en cualquier etapa de su vida. Sin embargo, es más usual en el sexo masculino que en el femenino y se da, sobre todo, en pequeños y adolescentes.

La somniloquía en ancianos no es tan usual, pues va desapareciendo de adultos y adultos mayores con el transcurrir del tiempo.

Hablar en sueños: causas

A pesar de que la somniloquía es considerada un trastorno del sueño, son pocos los estudios sobre las causas que producen esta anomalía del sueño, en tanto que sus consecuencias no habitúan a ser graves. Entre las posibles causas de la somniloquía o de conversar en sueños tenemos:

  • Factores hereditarios
  • Factores asociados a la enuresis, o sea, orinarse dormido
  • El sonambulismo
  • Estrés sensible
  • Intensa actividad diaria
  • Fiebre
  • Traumas desde el vientre de la madre
  • Traumas durante su desarrollo infantil y juvenil
  • Mareos
  • Consumo de alcohol o substancias alucinógenas
  • Ansiedad y depresión
  • Falta o privación del sueño por las noches
  • Trabajos por turnos o nocturnos y guardias prolongadas sin dormir
  • La apnea del sueño
  • Terrores nocturnos y pesadillas
  • Dormir en lugares no comunes al frecuente como hoteles o residencias extrañas

Es común que el sonambulismo y la somniloquía se presenten juntos. Si este es tu caso, te invitamos a leer nuestro artículo Cómo reducir el sonambulismo para que alcances un sueño absolutamente reparador.

Tratamiento para la somniloquía

Si conversas dormido y te causa preocupación, el mejor paso a proseguirse es agendar una consulta con un psicólogo o siquiatra. Serán los encargados de explorar las causas tras la somniloquía y de decirte lo que puedes hacer para mejorarla si quieres suprimirla por completo de tus noches. Mientras tanto, aquí te dejamos determinados consejos para saber de qué manera dejar de conversar en sueños:

  • Cambia tus hábitos antes de ir a dormir. Se aconseja que escuches música suave o instrumental. También se aconseja leer algo relajante antes de dormir.
  • Báñate con agua templada antes de dormir.
  • Evita consumir substancias estimulantes en horas de la tarde o noche.
  • No debes tomar cafeína, alcohol, azúcar y otras substancias que te quiten el sueño.
  • Si ves tv hasta tarde, evita ver películas de terror o con mucha acción. No te vayas a dormir de forma inmediata tras apagar el televisión. Tómate unos 15 o 20 minutos de relajamiento con respiraciones profundas antes de dormir.
  • Trata de acostarte siempre y en toda circunstancia a la misma hora. Se aconseja dormir mínimo 8 horas al día.
  • Trata de reducir el agobio sensible del día a día. Combina las actividades de rutina al día con actividades como el yoga, la danza, los deportes, las travesías, el gimnasio, el cine, entre otras.
  • No debes hacer actividad física una o dos horas antes de dormir.
  • No comas nada antes de acostarte.
  • Si tienes creencias de tipo religioso, ora antes de dormir.
  • Si tienes pareja, dedícale tiempo antes de dormir.
  • Crea un ambiente cómodo y agradable para dormir, uno en el que realmente sientas que tu cama es el mejor lugar para relajarte y dormir.
  • Utiliza la cama solo para dormir o compartir en pareja. Las actividades al día como ver tv, navegar en la red de redes, leer o estudiar, hazlas fuera de la cama.
  • Si se llegan a presentar episodios de somniloquía y hay personas presentes, pídeles que te asistan a aliviarte con palabras suavísimas.

Si todas estas recomendaciones no surten efectos recomendables que te asistan a reducir o quitar la somniloquía, debes acudir al médico para que te dé las recomendaciones y tratamiento recomendables a tu caso.

Este artículo es meramente informativo, en Sabioz no tenemos capacitad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún género de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier género de condición o malestar.

Si quieres leer más artículos similares a Por qué hablo dormido, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Salud mental.

Deja un comentario