Saltar al contenido

Por qué lloran los gatos

18 julio, 2021
Por qué lloran los gatos

Los gatos, como ya sabrás, no son tan expresivos como los perros, motivo por el como nos cuesta más comunicarnos con nuestros amigos felinos. Por esto, es esencial oir a nuestros gatos cuando maúllan o lloran, en tanto que probablemente estén intentando decirnos algo. Los gatos tienen dos formas comunes de conversar a sus dueños: mediante su comportamiento y además instintos y mediante los maullidos y el sollozo.

Si te has preguntado alguna vez por qué lloran los gatos, te explicamos, ahora, todo lo que has de saber sobre este tema, como las causas por las que puede que tu gato llore y de qué manera debes atender ese llamado. ¡Toma nota!

El comportamiento de los gatos

La comunicación felina es la forma en la que los gatos se comunican entre ellos pero además con sus dueños. La forma principal de comunicación son los instintos y el comportamiento, algo que vemos meridianamente con el ejemplo de la orina: habrás visto que, muchas veces, los gatos orinan o bien en su casa o fuera de ella para marcar territorio y alertar a otros gatos. Cuando los felinos olfatean la orina de otros gatos, saben que deben mantenerse lejos de ese espacio.

Otra forma de marcar territorio o apropiarse de un espacio es frotándose en muebles, camas y además incluso paredes. Los gatos segregan un olor en su piel que les resulta propio y que les sirve, además, para proseguirse un indicio y localizar el camino de vuelta a casa.

Por qué lloran los gatos - El comportamiento de los gatos

Por qué lloran los gatos

¿Has sentido que los gatos lloran como un bebé pequeño o recién nacido? Esto se debe a que, de la misma manera que el bebé, tratan de llamar la atención de los adultos. Muchos maúllan en un tono más agudo de lo frecuente, al paso que que otros pueden llegar a plañir con lágrimas reales, un dato en el que siempre y en todo momento te debes fijar.

Lo primero que has de saber es que los gatos no lloran sin motivos aparentes. Detrás de su sollozo hay una razón que todo dueño debe buscar y además interpretar. Las razones pueden deberse a distintas incomodidades, dolor o incluso a una posible enfermedad.

Si se trata de un gato bebé, lo más probable es que su sollozo se deba a hambre, frío, sed o miedo. Si el gato ha sido adoptado y llevado a casa lejos de su madre, durante su proceso de adaptación va a llorar con frecuencia y, sobre todo, durante la noche. En esos casos, es esencial darle cobijo, hacerlo sentir atendido y no perder la calma, en tanto que has de saber que lo más seguro es que se sienta mejor en dos semanas.

Por qué lloran los gatos - Por qué lloran los gatos

Por qué lloran los gatos adultos

Cuando los gatos adultos lloran, las posibilidades se dismuyen a un llamado de atención o enfermedad. En estas ocasiones, es esencial valorar el contexto en el que se da el sollozo de tu gato. Por ejemplo, si el gato llora al lado del plato vacío de comida, obviamente se deberá a que está hambriento. Si, en cambio, llora a la vera de la puerta, deseará decir que quiere salir.

Si el sollozo incremento de forma notable durante las noches, posiblemente tu gato (o alguna gata del vecindario) esté en celo. Durante este periodo de tiempo es esencial cuidar de los gatos y, caso de que sea posible, esterilizarlos para que no se metan en inconvenientes y acaben malheridos. En caso de que tu gato así sea mayor, el sollozo puede deberse a los cambios que está ensayando su cuerpo. Ten en cuenta que los gatos pueden sentir, por ejemplo, los mismos atribuyas que puede sufrir un humano anciano.

Normalmente, este sollozo es, realmente, un maullido. Si ves que tu gato hace sonidos pero no llora con lágrimas reales, probablemente sea una de las opciones que te hemos propuesto. Si, de lo opuesto, tu gato llora con lágrimas de verdad, lo mejor será que le lleves al veterinario, en tanto que podría tratarse de algún género de infección o inconveniente ocular.

Cómo saber si mi gato llora por dolor

Lo más esencial en el momento de descubrir por qué lloran los gatos es, como hemos dicho, valorar el contexto. Si ves que tu gato solo llora ante determinadas situaciones puntuales que puedes reparar de forma fácil, no hay nada de lo que te debas preocupar. Si, de lo opuesto, el gato llora en momentos infrecuentes como cuando debe masticar o tragar su comida, has de estar al loro, en tanto que podría tratarse a algún inconveniente bucal o de la garganta.

Pasa lo mismo si el gato llora en el momento de hacer sus necesidades, en tanto que podría estar padeciendo de estreñimiento o dolor de estómago. En estos casos, es imprescindible una visita al veterinario para que el profesional pueda valorarlo y recomendarte el mejor tratamiento.

Lo mismo ocurre con las lágrimas: si ves que tu gato llora lágrimas cristalinas, podría tratarse de alguna pelusa o basura en el ojo. Si, en cambio, ves que las lágrimas de tu gato son amarillentas o verdosas, podría tratarse de una infección o de algún inconveniente con el lagrimal.

Qué hacer si mi gato llora

Puede que habitualmente el sollozo de un gato resulte exasperante y angustioso. Recuerda toda vez que su principal objetivo es llamar la atención y comunicarse contigo, con lo que lo primero que debes hacer es escucharle, estar con él y además procurar descubrir el motivo de su sollozo.

  1. Obsérvalo: fíjate en su cuerpo y en sus expresiones. Por ejemplo, si tiene las orejas cara atrás, los bigotes estirados o la cola gacha, lo más seguro es que tu compañero tenga engaño. Si, al contrario, su cola está encrespada, va a significar que el gato está conmovido o contento.
  2. Escúchalo: la intensidad del sollozo o maullido además son indicadores del inconveniente que te ayudarán a entender mejor a tu felino. Si se trata de maullidos cortos y continuos, puede que el gato solo esté saludándote. Si, en cambio, es un sollozo o maullido largo, deseará decir que busca alguna necesidad o solución y, en consecuencia, tal vez lo mejor sea llevarle al veterinario.
  3. Háblale: los gatos se habitúan al tono de sus amos. Si se emplea un tono firme y medio, el gato sabrá que se trata de una orden. Establecer contacto visual y parpadear de forma lenta, le dejará al gato saber que está en una zona segura.

Si tienes un gato que llora mucho y todavía no has encontrado la causa, lo más conveniente es que visites al veterinario, en tanto que solo él podrá señalarte con completa seguridad lo que debes hacer. Si tienes un gato en casa, te invitamos a que leas además los siguientes artículos:

  • Por qué a mi gato le lloran los ojos
  • Cómo tratar a un gato con depresión
  • Cómo hacer para que mi gato bebé deje de plañir

Si quieres leer más artículos similares a Por qué lloran los gatos, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Mascotas.

Entradas relacionadas: