Por qué los perros comen caca

Por qué los perros comen caca

¿Has apreciado que tu can se come los excrementos de otros perros de casa o de la calle, los suyos propios o incluso de otros animales? Es completamente normal que esto te resulte rarísimo y te genere rechazo y asco, pues para las personas es un comportamiento completamente anormal. No obstante, numerosas especies animales lo hacen por diferentes motivos relacionados con la supervivencia, como por higiene de su ambiente o por alimentación.

En Sabioz te asistimos a entender las posibles causas de tu pregunta sobre por qué los perros comen caca, como la suya o la de otras especies. No obstante, será un veterinario quién podrá diagnosticar la causa fisiológica y dar el mejor tratamiento y, en cambio, si se trata de un aspecto comportamental, entonces será un etólogo, entrenador o educador canino quién pueda dar un diagnóstico y una solución.

Qué es la coprofagia y en qué momento es un inconveniente

La coprofagia o comer heces, propias o de otros seres tanto si son de la misma especie como si son de otra, es un comportamiento animal que puede ser completamente natural en ciertos casos, como los insectos que se alimentan fundamentalmente de excrementos o bien otros animales, como los elefantes o bien otros mamíferos, en ciertas situaciones singulares. Tal es el caso de los animales que comen excrementos por el reaprovechamiento de nutrientes, como fibra y agua, por el hecho de que en su hábitat hay escasez de comestibles o las hembras lactantes que limpian el nido, etc., en terminante, son situaciones precisas para la supervivencia.

Concretamente en el caso de los perros, y de el resto especies de cánidos como los lobos, chacales, coyotes, etc., se da de forma natural aunque ocasional en las próximas situaciones:

  • Cachorros que exploran su ambiente (hasta los 3 o 4 meses).
  • Perras lactantes para sostener la higiene en el nido en el que están sus cachorros, evitando focos de infecciones y captar depredadores.
  • Habitan en zonas que están muy sucias y esta es una de las formas que tienen de adecentar el lugar. Sobre todo sucede cuando comienzan a formar una madriguera o nido.
  • A algunos les puede atraer el olor y el sabor de ciertas heces con lo que haya comido el animal que las he depositado, pues hay olores que apuntan la presencia de algunos nutrientes que los canes pueden reaprovechar realmente bien.

En cambio, se trata de un inconveniente de salud física o mental, que puede reflejarse de esta manera como otros inconvenientes orgánicos o con otros inconvenientes comportamentales o conductuales, tratándose de canes que superan los 4 meses y que no son hembras con crías lactantes ni están en un ambiente depauperado y sucio.

Más adelante, aclaramos las principales causas de la coprofagia en perros cuando se da por afecciones de salud física y/o mental.

Por qué los perros comen caca - Qué es la coprofagia y cuándo es un problema

Síntomas de coprofagia en perros

Aparte de verle ingerir las heces, hay más síntomas de la coprofagia en perros como:

  • Mal aliento o halitosis.
  • Delgadez o pérdida de peso, aunque coma bastante, por malnutrición.
  • Poliuria o que orina más de lo frecuente.
  • Polidipsia o que toma más agua de lo normal.
  • Cambios notables en las deposiciones, como que las cacas sean más blandas, huelan peor que lo frecuente y haya presencia de mayor cantidad de grasas y/o mucosidad.
  • Cuadro de gastroenteritis debido a la irritación y además inflamación que sufren las mucosas del estómago y los intestinos.

Ante la aparición de alguno de estos síntomas o de múltiples, es esencial acudir primero al veterinario para dar con la causa y si se trata de un inconveniente físico o bien orgánico este va a ofrecer el mejor tratamiento para cada caso, en cambio si el especialista descarta los inconvenientes físicos y estima que la causa latente es mental, sensible o comportamental, habrá que acudir a un etólogo, educador o entrenador canino para que dé con el origen del inconveniente y, observando el cuadro general, pueda ofrecer la mejor solución para cada situación.

Es preciso remarcar que es esencial tratar este inconveniente por el hecho de que que un can coma caca de otro can o de otros animales implica un alto riesgo de contagio de pluralidad de parásitos (bacterias, hongos, vermes, etc.) y de otros géneros de enfermedades, ciertas de ellas muy graves (sobre todo las virales como el parvovirus o el moquillo), que pueden poner de verdad riesgo su salud y además la de quienes viven con él (otros animales y personas).

Por qué los perros comen caca - Síntomas de coprofagia en perros

Diagnóstico de la coprofagia en perros y su causa

Para poder determinar la causa en todos y cada situación, el veterinario tendrá que realizar una serie de preguntas al cuidador del animal y hacer múltiples pruebas, como examen físico de reconocimiento básico, radiografías, análisis de sangre, etc.. Así, es bueno que si tenemos la sospecha de que nuestro can come excrementos, o ya lo hemos visto hacerlo, nos fijemos en una serie de aspectos para poder explicárselos al veterinario con detalle. Por ejemplo, puede preguntarnos y realizar pruebas para conocer aspectos como la edad del can, en el caso de que sea hembra si está lactando, si es un can que pasa mucho tiempo solo (8 horas o más al día), si vive en un lugar recomendable y no esté falto de higiene, si está bien nutrido, si tiene alguna enfermedad, si hemos detectado alguna situación específica en la que reacciona comiéndose las heces o si no se da en un contexto específico, etc..

Una vez el especialista tenga toda la información precisa podrá llegar a un diagnóstico de la causa y dar un tratamiento recomendable o derivar a un etólogo, o un profesional similar, si el inconveniente no es simplemente fisiológico o bien orgánico.

Por qué los perros comen caca – las causas

Estas son las principales causas de que un can se coma la caca de otro can, la suya o la de otros animales:

Perra lactante que se come las cacas de sus cachorros

Como ya hemos señalado antes, este es un caso de coprofagia natural y puntual, esto es, que se genera por un tema de supervivencia, en un caso de esta manera la higiene que evitará inconvenientes de salud, como infecciones, como la atracción de depredadores. Por tanto, no es nada malo si tu perra que está amamantando a sus cachorros en su nido o cama se come las cacas de sus pequeños y además, incluso, las suyas propias. Por ello, no es un comportamiento que debamos castigar.

Sencillamente, para evitarlo lo mejor es asistirla a sostener la zona limpia, pero recuerda que no es conveniente que manipules a los recién nacidos en exceso, que la estreses a ella ni que emplees productos de limpieza en esta zona. Lo mejor es retirar las heces cuanto antes.

Cachorro que se come sus heces

También habíamos apuntado antes que una situación normal de este comportamiento es tratándose de cachorros de hasta 4 meses. Hay que tener en cuenta que es una etapa en la que están descubriendo todo género de cosas y que los perros emplean primordialmente el sentido del olfato, al como está ligado el del sabor, con lo que no extraña que al explorar su ambiente prueben las cosas que vayan encontrando, incluidos objetos pequeños, restos de comida, ropa, heces, entre otras muchas cosas.

Como se trata de una conducta exploratoria y de aprendizaje, lo normal es que finalice por sí misma tras un tiempo, cerca de los 4 meses en el caso de los canes, aunque puede durar un tanto más. Este comportamiento es singularmente notable en cachorros que se encuentran en lugares con un ambiente poco enriquecido y, por carencia de estímulos y enriquecimiento ambiental generalmente, acaban por jugar con los excrementos y comérselos.

Afecciones y enfermedades

Algunas enfermedades, nosologías o afecciones pueden causar este comportamiento en los canes, el como se convierte en un síntoma atractivo de ellas. Por este motivo, es esencial que antes de pensar en que sea un inconveniente de comportamiento debido solo a un inconveniente de salud mental o sensible, tengamos presente descartar antes, a través del veterinario, las posibles enfermedades y afecciones que causan coprofagia en perros como:

  • Síndrome de malabsorción intestinal.
  • Insuficiencia pancreática exocrina.
  • Malnutrición por darle pocos comestibles y/o de mala calidad para sus necesidades.

Estrés y ansiedad

Por supuesto, esta es una de las principales causas de comportamientos extraños tanto en animales como en personas, por el hecho de que supone un enorme malestar sensible, mental y físico. Los canes que sufren agobio y ansiedad pueden tener pluralidad de comportamientos y la coprofagia es uno de ellos.

Te asistimos a conocer si puede ser la situación de tu piloso con este otro artículo de Sabioz sobre Cómo saber si mi can está estresado.

Higiene pobre del ambiente

Como hemos indicado ya, un ambiente inadecuado y falto de higiene provocará que el can acabe por comerse sus heces y las de otros para procurar suprimir este inconveniente, tanto por salud física como mental, en tanto que la poca higiene en el ambiente supone un foco de posibles infecciones y otros inconvenientes de salud, como de agobio, ansiedad y malestar sensible. Por tanto, si a un can le falta higiene en su hogar no tardará en procurar ponerle remedio por su cuenta, a ningún ser vivo le agrada tener su madriguera sucia.

Si tus perros hacen muchas veces sus necesidades en casa, dentro o fuera en el jardín, y por este motivo acostumbra a haber bastantes heces y alguno de ellos se las come, piensa en adecentar más con frecuencia y en sacarlos más veces fuera de casa para que tus perros hagan sus necesidades fuera.

Soledad y falta de estímulos

Si un can se siente solo y/o hastiado empezará a investigar su ambiente y a explorar y probar todo lo que se vaya encontrando, incluido comer excrementos. Asimismo, puede terminar comiendo deposiciones si está en estado de depresión y aburrimiento.

Por esto, si tu can está muchas horas solo en casa es realmente simple que debido a esa soledad comience a tener este comportamiento que nos disgusta, como otros que tampoco habitúan a semejarnos bien (como romper muebles, orinar y evacuar donde no acostumbra a hacerlo, ladrar y plañir mucho, etc.). Esto se agudiza si tiene un ambiente poco enriquecido, esto es, si le faltan estímulos como comida, juguetes o la compañía de otros animales.

Es vital que pases el máximo tiempo posible con él y que le facilites estos estímulos para su buena salud mental y física. Si cumples con estos aspectos y esta era la única causa de la coprofagia, verás que tu piloso deja de hacerlo en escaso tiempo.

Un can puede comer caca para llamar la atención

Esta, conforme los expertos en etología canina, es una de las causas más frecuentes por la que un can se come caca de otro can o la suya propia. Así, el can se come los excrementos con la intención de que se le haga caso y esto sucede en casos en los que la socialización de este por un lado de sus cuidadores ha sido pobre, apenas le prestan atención (no juegan con él, no lo sacan a caminar o lo hacen poco, etc.) y además incluso cuando hace algo mal se le castiga.

Lo castigamos cuando evacua donde no queremos

Esta es una causa muy frecuente y, por su lado, es un fallo muy usual que cometemos los cuidadores de canes. Así, si te preguntas por qué mi can come popo o caca y estás repasando esta lista de posibles causas de la coprofagia en perros y hasta aquí ninguna te acaba de encajar con la situación de tu piloso, entonces repasa de qué forma le has enseñado a hacer sus necesidades dónde tu deseabas (de esta manera sea en la calle o en alguna zona específica de la casa). Si una de las cosas que has hecho ha sido cogerlo y acercarle mucho el morro a los excrementos diciendo o gritando un “no” o un “¿qué has hecho?” concluyentes, entonces en este punto has cometido un fallo en su educación.

¿Por qué? Pues por el hecho de que el can nota que estás muy disgustado y en futuras ocasiones para evitar el castigo elimina el inconveniente comiéndose las heces o, incluso, puede ocurrir que haya interpretado estos gestos como que te asemeja bien o quieres que se coma las heces y por eso le asemeja lo recomendable. Cuando a un can se le enseña dónde debe hacer sus necesidades no hay que emplear el castigo, sino el refuerzo positivo, esto es, ofrecerle opciones recomendables sacándolo múltiples veces a caminar y premiarlo cuando lo haga bien.

Síndrome de pica en perros

Este es un trastorno comportamental que se da cuando el can siente una necesidad para él irresoluble de comer todo lo que hay a su alcance que no sea realmente comible, esto es, de picar y además ir ingiriendo objetos como pequeños juguetes, joyas, cacas, piedras, basuras, etc.

Aunque puede considerarse como normal en cachorros por su instinto exploratorio, como hemos citado ya, hasta los 4 meses, no es un comportamiento normal en perros de mayor edad. Puede darse por distintos motivos como la ansiedad, el agobio, por un ambiente muy sucio o descuidado, etc..

Algunos perros comen heces de otros por el hecho de que les agradan

En el caso de los cánidos, tanto perros como otras especies, es usual que coman excrementos de otros de su especie o de otros animales por el hecho de que les pueden agradar al contener todavía algunos nutrientes y, en consecuencia olores y sabores, que les resulten atractivos por ser precisos para ellos.

Por qué los perros comen caca - Por qué los perros comen caca – las causas

Cómo evitar que los perros coman cacas

Ahora que conoces las posibles causas que dan contestación a tu duda sobre por qué los perros comen caca, la suya propia o de otros animales como gatos, conejos, ovejas, cabras, vacas, caballos, etc., queremos explicarte las mejores formas de evitar que tu can se coma las heces:

  • Vigila más la alimentación que ofreces a tu can, repasando si cumple con sus necesidades alimentarias reales (conforme edad, estado de salud, etc.) y reparte las tomas de comida en múltiples veces al día (entre 2 y 3 veces).
  • Sácalo más a caminar para que se relacione con más animales y personas, para que olisquee más ambientes, etc., de esta manera enriquecerás su ambiente y desarrollo.
  • Haz más ejercicio con él, tanto dentro como fuera de casa, pues se sentirá mejor y será menos probable que sienta frustración o agobio de algún tipo y, en consecuencia, que se den comportamientos como la coprofagia. En este otro artículo de Sabioz te contamos Cómo hacer ejercicio con mi can en casa.
  • Enriquece su ambiente en casa ofreciéndole más espacios de juego, más juguetes y que sean un reto para él como el kong, más actividades, sonidos, juegos contigo, etc.
  • Piensa en si puedes y te complacería tener a tu cuidado a otro animal compatible con tu can, de esta manera sea otro can o un gato por ejemplo, por el hecho de que podría ser un enorme compañero de vida para él, para jugar o explorar el ambiente, no sentirse solo las horas que no estás con él, caminar y relacionarse con otros animales juntos, etc. No obstante, es una resolución que hay que pensar muy detenidamente por el hecho de que supone más responsabilidad.
  • Limpia las cacas enseguida y de esta manera evitarás que se las pueda comer y con el tiempo perderá el interés de comérselas.
  • Mantén bien limpio el espacio en el que habita tu can y intenta tener su abrevadero y comedero limpios, sin emplear productos violentos, como que siempre y en toda circunstancia tena agua limpia y fresca, que su cama además esté lo más limpia posible, etc.
  • No lo castigues cuando hace algo mal y usa el refuerzo positivo cuando hace bien las cosas, de esta manera aprenderá mucho mejor y más veloz.

Si quieres leer más artículos similares a Por qué los perros comen caca, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Mascotas.

Deja un comentario