Por qué me cuesta perder peso – las causas más frecuentes

¿Estás haciendo dieta pero apenas bajas de peso? Esta es una situación común que acostumbra a celebrarse cuando existe algún fallo en nuestro planning que impide que adelgacemos como queremos. Muchas veces, podemos estar controlando mucho nuestra alimentación y nuestro ejercicio pero que nuestra báscula apenas refleje el sacrificio que realizamos. ¿Por qué ocurre esto? Puede ser que se pues no te estás nutriendo apropiadamente, no estás entrenando bien o, simplemente, pues sigues determinados hábitos vitales que no te dejan bajar de peso. Para asistirte a responder a tu cuestión, en el presente artículo de Sabioz vamos a descubrirte por qué te cuesta perder peso indicándote las causas más frecuentes de esta situación.

Por qué no bajo de peso si como poco

«¿Por qué me cuesta perder peso si estoy a dieta?». Esta es una pregunta común que se hacen las personas que no ven los resultados esperados en la báscula. Puede ser que hayas hecho un cambio alimenticio y que, ahora, comas de forma sensiblemente más saludable y ligera. Sin embargo, probablemente hay algo que estás efectuando en tu alimentación que no es compatible con el perder peso. Aquí te dejamos las causas más frecuentes que te ayudarán a advertir en qué puedes estarte confundiendo.

No comes grasas, ni siquiera las saludables

Un fallo común entre las personas que hacen dieta es que han eliminado el consumo total de grasas en su menú. Pero es esencial que distingamos lo que son las grasas malas de las buenas pues, al paso que las primeras deben desaparecer de nuestros hábitos, las segundas han de estar presentes en nuestra alimentación.

Además de que sean saludables, estas grasas te ayudarán a perder peso en tanto que nos aportan una gran sensación de saciedad y, por lo tanto, consiguen hacer que no tengas tanta hambre. Otro punto en favor de ellas es que asisten a acelerar el metabolismo y, por lo tanto, harán que quemes más calorías sin especificar hacer únicamente.

No haces 5 comidas al día o te las brincas

Otro de los motivos por los cuales te cuesta perder peso es que no repartas apropiadamente la distribución de los comestibles de todo el día. Muchas personas creen que, para adelgazar, es mejor no comer pero eso es un enorme fallo. El secreto es comer más veces al día pero en menores cantidades para, así, hacer que tu organismo esté activo durante más horas, o sea, el metabolismo esté acelerado.

Si te brincas alguna comida lo que tu cuerpo hará será aprovechar al máximo los comestibles que le des con cada comida y, por lo tanto, tendrá una tendencia a acumular cuando nuestro objetivo es suprimir. Por tanto, ya lo sabes: come 5 veces al día de forma sana y no te brinques ni una comida. ¡Tu cuerpo es lo que precisa!

Comes sano pero en grandes cantidades

Otro de los fallos más frecuentes que hay en las personas que intentan bajar de peso es que cambian su alimentación por una más sana pero sin inspeccionar las cantidades. Aunque hay comestibles bajos en calorías, la verdad es que si comes en exceso tal vez te estás llenando de agua (y, por lo tanto, generas retención de líquidos), de sales o de fibra que te hace estar más llena y además hinchada. Si quieres bajar de peso es esencial que reduzcas la cantidad de comestibles que tomas para que, así, tu cuerpo pueda suprimir todo lo que le sobra-

Solo tomas productos light

Se debe ir con mucho cuidado con este tema en tanto que hay una gran confusión al respecto. Los productos «light» no son productos sanos, simplemente son versiones más ligeras de un producto que existe en el mercado. ¿Esto qué quiere decir? Pues que si te comes 5 galletas «light» no sigues una pauta saludable pues, aunque engorden menos que las normales, de la misma manera engordan y, además de esto, nos aportan azúcares y calorías que no precisamos.

Los productos light deben consumirse como «antojo»; o sea, si un día te apetece algo dulce, puedes saciar tu hambre con una galletita light o un postre light. Pero no pueden ser la base de tu alimentación pues sí que engordan. Lo único que el título «light» apunta es que es una versión con menos calorías, pero de la misma manera tiene.

El fin de semana no haces dieta

Y, finalmente, otra de las causas más frecuentes que ocurren en personas que hacen dieta pero no adelgazan es que, entre semana cuidan con detalle su alimentación pero, cuando llega el fin de semana, se olvidan de proseguirla. Si quieres bajar de peso es imprescindible que estés durante determinado tiempo sin excesos y cuidado mucho tu alimentación. De nada te servirá estar de lunes a viernes comiendo sano si, después, llega el fin de semana y te comes una pizza entera y patatas fritas.

Si te pasas el fin de semana, todo lo perdido durante la semana lo volverás a recuperar. Así que lo mejor es que intentes no pasarte y, si lo haces, ves al gimnasio para procurar perder lo ganado. Lo mejor es que te crees un planning de dieta de 2 o 3 meses para perder lo que precisas y, después, en el periodo de mantenimiento ya podrás ir jugando con la intención de semana.

Por qué me cuesta perder peso - las causas más comunes - Por qué no bajo de peso si como poco

Por qué no bajo de peso si hago ejercicio y dieta

Además de motivos relacionados con la alimentación, has de saber que además es posible que te cuesta perder peso pues no estés efectuando una buena práctica deportiva. Si quieres resultados más inmediatos y eficaces debes combinar tu dieta con el ejercicio en tanto que, así, lo que consigues es optimar tus sacrificios y aumentar el consumo diario de calorías.

Aquí vamos a asistirte a que sepas por qué no bajas de peso si haces ejercicio con ciertos fallos comunes que tienen lugar en los gimnasios.

No haces una buena rutina de ejercicios

Este es uno de los casos más frecuentes por los que cuesta perder peso. Muchas veces creemos que haciendo simplemente media hora de cardio ya conseguiremos adelgazar pero esta creencia es equivocada. Lo es verdad que lo que se aconseja es combinar ejercicios aeróbicos y anaeróbicos para conseguir que nuestro cuerpo trabaje durante más tiempo y consiga quemar más grasa saturada. Por tanto, para adelgazar de forma eficaz es esencial que combines ejercicios cardio con tonificación, de lo opuesto, tardarás más en ver los resultados que buscas.

Ejercicio sin intensidad

Además, además puede ocurrir que el ejercicio que estés haciendo no sea suficientemente intenso para que tu cuerpo lo note. Activarse es siempre y en todo momento un hábito saludable, no obstante, si lo que deseas es adelgazar es esencial que le demandes a tu cuerpo un sacrificio extra que solo efectuará con una intensidad alta. Por tanto, debes ir aumentando tu ritmo y velocidad cuando hagas cardio y, además, vas a deber ir subiendo de peso en el gimnasio para que tus músculos trabajen al máximo. En este otro artículo te contamos cada cuánto mudar de peso en el gimnasio para que adiestres tu cuerpo como lo precisa.

No adiestras lo suficiente

Y, finalmente, es posible que hagas ejercicio pero no adelgaces pues, simplemente, no vas lo suficiente al gimnasio. Tienes que pensar que una semana tiene 7 días y, por lo tanto, ir 2 días al gimnasio no te servirá de mucho…. Lo mejor es que vayas de 4 a 5 días para, así, acostumbrar tu cuerpo a la actividad y que los músculos puedan definirse. Eso sí: nunca vayas más de 5 días pues podría ser contraproducente en tanto que tu cuerpo precisa 2 días de reposo para regenerar las células y que los músculos estén en plena forma.

En este otro artículo de Sabioz te descubrimos de qué forma adelgazar en el gimnasio para que puedas empezar a llevar una buena rutina de entrenamiento que te deje bajar de peso de forma eficaz.

Por qué me cuesta perder peso - las causas más comunes - Por qué no bajo de peso si hago ejercicio y dieta

Dificultad para adelgazar: otras causas

Pero si crees que todo lo citado anteriormente es lo que haces y, de todas formas, no consigues adelgazar, aquí te dejamos ciertas otras causas que pueden estar afectándote.

Cambios hormonales

Si quieres saber por qué te cuesta perder peso si sigues una buena dieta y una buena rutina de entrenamiento debes pensar que el motivo puede ser de origen biológico. Con el paso de los años, el metabolismo se ralentiza y, esto, puede hacer que nuestro proceso de adelgazamiento sea más lento y progresivo de lo que era en otros momentos de nuestra vida.

Bebes alcohol frecuentemente

También es habitual que las personas que se toman una copa de vino al día o una cerveza vean que no consiguen bajar de peso. Y es que debemos tener muy, muy claro que, si quieres adelgazar, el alcohol vas a deber suprimirlo por completo o, por lo menos, reducirlo lo máximo que puedas. No puedes pretender perder peso de forma notable si, el fin de semana, te tomas tres gintonics en tanto que el alcohol es muy calorífico y, además de esto, contribuye a la retención de líquidos.

No duermes bien por las noches

También hay una relación directa entre el reposo nocturno y el perder peso. Lo es verdad que el insomnio llega a afectar las funcionalidades vitales de nuestro organismo y, por este motivo, puede ocurrir que el metabolismo funcione de forma imperfecta.

Padeces alguna enfermedad que te impide adelgazar

Y acabamos este artículo sobre por qué te cuesta perder peso hablando de una de las causas que además influyen de forma terminante en este proceso: sufrir alguna enfermedad. Tener, por poner un ejemplo, hipotiroidismo puede contribuir a que no puedas bajar de peso de forma tan fácil como tras personas, además es posible que estés tomando alguna medicación que te impida bajar de peso. En estos casos, lo mejor es que consultes con tu médico para que te indique las pautas a proseguirse y conseguir adelgazar.

Este artículo es meramente informativo, en Sabioz no tenemos capacitad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún género de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier género de condición o malestar.

Si quieres leer más artículos similares a Por qué me cuesta perder peso – las causas más frecuentes, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Salud de la Familia.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario