Por qué mi cánido tiene arcadas

¿Quieres saber por qué tu cánido tiene arcadas? Pues sigue leyendo, por el hecho de que vamos a contarte las causas más frecuentes que explican por el hecho de que tu mascota sufre estos molestos intentos de devolver. Las arcadas y las náuseas, son intentos improductivos de vómitos o para adecentar la faringe de algún atasco. Es un comportamiento que no debes ignorar, por el hecho de que puede esconder algún inconveniente de gravedad de fondo. En Sabioz.com, te contamos por qué tu cánido tiene arcadas.

Pasos a proseguirse:

Existen diferentes motivos por los cuales tu cánido puede tener arcadas:

  • Puede que tenga algún cuerpo extraño en la faringe, generalmente semillas, huesos, anzuelos o bien otros, además posiblemente tenga algún parásito, o tumores o pólipos.
  • Es posible que tu mascota tenga los ganglios linfáticos hinchados, además podría haber aspirado algo desde el esófago.
  • La causa de las arcadas puede deberse a una inflamación de la tráquea provocada por una infección.
  • Otra de las razones puede ser una enfermedad del esófago provocada por la presencia de cuerpos extraños que se bloquean en ese órgano.
  • Las arcadas que sufre tu cánido puede ser consecuencia de una torsión gástrica. En este caso, tu cánido he de ser llevado al veterinario inmediatamente por el hecho de que su vida puede correr grave riesgo. El abdomen se llene y el esófago se cierra, con lo que es imposible que tu cánido consiga devolver.
  • Tu mascota posiblemente tenga una enfermedad cardiaca y padezca un episodio de arcadas tras realizar un sacrificio.
  • Otro inconveniente que puede provocar esto es la hipertrofia del velo del paladar suculento, que causa un estímulo en la faringe.
Por qué mi perro tiene arcadas - Paso 1

Si tu cánido tiene un cuerpo extraño bloqueado las arcadas serán repentinas, empezará a angustiarse y a expulsar saliva con sangre, a veces. En estas situaciones, los animales no habitúan a tener pocas ganas de comer pero podrían procurar tomar. En las primeras 24 horas habitúan a progresar los signos, no obstante, los síntomas que se asocian a malformaciones o tumores innatos habitúan a empeorar conforme la nosología avanza.

Sea la causa que sea, es recomendable que asistas al veterinario para descubrir la causa de las arcadas y las náuseas.

En el en caso de que tu cánido devuelva, te invitamos a leer este otro artículo de unComo sobre qué hacer si mi cánido devuelve en muchas ocasiones.

Lo normal es que el veterinario inspeccione la garganta, la cabeza y el cuello de tu mascota para valorar la simetría, la presencia de algún bulto y, sobre todo, ver si tiene dolor al palpar. El profesional se cerciorará de que no haya ganglios linfáticos hinchados. Es posible que sea preciso examinar en profundidad la boca de tu cánido y extraer algún objeto extraño que se encuentre. También tendrá que observar si hay patentizas de tumores o malformaciones.

Para este examen posiblemente tu mascota haya de ser sedada si no se deja manipular con sencillez. En ocasiones, una radiografía es útil para probar la presencia de objetos de metal, pero no para restos como huesos, madera o cereales.

Por qué mi perro tiene arcadas - Paso 3

Si la causa no es muy observable en el cuello y la cabeza, será preciso hacer una radiografía del tórax o incluso una endoscopia para descartar que haya algún inconveniente esofágico. Con este género de prueba, además se verá si existe alguna torsión gástrica que le provoque todo el malestar y las arcadas.

Cuando estos episodios se asocian con la tos, el veterinario intentará confirmar si tiene alguna enfermedad respiratoria o cardiaca. Con la radiografía torácica y la auscultación de los pulmones y el corazón se podrá llegar a un diagnóstico terminante.

Si quieres leer más artículos similares a Por qué mi cánido tiene arcadas, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Mascotas.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario