Por qué mi hámster muerde – te lo explicamos

Muchas personas eligen a hámster como mascota. La verdad es que son unos animales muy entrañables, pero a veces tienen algún comportamiento que nos sorprende pues pueden morder. Es un gesto que llama la atención por ser inopinado por sus pequeñas dimensiones y por ser bastante afable.

Pero si tienes un hámster, probablemente te habrá mordido en alguna ocasión y te habrás preguntado ¿por qué mi hámster muerde? En Sabioz vamos a explicarte los principales motivos de por qué esta mascota tiene este comportamiento y de qué forma se puede solucionar.

Por qué un hámster muerde – causas

Las causas que explican por qué un hámster muerde son muy distintas. En general, puede decirse que es pues sienten miedo ante algo o alguien desconocido o bien a quien no esté muy acostumbrado. Es una reacción absolutamente instintiva para defenderse. No obstante, todavía hay más factores que explican este comportamiento en esta mascota.

  • Cogerlo: cuando el hámster lleva poco tiempo en casa y no nos conoce, no es consciente de que realmente queremos cuidarlo y tratarlo bien. De esta forma, toda vez que se intente coger, morderá de forma instintiva para defenderse pues se siente intimidado y cree que puede ser agredido. Un comportamiento que sostendrá hasta el momento en que nos conozca bien y hayamos conseguido domesticarlo.
  • Celo: la época de reproducción del hámster acostumbra a acarrear algunos cambios en su comportamiento, siendo lo más frecuente una mayor actividad y además irritabilidad, además de esto de querer que sus zonas sexuales están más inflamadas de lo frecuente. Lo más normal es que en estas ocasiones sea más proclive a morder. Y, realmente, no hay muchas soluciones, aunque esté ya acostumbrado al hogar. Lo mejor es esperar a que acabe el ciclo reproductivo para cogerlo. Mientras esto sucede, es recomendable sostener la distancia con la mascota para no tener que lamentar los bocados.
  • Comida: otro de los motivos principales que explican por qué el hámster muerde es el olor de las manos y, en específico, cualquier aroma que desprendan que le recuerde a el alimento. Y es que el hámster pensará que tiene ante sí un comestible en lugar de tu mano. Esto tiene simple solución. Siempre, antes de tocarlo, hay que lavarse las manos para que queden libres de olores.
  • Sueño: el hámster además puede morder cuando duerme y se le lúcida. Da igual el motivo por el cual se haya interrumpido su sueño, aunque sea para ponerle comida, adecentar la jaula o simplemente acariciarlo. No les agrada nada que se les interrumpa en su tiempo de reposo.
Por qué mi hámster muerde - te lo explicamos - Por qué un hámster muerde - causas

Cómo hacer que tu hámster no muerda

Lo mejor que se puede hacer para que el hámster no muerda es respetarlo. Es decir, hay que ser consciente de sus gustos y preferencias pues, al fin y a la postre, es como cualquier otro animal o persona. No siempre y en toda circunstancia nos apetece que nos besen o nos acaricien.

Y ¿de qué forma saber en qué momento se le puede acariciar? Es fácil. El hámster duerme primordialmente por el día pues es un animal bastante nocturno. De este modo, las horas de la tarde y de la noche son las más ideales, pues la mascota estará más activa y más receptiva.

Este respeto es esencial en su etapa o ciclo de reproducción pues estará más beligerante. Es una temporada que se debe respetar para no tener inconvenientes, en tanto que se incrementa su mal humor. De hecho, incluso se atacan entre ellos. Razón de más para mantenerse al lado.

Cómo cuidar y enseñar a un hámster para que no muerda

Aunque no es muy frecuente que un hámster muerda pues se le coja mal (salvo que se le haya hecho daño), no está de sobra aprender a de qué forma hacerlo bien y, sobre todo, aprender a de qué forma cuidar bien a un hámster. ¿Cómo se hace? Es simple. En primer lugar, lo que se ha de hacer es domesticarlo para que nos reconozca y no nos ataque cuando se intente tocar o bien debamos meter la mano para limpiarle la jaula y ponerle agua o el alimento.

Para lograrlo, es esencial que, cuando el hámster llega a casa, tenga la jaula bien adecuada con todo lo que va a especificar para que no haya que incordiarle a lo largo del primer día que pase con nosotros.

Pasadas esas primeras 24 horas, hay que intentar que se familiarice con nosotros y que se acostumbre a la presencia de las personas del hogar. De este modo, hay que acercarse a él cada día un tanto más, pero sin alborotarle para que se sienta seguro. De forma progresiva, se irán generando avances con los que, finalmente, se dejará acariciar. Llegado ese momento solo hay que mantenerlo suavemente para no hacerle daño y acariciarlo o bien jugar con él.

Desde Sabioz aguardamos que estas explicaciones hayan respondido a tu pregunta de ¿por qué mi hámster muerde? Los consejos y soluciones son prácticos y fáciles de aplicar para que puedas disfrutar de tu mascota. Pero si observas un comportamiento más beligerante de lo frecuente, siempre y en toda circunstancia es recomendable consultar con el veterinario.

Por qué mi hámster muerde - te lo explicamos - Cómo cuidar y educar a un hámster para que no muerda

Si quieres leer más artículos similares a Por qué mi hámster muerde – te lo explicamos, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Mascotas.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario