Saltar al contenido

Por qué mi hámster no abre los ojos

2 julio, 2021
Por qué mi hámster no abre los ojos
Por qué mi hámster no abre los ojos

Es un inconveniente, más frecuente de lo que pueda parecer, que le des las buenas noches a tu hámster en perfectas condiciones y que al día siguiente observes que tiene los ojos pegados con legañas o le cueste abrirlos y te atemorices, en tanto que no sabéis lo que ha podido suceder. Los ojos de los hámsteres siempre y en toda circunstancia han de estar algo húmedos, por eso cuando duermen segregan un líquido que hace que no se le sequen. Este líquido lacrimal sale del ojo y se seca en torno a los párpados, lo que puede formar legañas y también impedir que tu piloso abra los ojos bien. Por suerte, la mayoría de casos se deben a esto y no es grave, pues se limpian y se les va de forma fácil consiguiendo abrir los ojos sin inconvenientes o bien, si les cuesta un tanto más, se puede tratar en casa.

No obstante, hay otros inconvenientes relacionados también con que un hámster no abra los ojos. Por esto, te contamos todo sobre este tema en el presente artículo de Sabioz y aguardamos solucionar tu duda de «¿por qué mi hámster no abre los ojos?«.

Tiene conjuntivitis

Los hámsteres también habitúan a contraer conjuntivitis. Por lo general, no es una enfermedad grave, pero lo mejor es acudir a un veterinario experto en animales exóticos si se ven síntomas de que puedan sufrir este mal. Dichos síntomas son:

  • Ojos hinchados.
  • Párpados pegajosos.
  • Legañas.
  • Secreciones purulentas.
  • Enrojecimiento en torno a los ojos.

Muchas conjuntivitis aparecen por el hecho de que el sustrato que se les pone no es recomendable para ellos. Por ejemplo, el sustrato de virutas de madera no es apropiado por el hecho de que el polvo que genera causa este género de inconvenientes en los ojos, además de esto de inconvenientes respiratorios. El mejor sustrato es papel prensado como base y podemos poner heno sobre el papel prensado, en tanto que les agrada roerlo y es bueno para su dentadura por el hecho de que los dientes les medran durante su vida y precisan desgastarlos.

Así que si empleas un sustrato poco recomendable, te invitamos a que vacíes y limpies la jaula de tu hámster bien, para entonces utilizar sustrato de papel prensado.

Por qué mi hámster no abre los ojos - Tiene conjuntivitis

El hámster no abre los ojos por el hecho de que tiene un cuerpo extraño

Si observas que tu hámster tiene uno o los dos ojos cerrados y no se ve ninguna legaña que le esté impidiendo abrirlo, esto es que solo ves que le lloran, posiblemente tenga alojado en su ojo algún cuerpo extraño.

Para saber si este es el inconveniente de que tu hámster no abra los ojos, vas a deber cogerlo de forma cuidadosa y abrirle suavemente el ojo. Puede que simplemente tenga arena o polvo y ni llegues a ver el cuerpo extraño. Para solucionar este inconveniente, se tendrá que proseguirse estos pasos:

  1. Coloca una gasa estéril bajo el ojo perjudicado de tu hámster.
  2. Aplica suero fisiológico en gotas, poquito a poco, dejando que el líquido entre en el ojo y dejando que parpadee, así se limpiará cualquier suciedad que pueda estar molestándole.
  3. Seca la zona con un pañuelo de papel o un paño de algodón y con toques suaves.

Si puedes ver el objeto o cuerpo extraño, por ejemplo una hebra de heno o un pedazo de cascarilla de pipa, no intentes sacarlo por el hecho de que podrías generarle un mal mayor. En este caso, es imprescindible acudir al veterinario, el como tiene conocimientos específicos, materiales para extraer dicho objeto y desinficionar la lesión y, así, evitar daños mayores.

Por qué mi hámster no abre los ojos - El hámster no abre los ojos porque tiene un cuerpo extraño

Tiene una infección o un golpe en el ojo

Existe también la posibilidad de que tu hámster tenga irritación y también infección en el ojo. Algunas causas de este inconveniente son:

  • Los perfumes.
  • El sustrato.
  • El humo.
  • Productos para adecentar y pulimentar los muebles.

Los síntomas de una infección en los ojos de un hámster son:

  • Ojos nublados.
  • Ojos pegajosos.
  • Ojos llorosos.
  • Legañas.
  • Secreción con pus.
  • Febrícula o fiebre.

Si observas que tu hámster tiene los ojos salidos o saltones, cuando por lo general no los tenía así, podría ser la causa de un trauma o golpe o una infección también. En este caso es esencial no intervenir por nuestra cuenta y llevarlo lo más pronto posible a un especialista en animales exóticos o un veterinario de pequeños mamíferos por el hecho de que podría ser grave y concluir con su visión.

No abre los ojos a raíz de una batalla: raspones y prolapso

Es también usual, sobre todo entre dos machos, que se peleen así sea por el alimento o por el hecho de que hay una hembra en su ambiente. Esto frecuentemente provoca raspones en los ojos que habrá que adecentar y desinficionar y también prolapso del ojo a raíz de un traumatismo.

Ante esta situación tampoco hay que intervenir por nuestra cuenta y hay que llevarlo al veterinario, quién recetará lo mejor para él, por lo general un antiinflamatorio, antibiótico y también incluso, conforme el caso, puede ser precisa una pequeña intervención.

Por qué mi hámster no abre los ojos - No abre los ojos a causa de una pelea: arañazos y prolapso

Cómo adecentar y sanar los ojos de tu hámster

Si ves una corteza o legañas en los ojos de tu hámster y además de esto esta pegajoso, probablemente sea debido a que se ha secado fuera del ojo las lágrimas que segregan cuando duermen y lo podéis tratar por vuestra cuenta.

Cómo adecentar los ojos de un hámster

  1. En primer lugar sosten a tu hámster, siempre y en toda circunstancia suavemente y espera hasta el momento en que esté totalmente quieto antes de comenzar o podrías causarle lesiones.
  2. Para adecentar su ojo, usa un hisopo o bastoncillo de oídos o una gasa estéril empapada con agua templada o suero fisiológico.
  3. Sostén el hisopo o gasa empapados con suavidad sobre el ojo durante un minuto o dos, para que la legaña se ablande y se despegue.
  4. Cuando pase este poco tiempo, ve moviendo suavemente el hisopo o la gasa de forma cuidadosa por los párpados para finalizar de adecentar el ojo y quitar la corteza totalmente.
  5. Puede que tu hámster abra los ojos por sí mismo tras esto, pero si no lo hace lo vas a hacer tú con tus dedos y con mucho cuidado. Ve abriendo su ojo poquito a poco, pero si ves que en algún momento debes hacer algo de fuerza para abrirlos, vuelve a utilizar un hisopo con agua templada y aguántalo unos minutos más.
  6. Si te resulta imposible o crees que le puedes hacer algo de daño, no vaciles y asiste a un veterinario, te dará las pautas de lo qué hacer exactamente o lo hará en la propia consulta.

Si quieres leer más artículos similares a Por qué mi hámster no abre los ojos, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Mascotas.