Por qué mi jefe me ignora y qué hago

Por qué mi jefe me ignora y qué hago

Las relaciones laborales no son realmente simples con los compañeros, pero tampoco son más fáciles con los jefes o superiores. Pensar que el trabajo que realizas no se valora, que no se fijan en ti para promocionar o ascender en la utilización o, simplemente, gestos como no dialogar con tu jefe inmediato o bien los directivos y superiores de él, son ideas que vienen a la cabeza habitualmente y que prosiguen en ella cuando se perciben rastros de “vacío” o de otras actitudes que ponen de manifiesto la inexistencia o mala relación. Si estás en esta situación, probablemente te habrás preguntado “¿por qué mi jefe me ignora y qué hago?“. Lo primero siempre y en toda circunstancia es examinar bien el caso antes de tomar medidas para pensar qué hacer. Y es que las causas son diferentes y también, incluso, a veces no están en el jefe, sino en uno mismo por durísimo que sea reconocerlo. Desde Sabioz, te explicaremos cuales son las principales causas de por qué te ignora tu jefe y qué puedes hacer para ponerle remedio.

Por qué mi jefe me ignora: razones principales

Cuando se genera una situación en la que crees que tu jefe te ignora, es esencial examinarla bien y verla desde diversos puntos de vista, incluyendo el de tu superior para poder entender por qué se genera y poner o proponer medidas a la dirección. Y, aunque hay muchas, estas pueden ser ciertas de las principales razones de por qué tu jefe te ignora:

  • Superioridad: aunque el modelo de jefe ha desequilibrado mucho y ahora se llevan oficinas y empresas menos jerárquicas y con espacios más abiertos que no establecen tan meridianamente la separación entre superiores y empleados, todavía hay personas que tienen la idea equivocada de que se es mejor jefe manteniendo la distancia con los trabajadores y mostrando superioridad.
  • Liderazgo: vinculado con el punto precedente de la superioridad, también está el hecho de que el jefe no sea líder ni tenga capacidad de liderazgo. Simplemente, está en el puesto por el hecho de que consigue resultados, aunque no genere buen ambiente ni sea próximo ni agradable con los trabajadores.
  • Presión: el empleado puede pensar que el jefe le ignora, pero realmente le prueba para ver su capacidad de resistencia y de qué manera trabaja bajo presión y en condiciones que no son recomendables. Hay jefes que creen que es una forma veloz y eficaz de valorar al empleado y de conseguir mejores resultados.
  • Comunicación: en el momento de dialogar y establecer la relación laboral, los jefes –aunque sean los superiores-, no tienen por qué ser los que empiecen a dialogar o empezar el contacto. A lo mejor, ellos no se comunican contigo por el hecho de que muestras como cierto rechazo –a veces de forma inconsciente y con lenguaje no verbal-, que no quieres que te charlen, aunque desees lo opuesto. Los gestos pueden ser malinterpretados.
  • Participación: otro de los motivos que pueden estar tras que tu jefe te ignore es que haces pocas propuestas y eres poco participativo en la compañía, además de esto de hacerte servir poco, como tus logros.
  • Comentarios: no se establece la comunicación o relación por el hecho de que le han llegado los comentarios o cotilleos de que conversas más de él o que introduces planteamientos que contribuyen a crear un mal ambiente de trabajo y en ambiente hostil.

Estas son las principales causas, aunque puede haber considerablemente más y también, incluso, darse el en caso de que la situación se genere por una combinación de múltiples de ellas. Y, además de esto de advertir el motivo, es clave también observar si la situación se repite todos los días o es un hecho puntual que no ha vuelto a generarse, aunque la relación entonces con el jefe no es todo lo idóneo que se desee.

Por qué mi jefe me ignora y qué hago - Por qué mi jefe me ignora: razones principales

Cómo actuar frente a un jefe que te ignora: primeros pasos

Como hemos comentado anteriormente, lo primero que se debe hacer es examinar bien la situación para conocer la causa y comenzar a poner medidas. Y, en estas situaciones, hay una serie de pautas a proseguirse si tienes dudas de qué hacer si tu jefe te ignora:

  • Decisión: primeramente, debes tener claro que, realmente, quieres solucionar esta situación por el hecho de que hay personas a las que les molesta que el jefe les ignore pero, al final, acaban estando en una situación cómoda por el hecho de que estiman que de esta forma tendrán menos inconvenientes en el trabajo. Esto no siempre y en toda circunstancia he de ser de esta forma. De este modo, se precisa resolución y enfrentar la situación.
  • Planteamiento: una vez se tiene claro que se quiere terminar con este inconveniente, lo siguiente es establecer una comunicación con el jefe, que es mejor que sea solo con él y sin que haya personas alrededor que oigan la conversación. Por ejemplo, una buena opción es solicitarle una sesión para dialogar sobre trabajo en la que, de forma apacible y apacible, le transmitas que notas que la comunicación entre los dos no acaba de marchar, además de esto de enseñar tu predisposición para mejorarla. Es esencial no echar la culpa a nadie de que esas situaciones se hayan producido.
  • Sin comentarios: además de esto de intentar que esa sesión o charla solo sea escuchada por las dos partes, es esencial que no hagas comentarios con los compañeros sobre el tema o sobre las sensaciones que tienes sobre la relación con el jefe. El ambiente laboral es competitivo y, aunque creas que confías en tus compañeros –y también incluso alguno es amigo-, puede generarte algún inconveniente por el hecho de que no sabes la relación que ellos mantienen con el jefe de forma atinada al 100%. Además, esto puede ser una fuente de cotilleos en el trabajo, que no te favorece para nada.
  • Pequeños gestos: tras dar estos pasos, es el momento de comenzar a restablecer la relación. Para ello, debes poner de parte tuya. Por ejemplo, es posible mejorarla con pequeños gestos diarios como saludar y despedirte cuando se comienza y acaba la jornada de trabajo, enseñar más ideas o ser más participativo en las reuniones, invitarle a un café cuando coincidáis en la cafetera o darle cambio si no lleva… Son pequeñas acciones con las que se rompe la barrera inicial y posiblemente comience a verte de otra forma.

Otras opciones que tienes si tu jefe te ignora

Si has adoptado esta serie de medidas y ya le has planteado al jefe los inconvenientes que adviertes en vuestra relación, pero no se genera ninguna mejora, es el momento de tomar otras medidas más concluyente. No obstante, solo se deben adoptar cuando realmente te haga “un vacío total” de verdad y tengas pruebas consistentes de ello. Tienes que ser consciente de que, en el en caso de que no sea de esta forma, la situación se puede regresar en contra tuya, llegando incluso a perder la utilización como sea un falso testimonio o se pruebe lo opuesto.

  • Hablar con su superior: una de las primeras medidas que puedes poner en práctica es dialogar con el superior o directivo directo de tu jefe para que le comuniques la situación y conozca el caso. Tras dar este paso, él debería dirigirse a tu jefe para dialogar con él, aclarar la situación y poner medidas.
  • Departamento de Recursos Humanos: si la compañía tiene departamento de Recursos Humanos, deberías acudir a ellos para comunicarles la situación y que tomen medidas para encararla.
  • Departamento de Salud Laboral: cuando tu jefe te hace el “vacío” y es grande y total y, además de esto, va acompañado de otras conductas que van más allá y que, realmente, te están suponiendo un riesgo para tu salud o alguna afección, es esencial acudir al departamento de Salud Laboral o bien al encargado o responsable encargado de esta área para que conozca el caso y también interfiera.
  • Marcharte: si la situación realmente es grave y no se solventa a pesar de haberlo puesto en conocimiento de los superiores o pertinentes departamentos anteriormente comentados, no queda otra únicamente que aguantar o irte a otro empleo. Si decides marcharte, antes de hacerlo, es esencial que consultes con un letrado de qué manera debes salir de la compañía para no dañarte y perder derechos. Y, sobre todo, no des pistas en el trabajo de que te marchas a marchar. Debes seguir como siempre y en toda circunstancia.

Con estas causas y consejos, aguardamos en Sabioz haberte respondido a tu pregunta de ¿por qué mi jefe de ignora y qué hago?. Siempre ante cualquier inconveniente, consulta antes con especialistas –incluso sicólogos si lo precisas-, para que te orienten y asistan a solucionar el inconveniente y a proponer posibles medidas para ponerle remedio de la forma más recomendable.

Por qué mi jefe me ignora y qué hago - Otras opciones que tienes si tu jefe te ignora

Si quieres leer más artículos similares a Por qué mi jefe me ignora y qué hago, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Empleo.

Deja un comentario