¿Por qué mi perra sangra por la vulva?

Es normal asustarse y pensar en lo peor cuando observas secreción de sangre en tu can y especialmente si esta procede de en su organismo, por eso, probablemente te preocupes si ves que tu perra segrega sangre por la vulva. Si tu cánido tiene de 6 a 8 meses y está sin esterilizar, lo más seguro es que se trate del periodo de celo. No obstante, siempre y en todo momento se aconseja acudir a un veterinario en tanto que existen ciertas nosologías que cursan con este síntoma. Si has observado esto y te preguntas “¿por qué mi perra sangra por la vulva?“. Sigue leyendo pues en el presente artículo de Sabioz te damos contestación a esta duda.

Sangrado por la vulva por el celo en perras

Las perras pueden tener sangre en la vulva cuando están en celo, pero ahora explicamos con detalle de qué manera es el celo de las perras y por qué puede pasar que una perra en este proceso sangre bastante, algo que no es lo más frecuente.

Cómo es el celo en las perras

Las perras, como probablemente sabrás, tienen ovarios que poseen las células germinales femeninas que, a la vera de su estructura envolvente, forman los folículos; estos pasan por diferentes fases de desarrollo y maduración, hasta llegar al folículo maduro que en el momento de la ovulación se rompe y expulsa el óvulo. El ovario segrega pequeñas cantidades de estrógenos y progesterona.

Por lo general, tu mascota canina tiene su primer celo en un periodo comprendido entre los 6 y los 24 meses, esta alteración se da, dependiendo habitualmente de las razas y del tamaño del animal. Se distinguen 4 fases en el ciclo del celo de la perra:

  • Proestro: en esta fase los machos son atraídos por las hembras pero estas rechazan aparearse. El inicio coincide con el sangrado vaginal. Tiene una duración de entre 6 y 10 días. La vulva se presenta edematosa.
  • Estro: periodo a lo largo del como la hembra deja que el macho la monte y se genera el apareamiento. Duración de 7 a 9 días. Este es el mejor momento para que la perra se quede preñada.
  • Diestro/Metaestro: periodo que comienza con la cesación del macho y donde los niveles de progesterona bajan. Dura unos 58-60 días.
  • Anestro: periodo de tiempo que transcurre entre dos celos consecutivos. Fase de inactividad o reposo sexual, la duración media es de 6 meses.

De esta forma, tu perra presentará el periodo de celo un par de veces por año.

Mi perra sangra mucho en el celo, ¿por qué?

Hay que tener muy presente que, es imposible decir cuanta cantidad de sangre es normal en tanto que, dependiendo del organismo de tu perra expulsará aproximadamente sangre. Una perra empezará a sangrar una vez comience el proestro, pero es imposible señalarse qué cantidad de sangre es normal a lo largo del celo pues no hay una cantidad ni una duración precisas del celo en todas las perras.

No obstante esto, hay unas generalidades que puedes tomar como referencia:

  • Hay que tener en cuenta que la cantidad de sangre debe reducir poquito a poco al paso de los días y el tono de la sangre debe ir mudando, de rojo fuerte a cobrizo.
  • También habrá que observar si tu perra sangra durante más de tres semanas, en tanto que si es así se aconseja acudir al veterinario pues podría existir alguna nosología.
  • La cantidad de sangre es variable dependiendo de cada perra. En algunos casos incluso es inapreciable dado a que la cantidad de sangre es pequeña y la mayoría de ellas se lamen. Lo más frecuente es querer gotas de sangre desprendiéndose de la vulva de la perra y a veces es posible que observes charcos pequeños de sangre en su lugar de reposo.
  • Si aparecen síntomas preocupantes como fiebre, abulia, dolor, o la secreción de pus por la vulva, vas a deber acudir velozmente al veterinario para que la examine y descarte nosologías graves.

Mi perra sangra tras el celo

Se puede dar el caso donde una perra sangre y la causa no sea el celo. Si descartas la posibilidad de que tu perra pueda estar en celo y ves que ha sangrado tras este o tras un tiempo sin tenerlo (o sea que esté en fase de reposo), posiblemente estés frente a una enfermedad que tendrá que ser tratada por un veterinario. Estas son las causas de que una perra sangre tras el celo más frecuentes:

Piómetra en perras

La piómetra se define como una infección que afecta al útero, en el como se genera una acumulación de pus. Existen dos tipos: La piómetra abierta, que acostumbra a ser la más frecuente, donde el cuello del útero prosigue abierto y por eso se pueden querer secreciones purulentas y sangrienta por la vulva. Por otro lado, está la piómetra cerrada, donde como su nombre apunta, el cuello del útero ya se ha cerrado, por eso no se aprecian secreciones. En cualquier caso, el tratamiento consiste en una la ovariohisterectomía, una cirugía para extraer el útero y ovarios.

Reconoce los síntomas de este inconveniente de salud que puede sufrir tu peluda leyendo este artículo sobre Cómo saber si mi perra tiene piómetra.

Infección de orina en perras

Ante una infección de orina, un síntoma considerable es la secreción de sangre por la vulva. En estos casos se puede observar gotas de sangre al principio o al final de la micción. Otros síntomas asociados a este inconveniente son: sacrificio para orinar, incremento de la frecuencia de la micción pero en pocas cantidades, dolor…El tratamiento por norma general acostumbra a ser la administración de antibióticos por la parte del veterinario.

Conoce aquí la contestación a Cómo saber si mi perra tiene infección de orina.

Tumor vulvar o vaginal en perras

Por último, si todas las opciones precedentes se han descartado, otra causa por la que tu perra podría sangrar por la vulva es la presencia de un tumor en la zona vagino-vulvar. En este caso habrá que acudir al veterinario para que extraiga este tumor cuanto antes.

Ahora que hemos dado contestación a tu duda sobre por qué mi perra sangra sin estar en celo, se aconseja la esterilización de las perras que no vayan a criar, para evitar la aparición de estos inconvenientes. en este otro artículo de Sabioz te contamos cuáles son los Beneficios de esterilizar a una perra y a un can.

Por qué mi perra encinta sangra

Si tu perra está encinta y has apreciado que sangra por la vulva, debes prestar atención al momento del embarazo en el que está. Si se encuentra en el periodo de gestación, probablemente la causa sea un aborto, conque habrá que acudir velozmente al veterinario.

Si al contrario, tu peluda se encuentra en la fase final de la gestación y el sangrado es ligero a la vera de flujo y mucosidad puede señalarse que llega el momento del parto. Es normal que observes ligeros sangrados a lo largo del embarazo de tu perra, pero habrá que alarmarse si el sangrado es excesivo y repetitivo.

Aquí te explicamos más sobre la duda de Por qué mi perra encinta sangra.

Mi perra sangra por la vulva tras iluminar

Una vez tu perra haya finalizado el parto, es completamente normal que secrete sangre por la vulva, estas secreciones son conocidas como loquios, que irán cesando al paso de los días.

Si los loquios no remiten en unos poquitos días, huelen muy mal, tu cánido está apática o tiene fiebre, consulta con tu veterinario.

Mi perra sangra tras una monta, ¿es normal?

Es posible que tras una monta, la perra sangre por la vulva. Las causas más frecuentes por las que esto podría suceder son:

  • Desgarro vaginal: puede suceder que durante o tras la monta aparezca un desgarro a raíz de la penetración. Se aconseja acudir al veterinario para que examine a tu cánido. Esta es una de las razones por las cuales nunca hay que separarlos fuertemente, algo que ciertas personas hacen cuando el cruce no era buscado. Aquí explicamos Cómo despegar a dos perros cuando se cruzan.
  • Infección de orina: posiblemente el can con el que se ha cruzado le haya contagiado una infección de orina.
  • Posible embarazo: si ha pasado una semana o más del día que se generó la monta, la causa del sangrado podría señalarse un embarazo si las cantidades de sangre son pequeñas, de lo opuesto podría señalarse también un aborto si las cantidades son grandes.

Sangrado en perra castrada: causas principales

Cuando se trata de perras esterilizadas que sangran por la vulva, la causa más usual acostumbra a ser un fallo cometido durante su esterilización.

  • Cuando se esteriliza a una perra, lo normal es que no entre en celo pero hay casos donde el veterinario ha cometido un fallo durante este proceso, dejando pequeños restos del tejido del ovario en la perra, lo que quiere decir que estos restos todavía están generando hormonas sexuales, con lo que el celo seguirá apareciendo. La solución para esto es volver a operar a la perra y retirar todos los restos de tejido ovárico, siempre y en todo momento y cuando sea esta la causa por la que tu perra sangra por la vulva.
  • Una perra esterilizada también puede contraer una infección de orina, con lo que puede ser también la causa del sangrado.
  • La vaginitis es una inflamación del vestíbulo vaginal o de la vagina. Se genera dado a que la flora bacteriana natural que tiene la perra en su vagina se ha desmandado. Por eso, es usual observar secreciones sangrienta o purulentas. Se aconseja acudir a un veterinario en tanto que la vaginitis acostumbra a ser un síntoma secundario asociado a una enfermedad más grave. Esta nosología la pueden sufrir tanto perras enteras como esterilizadas.
  • Otra causa puede ser un tumor vaginal, el como hemos explicado anteriormente.

Si quieres leer más artículos similares a ¿Por qué mi perra sangra por la vulva?, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Mascotas.

Deja un comentario