Por qué mi perra tiene las mamas hinchadas – conoce la contestación

¿Te has fijado que a tu perra se le llenen las mamas? Es algo más habitual de lo que pueda parecer en un principio y se da, principalmente, en perras no esterilizadas o castradas. Las mamas de una perra se llenen, por poner un ejemplo, con el celo, un embarazo o una mastitis, entre otras posibles situaciones. Si has detectado este aspecto en tu perra es muy normal que te preocupes y que desees saber qué le sucede y si debes hacer algo para cuidar de su salud o si, por contra, se trata de un estado normal.

Lo más recomendable cuando se advierte un cambio en nuestra mascota es acudir de forma directa al veterinario para que pueda atenderla y asistirnos. Sin embargo, en Sabioz queremos asistirte a conocer mejor todo lo relacionado con los cuidados de los canes y, por esta razón, en el presente artículo te damos la contestación a tu duda sobre por qué mi perra tiene las mamas hinchadas.

Síntomas de inflamación en las mamas de las perras

Puede que hayas sentido que tu peluda tiene las mamas algo inflamadas por su aspecto, pues las ves algo más grandes de lo frecuente, pero existen más síntomas de la hinchazón de mamas en perras y de otros trastornos en esta una parte de su cuerpo. Estos son los signos principales que vas a apreciar en sus mamas y que te señalarán que hay algo en su salud que requiere atención:

  • Tamaño más grande del frecuente, tanto de las mamas como de los pezones.
  • Inflamación en alguna o todas las mamas o pezones.
  • Expulsa líquido que puede ser suero, pseudoleche materna, leche materna o pus.
  • Al palpar la zona, la perra siente molestias o dolor.
  • Se observan o palpan bultos en las mamas de la perra.

Si adviertes todos o algunos de estos síntomas resulta necesario que vayas al veterinario para que revise a tu peluda y pueda asistiros.

Por qué mi perra tiene las mamas hinchadas - conoce la respuesta - Síntomas de inflamación en las mamas de las perras

Por qué mi perra tiene las mamas inflamadas – causas principales

Ahora que conoces los signos que deben alertarte de que ha habido algún cambio, por lo general debido a las hormonas, ahora, te desvelamos la contestación a tu duda sobre por qué mi perra tiene las mamas hinchadas, detallando las posibles causas:

  • Alergia: una de las razones que no implican cambios hormonales y que es usual es la alergia por contacto. Muchas perritas al estrenar champú, manta, cama, suéter o bien otros objetos que pueden estar en contacto con esta zona frágil del animal. La alergia se da al haber contacto y posiblemente simplemente con retirar este objeto se le pase en escaso tiempo. Es probable que la perra se lama y rasque pues le pica y molesta y que, incluso, se haga pequeñas heridas.
  • Golpe: si observas que solo se da este inconveniente en una o pocas mamas, posiblemente se deba a que se ha golpeado, probablemente jugando contra algún objeto o con otro can.
  • Celo: el celo en las perras puede generar algo de inflamación en esta zona, igual que en su vulva. Por lo que tanto unos días antes como a lo largo del celo posiblemente veas este cambio en tu peluda.
  • Embarazo: se trata de la causa principal de la hinchazón en las mamas de las perras. Aunque, tras el apareamiento, tarda algunos días en empezar a aparecer este síntoma, es uno de los primeros en poderse ver meridianamente. Cuanto más avanza la gestación más grandes se marchan a ver las mamas y la barriga.
  • Lactancia: si tu perra ha dado a luz, es absolutamente normal que se le inflamen tanto las mamas como los pezones, ya que comienza la etapa de lactancia, para nutrir a los cachorros.
  • Embarazo psicológico: tras el celo, las perras pueden sufrir lo que es conocido como pseudoembarazo o embarazo psicológico. Se da cuando no ha habido fecundación, esto es puede darse tanto si no hay apareamiento como si lo hay pero no resulta en embarazo. Los síntomas de este inconveniente son casi los mismos que se dan en una gestación normal: hinchazón de pezones, mamas y barriga, producción de un líquido similar a la leche pero más claro y además, incluso, incremento del hambre y comportamientos de preparar nido o cobijo para sus cachorros.
  • Mastitis: se trata de una inflamación y además infección de este área del cuerpo de la perra. Puede verse este incremento de tamaño pero además que siente dolor al tacto y que supura pus. Suele darse cuando no se trata bien un embarazo psicológico o bien a lo largo del celo o la lactancia. Es vital procurar prevenirla, como tratarla de forma rápida cuando se advierte.
  • Cáncer de mama y bultos benignos: si, además del aumento del tamaño, observas o palpas algún bulto, posiblemente la perra tenga cáncer de mamas o que se trate de bultos o quistes benignos. Por ello, si se da la situación, es muy esencial que un veterinario la revise y haga múltiples pruebas para aplicar un tratamiento de forma rápida si resulta necesario.

Diagnóstico de la hinchazón en las mamas de una perra

Al advertir este inconveniente en tu peluda, como hemos comentado, lo más esencial y recomendable es que asistas al veterinario cuando puedas. Así, este especialista podrá repasarla, hacerle todas las pruebas precisas y darte un informe y diagnóstico sobre su estado salud, como los posibles tratamientos libres en todos y cada caso.

Normalmente, para llegar a un diagnóstico de esta situación, el especialista acostumbra a hacer las próximas preguntas y pruebas:

  • Preguntar en qué momento tuvo el último celo la perra y si se cruzó.
  • Examen físico, con palpación.
  • Tomar una muestra del líquido, si lo hay, para examinarlo.
  • Análisis de sangre.
  • Análisis de orina.
  • Radiografías y ecografías.

Tratamiento para las mamas hinchadas de una perra

Si te preguntas “¿de qué forma desinflamar las mamas de mi perra?”, vas a deber tener en cuenta que es una cosa que depende absolutamente de la causa principal. Así, conforme el origen del inconveniente la solución será una o bien otra. En caso de no tratar o no realizar apropiadamente el tratamiento que indique el veterinario, se corre le riesgo de que la salud de la perra empeore gravemente, incluso pudiendo llegar a fenecer, por poner un ejemplo, en los casos de mastitis. Por supuesto, no todas las situaciones requieren tratamiento ni medicinas y hay que tener muy presente que, en el caso del cáncer de mama, posiblemente los tratamientos que hay libres actualmente no sean suficientes.

Así, entre los tratamientos más habituales para desinflamar las mamas de una perra existen las próximas opciones:

  • Dejar que siga el curso natural del celo, el embarazo y la lactancia, pues una vez acabado la perra volverá a su estado normal.
  • Antihistamínicos y retirar el objeto que genera alergia si fuera el caso.
  • Realizar curas en las mamas y dar antibióticos en el caso de la mastitis.
  • Dar tratamiento hormonal y extraer la leche si hay embarazo psicológico, hasta el momento en que concluya.
  • Esterilizar o capar a la perra.
  • Cirugía para retirar bultos, quistes y tumores.
  • Terapia para el cáncer de mama.

Puede que el especialista ofrezca otros posibles tratamientos conforme el caso. Además, si se desean utilizar productos naturales para tratar a la perra, lo mejor es consultar primero al veterinario.

Por qué mi perra tiene las mamas hinchadas - conoce la respuesta - Tratamiento para las mamas hinchadas de una perra

Si quieres leer más artículos similares a Por qué mi perra tiene las mamas hinchadas – conoce la contestación, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Mascotas.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario