Por qué tengo un sabor amargo en la boca

Levantarse por las mañanas con un ligero sabor amargo en la boca es una sensación un tanto incómoda y desapacible, pero generalmente esto es algo muy habitual que con un simple cepillado de dientes y el uso de un enjuague bucal puede desaparecer en solo unos momentos. Ahora bien, hay otros casos en los que esa amargura en la cavidad bucal se mantiene durante gran parte del día o en periodos de tiempo prolongados, algo que podría estar señalando un determinado inconveniente de salud o una condición que sí requiera de atención médica. Si quieres saber cuáles pueden ser las causas de esta situación, sigue leyendo este artículo de unComo en el que damos contestación a la pregunta de por qué tengo un sabor amargo en la boca.

Presencia de bacterias anaerobias

Al despertarse por la mañana, es normal querer un sabor extraño en la boca, que en muchas ocasiones puede describirse como un sabor entre ácido y amargo. Según los especialistas, este está causado por las llamadas bacterias anaerobias, las que se encuentran justo tras la lengua y van liberando reducidas cantidades de azufre. Pero, ¿por qué por el día no apreciamos esta sensación? La razón es que durante el día la saliva se ocupa de hacerlas desparecer, no obstante, en la noche nuestra producción de saliva se reduce sensiblemente y estas bacterias siguen en la boca provocando ese sabor desapacible al levantarse.

Esta es una situación normal que nos sucede a todos, con lo que no forma un motivo de preocupación ni es signo de alguna afección que comprometa la salud del organismo.

Caries y afecciones bucodentales

En otras ocasiones, la contestación a la pregunta de porqué tengo un sabor amargo en la boca se encuentra exactamente en esta cavidad, y es que una determinada afección bucodental o una mala higiene pueden ser responsables de la amargura y el mal aliento.

Las caries avanzadas, los abscesos bucales, las enfermedades periodontales, las infecciones en la boca, la gingivitis, las enfermedades de las encías, los flemones y las prótesis bucales mal puestas pueden ser la causa de tener un sabor amargo en la boca de forma muy frecuente y continua. Por este motivo, es esencial extremar los cuidados de higiene bucodental y acudir al dentista cuanto antes en el caso de sufrir cualquiera de estas condiciones, en tanto que el sabor desapacible solo desaparecerá cuando se haya recibido el tratamiento recomendable.

También debemos apuntar que hay casos en los que los pacientes presentan sensibilidad a determinados de los componentes de su dentífrico y, por consecuente, puede aparecer la amargura en la boca. En este caso, solo será preciso mudar la pasta dentífrica frecuente por otra que no incorpore esos componentes en su fórmula.

Por qué tengo un sabor amargo en la boca - Caries y afecciones bucodentales

Sinusitis

La sinusitis es una afección que cursa con la inflamación de los senos paranasales, lo como acostumbra a ocurrir debido a una infección viral, bacteriana o fúngica. Entre sus principales síntomas, se encuentran el malestar extendido, la tos, la fiebre, los cefaleas, molestias tras los ojos, la sensibilidad facial, la congestión nasal y los dolores de garganta.

A los síntomas precedentes, también hay que sumarle habitualmente una pérdida del sentido del olfato y el mal aliento con un sabor tenuemente amargo en la boca. Este último aparece debido a la segregaciones de la mucosa nasal, en tanto que esta al estar más sensible deja caer a la boca más segregaciones, las que son ricas en proteínas y hacen que las bacterias responsables de la amargura abunden y se multipliquen de forma más acusada. Todo ello acarrea a una mayor producción de azufre en la cavidad bucal generando, por ende, el mal sabor.

Ictericia

La ictericia hace referencia a esa coloración amarillenta que adquiere la piel, las mucosas y la conjuntiva de los ojos cuando hay un exceso de bilirrubina en la sangre. Se trata de un síntoma asociado al sufrimiento de enfermedades, como las que afectan al hígado, a la vesícula biliar o al páncreas, aunque también puede aparecer debido a la toma de determinados fármacos, a trastornos sanguíneos o defectos innatos.

En determinados casos, la ictericia puede aparecer acompañada de otros síntomas como orina más obscura, evacuación de heces arcillosas, prurito y sabor amargo en la boca más acentuado durante las mañanas. Estos síntomas pueden cambiar en función de cuál sea la causa de la ictericia y, por esta razón, es muy esencial acudir al médico de forma urgente para hacerse una revisión y poder tratar el inconveniente de origen.

Enfermedades que afectan al hígado

Las funciones que el hígado desempeña son prioritarias para el organismo, pues es el encargado de depurar la sangre, eliminando las toxinas amontonadas, de sintetizar los glúcidos y los lípidos y de metabolizar las grasas. Por ello, mantenerlo en perfectas condiciones es esencial para disfrutar de un estado de salud inmejorable en todo momento.

No obstante, cuando su salud se ve comprometida, debido en la mayoría de ocasiones a factores como una alimentación grasa, el consumo frecuente de alcohol o la acumulación de agentes tóxicos, puede causar el sufrimiento de ciertas afecciones y la aparición de determinados síntomas, como el sabor amargo en la boca. Otros signos que pueden señalarse que el hígado no marcha de forma recomendable son las náuseas, la diarrea, los dolores abdominales superiores, los cambios en la orina y las heces, la ictericia o las alteraciones psicológicas. Te recomendamos que amplíes esta información consultando el artículo Síntomas que apuntan inconvenientes en el hígado.

Por qué tengo un sabor amargo en la boca - Enfermedades que afectan al hígado

Consumo de determinados fármacos

Además de las precedentes, otra de las causas del sabor amargo en la boca puede ser la toma de determinados fármacos y fármacos. Entre los que habitúan a provocar esta condición con más frecuencia se encuentran los antidepresivos, los antibióticos y las vitaminas indicadas para las mujeres embarazadas.

En el caso de que sea esta la causa y el sabor amargo genere una gran incomodidad, se deberá informar al médico en cuestión para ver si existe la posibilidad de alterar el tratamiento actual.

¿Cómo suprimir el sabor amargo en la boca?

Como hemos visto, el sabor amargo en la boca puede estar causado por muy distintos factores, por esta razón lo más esencial es acudir a un especialista para que pueda señalarse cuál es el origen preciso del inconveniente y recetar el tratamiento oportuno en todos y cada caso.

Por otro lado, si la sensación aparece por las mañanas al despertarse debido solamente a la presencia de las bacterias, se deberá cepillar los dientes adecuadamente y emplear un enjuague bucal para que ese sabor desapacible desaparezca.

Así mismo, para evitar que aparezca debido a algún género de inconveniente en el hígado, se aconseja incluir en la dieta diaria aquellos comestibles que asisten a desintoxicar el cuerpo, entre aquéllos que destacan las verduras y las frutas frescas. Descubre cuáles son las opciones mejores consultando los artículos Alimentos para desintoxicar el cuerpo y Alimentos para adecentar el hígado.

Por qué tengo un sabor amargo en la boca - ¿Cómo quitar el sabor amargo en la boca?

Este artículo es meramente informativo, en Sabioz no tenemos capacitad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún género de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier género de condición o malestar.

Si quieres leer más artículos similares a Por qué tengo un sabor amargo en la boca, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Salud de la Familia.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario