Remedios caseros para humidificar una habitación

¿Necesitas crear un ambiente en tu casa con más humedad y no sabes de qué forma hacerlo? Existen distintas formas de aumentar el contenido de humedad de una habitación sin adquirir necesariamente un humidificador. Aunque estos aparatos no son costosos, vas a deber apreciar el aumento de la factura de la luz y el espacio que ocupa. Si quieres localizar una forma económica de mudar el ambiente de tu casa y reducir la sequedad del aire existente, sigue leyendo. En este artículo de Sabioz.com, te mostramos algunos efectivos antídotos caseros para humidificar una habitación.

Pasos a proseguirse:

El aire seco es un auténtico inconveniente para la salud, en tanto que puede provocar mucosas secas, piel seca y labios resquebrajados, además de esto de dar muchos inconvenientes de insomnio. Si quieres hacer que tu habitación sea más húmeda, toma nota de los próximos trucos.

En primer lugar, hazte con una pecera o algún tanque que puedas completar de agua y ponlo en un rincón de la habitación. Debe estar abierto a medias para que su humedad se impregne en el aire de la habitación. Esta es una solución muy fácil y verás de qué forma empezarás a apreciar enseguida las secuelas de una atmosfera más humidificada.

Otra forma natural de aumentar la humedad dentro de una habitación es poniendo plantas. Esto tiene una explicación muy fácil, y es que las plantas elevan el nivel de humedad del aire en un proceso natural llamado transpiración. Cada vez que las riegas, el agua se desplaza desde las raíces hasta los poros del interior de las hojas. Y son estos poros los que liberan humedad y dejan un ambiente mucho menos seco. Elige alguna planta que te guste, haz que decore tu estancia y olvídate de la sequedad.

En el siguiente artículo, puedes cuáles son las mejores plantas purificadoras de interiores.

Remedios caseros para humidificar una habitación - Paso 2

El siguiente procedimiento para humidificar tu habitación es poniendo un recipiente con agua bien cercano a una fuente de calor. Si tienes un radiador cerca, pon el cazo encima y conforme el agua se caliente, se evaporará, y verás de qué forma la humedad aumenta. Si no tuvieras un radiador, puedes poner el agua cerca de cualquier fuente que aporte calor, pero siempre y en toda circunstancia teniendo cuidado de que esta no sea eléctrica. Aunque no sea de la misma forma potente, el principio resultante es el mismo.

Otro antídoto para mejorar la calidad del aire de tu casa es poniendo floreros con agua en las ventanas de tu casa. Esos recipientes puedes llenarlos con piedras, pasta, canicas o cualquier otro objeto. Estarás decorando tu hogar con mucho estilo y encima aumentando la humedad del ambiente, incluso podrías poner en el agua la cascarilla de algún cítrico, como limón, naranja y mandarinas para que sus aceites se evaporen y, además de esto de perfumar, aumenten el porcentaje de humedad.

Remedios caseros para humidificar una habitación - Paso 4

Para tener un ambiente sensiblemente más húmedo, puedes colgar la ropa recién lavada y tenderla dentro. No solo ahorrarás en energía sino el aire que respires será sensiblemente más agradable.

Otra buena idea es adquirir una fuente de agua de interiores, que podrás enchufar en cualquier una parte de la casa. El sonido del agua no solo será muy relajante, sino la humedad desprendida contribuirá a mejorar la atmosfera.

Remedios caseros para humidificar una habitación - Paso 5

Si quieres leer más artículos similares a Remedios caseros para humidificar una habitación, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Mantenimiento y seguridad en el hogar.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario