Síntomas y tratamiento de los ganglios del cuello inflamados

La inflamación de los ganglios linfáticos del cuello, también conocida como linfadenitis, se genera primordialmente por virus o por bacterias, aunque de igual forma se puede dar por otras nosologías como, por poner un ejemplo, la presencia de un cáncer.

Las causas de la inflamación determinarán los síntomas y el tratamiento para evitar que tengas inflamación en los ganglios y superar el inconveniente que produce este síntoma. De todos modos, desde Sabioz te contaremos los principales síntomas y los tratamientos de los ganglios del cuello inflamados. Además, te explicamos determinados antídotos naturales que pueden asistirte a calmar la sintomatología.

Síntomas de los ganglios del cuello inflamados

Aunque el cuerpo humano tiene ganglios linfáticos por todo el cuerpo, es más usual que se inflamen los localizados en la zona del cuello. La causa es clara, pues es que es frecuente que actúen como auténticos filtros de virus y bacterias para impedir su paso cara el organismo, lo que facilita su concentración en esta parte.

En general, si tienes los ganglios del cuello inflamados, vas a percibir dos síntomas claros como el dolor en la zona, como una mayor sensibilidad. También podrás querer la inflamación en sí, pues los ganglios, al inflamarse, adquieren un mayor tamaño, que puede llegar a superar el de una alubia.

Aparte de estos dos síntomas genéricos, la sintomatología puede cambiar dependiendo de la causa que haya producido la inflamación, llegándose a confundir con otros cuadros clínicos por el hecho de que, determinados de los síntomas, son comunes en muchas enfermedades. Así, estos son los síntomas de la linfadenitis en el cuello:

  • Sensibilidad y dolor en el cuello.
  • La fiebre es una de las principales señales. Y es que siempre y en toda circunstancia se tiene una infección en el organismo sube la temperatura anatómico. La inflamación de los ganglios linfáticos no es una excepción.
  • Las sudoraciones, sobre todo nocturnas, son también otro indicio de que puedes tener los ganglios del cuello inflamados. Este síntoma acostumbra a acompañarse de un cuadro febril.
  • El incremento de los mocos está relacionado con este género de infecciones, primordialmente, con aquellas que tienen lugar en las vías respiratorias. Si una gripe o un costipado, por poner un ejemplo, es la causa, también vas a apreciar la fiebre y la sudoración. Otro síntoma relacionado es el dolor en la garganta.
  • El tamaño de los ganglios aumenta sensiblemente y de forma veloz cuando la inflamación está producida por la presencia de un posible tumor.
  • La inflamación de los ganglios linfáticos en el cuello, que se acompaña de su aparición en otras partes del cuerpo, es otro síntoma claro. En este caso, apunta a otras enfermedades como un trastorno del sistema inmunitario o el VIH. Otras nosologías son la mononucleosis, el lupus o la artritis reumatoide.
Síntomas y tratamiento de los ganglios del cuello inflamados - Síntomas de los ganglios del cuello inflamados

Tratamiento farmacológico para los ganglios del cuello inflamados

El tratamiento para los ganglios inflamados cambiará dependiendo de la causa, como ya hemos comentado anteriormente. En general, si es por un proceso producido por las bacterias, se puede solucionar tomando antibióticos.

Por el contrario, si la infección ha sido producida por un virus, posiblemente desaparezca sola sin concretar proseguirse ningún tratamiento clínico, una vez el virus haya cursado su ciclo. A veces, los médicos recetan simplemente medicinas para calmar los síntomas.

En casos más graves, como el VIH o el cáncer o bien otras nosologías, vas a deber atender a todas las indicaciones que el médico te dé, tras haber realizado las pruebas pertinentes, con respecto al posible tratamiento como a posibles cambios de hábitos.

Remedios naturales para los ganglios del cuello inflamados

Aparte del tratamiento farmacológico que el médico nos prescriba, en casa podemos proseguirse una serie de consejos y antídotos naturales para estar mejor y acudir a que la inflamación desaparezca más velozmente. Por ejemplo, uno de los mejores antídotos caseros para desinflamar los ganglios del cuello es aplicar calor en la zona por medio de compresas o paños empapados en agua templada para que se reduzca la inflamación, como tomar baños de vapor, sobre todo, si es una infección respiratoria.

Aparte de aplicar calor en el cuello, otro antídoto es tener en cuenta que la alimentación es recomendable que la observes hasta el momento en que te recuperes y veas que la inflamación de los ganglios del cuello se ha reducido. Por ejemplo, estos son determinados consejos sobre la alimentación:

  • Disminuye el consumo de sal para evitar retención de líquidos y, en consecuencia, de grasas que favorecen la aparición de bultos. También es bueno que aumentes la ingesta de proteínas provenientes de la carne, huevos y lácteos para suprimir toxinas.
  • La piña es buen comestible en estos casos por sus propiedades antiinflamatarias.
  • La naranja ayudará a que aumentes las defensas cuando los ganglios los tengas inflamados por una infección en las vías respiratorias altas.

Desde Sabioz aguardamos haberte ayudado a advertir y conocer los síntomas y tratamientos de los ganglios del cuello inflamados, aunque recuerda que es muy esencial que consultes siempre y en toda circunstancia al médico para que te prescriba los fármacos y te indique los mejores cuidados conforme tu caso, pues pueden cambiar mucho conforme la causa.

Síntomas y tratamiento de los ganglios del cuello inflamados - Remedios naturales para los ganglios del cuello inflamados

Este artículo es meramente informativo, en Sabioz no tenemos capacitad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún género de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier género de condición o malestar.

Si quieres leer más artículos similares a Síntomas y tratamiento de los ganglios del cuello inflamados, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Enfermedades y efectos secundarios.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario