Té de jazmín: para qué exactamente vale y de qué manera hacerlo

El té de jazmín ganó singular popularidad en China durante la dinastía Ming, cuando los motivos florales estaban de tendencia y cubrían pinturas, vajillas y bordados en la sociedad y en la cultura china. Aunque el tipo más frecuente de té de jazmín sea el té verde (pues se hace desde esta infusión), también existen el té blanco de jazmín, el té oolong y el té negro de jazmín.

Pero, ¿sabías que este ingrediente no es únicamente perfecto en el campo gastronómico? El té de jazmín es esencial hoy en día para la creación de muchos antídotos caseros y lociones de belleza, conque si quieres descubrir más sobre sus increíbles propiedades, no te pierdas este nuevo artículo de Sabioz. Té de jazmín: para qué exactamente vale, de qué manera hacerlo y beneficios. ¡Te lo contamos!

Té de jazmín: propiedades

Para realizar el té de jazmín se debe cosechar primero el tradicional y ya conocido té verde. A continuación, este se guarda hasta la cosecha de flores de jazmín y, para finalizar, el té se perfuma durante múltiples días para adquirir su singular aroma y fortalecer sus beneficios.

A continuación te presentamos ciertas grandes propiedades del té de jazmín:

  • Antioxidantes
  • Antivirales
  • Antibacterianas
  • Calmantes
  • Emenagogas

Para qué sirve el té de jazmín

Ahora que conocemos las propiedades del té de jazmín más esenciales, veamos con más claridad cuáles son los principales beneficios del té de jazmín:

  • Combate el agobio y la ansiedad: las propiedades calmantes del té verde y el relajante aroma del jazmín hacen de esta infusión un brebaje idóneo para calmar los síntomas del agobio y de la ansiedad. Si tienes inconvenientes de insomnio, también te invitamos a probar el té de jazmín para dormir.
  • Ayuda a inspeccionar el peso: muchos son los nutricionistas que coinciden en que agregar té de jazmín a tu dieta puede asistirte a perder peso con sensiblemente más velocidad. Esto se debe a las propiedades saciantes del té de jazmín, pues consumir una taza antes de cada comida puede asistirte a perder el hambre de forma notable. Puede que también te interese aprender cuáles son Las mejores infusiones para quemar grasas.
  • Alivia los síntomas del resfriado: las propiedades antibacterianas y antivirales del té de jazmín son las encargadas de actuar como aliadas de tu sistema inmune. Gracias a ello, superar el malestar general producido por el resfriado es sensiblemente más fácil.
  • Mejora la salud cardiovascular: el té de jazmín es una gran fuente de antioxidantes, lo que explicaría por qué es una infusión tan buena para el corazón. Las catequinas, teaflavinas y flavonoides (antioxidantes) contenidos en una taza de té, sumados a las propiedades emenagogas del té de jazmín pueden reducir la inflamación de los vasos sanguíneos y progresar el flujo de sangre por tu cuerpo.
  • Previene enfermedades: son otra vez las propiedades antibacterianas del té de jazmín el motivo por el como una taza de esta infusión al día puede asistirnos a prevenir multitud de enfermedades.
  • Combate los signos de la edad: los antioxidantes que contiene el té de jazmín consiguen combatir los radicales libres de la piel, evitando de esta manera la oxidación de esta y la aparición de un enorme número de signos de la edad. Si quieres prevenir el envejecimiento prematuro o mitigar ciertas líneas de expresión, lo más conveniente será que te hagas con una loción antiaging formulada a base de té de jazmín. Si quieres conocer productos similares, no te pierdas este artículo sobre Aceites naturales para suprimir arrugas.

Cómo hacer té de jazmín

La mayoría de las bolsas de té de jazmín que adquieras, como las variedades de hojas sueltas vendrán con instrucciones sobre de qué manera prepararlo, en tanto que el proceso puede cambiar conforme el té. Las temperaturas y los tiempos de remojo son los componentes más propensos a mudar cuando se usan diferentes tés de jazmín, no obstante, generalmente, debes hacer el próximo procedimiento:

  • Prepara la bolsa de té: si estás empleando una bolsa de té ya comprado, puedes saltar al siguiente paso. Para aquellos que prefieran sus infusiones de té con hojas sueltas, por lo general se añade una cucharada sopera bien grande por cada taza de agua que se desee servir.
  • A continuación, pon el agua a hervir a unos 73º centrígrados (163,4 ºF). Si el té de jazmín es puro, hervir el agua a demasiada temperatura podría dar como resultado un sabor muy amargo, conque presta atención al proceso.
  • Deja el té de jazmín en remojo durante 2 minutos aproximadamente antes de servir. Si puedes, déjalo en una tetera bien tapada y, ahora, sírvelo.
  • Cómo tomar té de jazmín

    Una vez hayas dejado tu té descansando durante dos minutos, sírvelo en una taza y no agregues ningún edulcorante.

    Puede que, al principio, te cuesta acostumbrarte al sabor de la infusión. Sin embargo, el té de jazmín tiene un sabor frágil y sutil que podría verse perjudicado si añadieras azúcar o miel a tu taza. La mayoría de los productores de té de jazmín aconsejan evitar agregar cualquier género de edulcorante, pues de esta manera se evita alterar el perfil del sabor del té de jazmín.

    Dónde adquirir té de jazmín

    Hoy en día, el té verde de jazmín está libre tanto en pequeños mercados y en tiendas especializadas como en tiendas en línea. No obstante, y como resulta lógico, desde Sabioz te invitamos a apostar siempre y en toda circunstancia por hojas de té de jazmín tan naturales como sea posible, conque dirígete a un herbolario de confianza para adquirir el mejor producto.

    Té de jazmín – contraindicaciones

    No hay muchas contraindicaciones a tener en consideración antes de consumir té de jazmín, no obstante, sí has de saber que hay determinados riesgos asociados con el consumo de té de jazmín a lo largo del periodo de gestación. Por ello, desde Sabioz te invitamos a no tomar té de jazmín a lo largo del embarazo. A continuación te presentamos ciertas advertencias que deberías tener en consideración y determinados posibles efectos secundarios del té de jazmín:

    • Problemas a lo largo del embarazo: debido a su composición química, el té de jazmín y los aceites esenciales de jazmín se han relacionado con contracciones tempranas a lo largo del embarazo y con otros efectos negativos. Además, las propiedades emenagogas de esta hierba podrían causar sangrado a lo largo del embarazo.
    • Irritación estomacal: el té de jazmín contiene substancias como el ácido en grandes cantidades, lo que podría irritar el recubrimiento del estómago si se tomaran grandes cantidades de esta infusión. Sin embargo, frente a un consumo moderado de té de jazmín, este efecto secundario no debería darse en absoluto.
    • Interacción con otros fármacos: si estás en tratamiento por algún inconveniente de salud y tomas medicación diariamente, consulta con tu médico la posibilidad de consumir té de jazmín antes de tomarlo.

    Si quieres leer más artículos similares a Té de jazmín: para qué exactamente vale y de qué manera hacerlo, te invitamos a que entres en nuestra categoría de Comida y bebida.

    Deja un comentario